Administración Biden dice a agencias federales que no exijan a empleados que se vacunen

Por Zachary Stieber
10 de Junio de 2021
Actualizado: 10 de Junio de 2021

La Administración Biden dijo esta semana que las agencias federales no deben obligar en general a los trabajadores a vacunarse contra la COVID-19 como condición previa para trabajar de forma presencial.

“La Administración anima encarecidamente a todos los estadounidenses, incluidos los empleados y contratistas federales, a vacunarse. Los empleados deben recibir tiempo libre remunerado para vacunarse y hacer frente a cualquier efecto secundario. En la actualidad, la vacunación contra la COVID-19 no debe ser, en general, una condición previa para que los empleados o contratistas de los departamentos y agencias ejecutivas (agencias) trabajen en persona en edificios federales, en terrenos federales y en otros entornos que requieran sus funciones laborales”, dijo el grupo de trabajo Safer Federal Workforce en un nuevo anuncio.

Aunque los trabajadores y los contratistas pueden compartir información sobre si han recibido o no una vacuna, las agencias “no deben exigir a los empleados o contratistas federales que revelen dicha información”, añadió el grupo de trabajo.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Más de la mitad de los aproximadamente 2.1 millones de empleados federales trabajaban desde casa durante la pandemia de la COVID-19, según una encuesta de 2020 (pdf) que se publicó en abril. El 59 por ciento de teletrabajo supuso un salto respecto a solo un 3 por ciento antes de la pandemia.

Pero a medida que la pandemia disminuye, cada vez más empleados vuelven al trabajo, lo cual recalca la importancia de la orientación sobre la vacunación.

La orientación se produjo después de que la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo dijera que las empresas no infringirían las leyes federales si decidieran obligar a los trabajadores a vacunarse, siempre que hicieran excepciones por motivos médicos o religiosos.

Las “leyes federales de empleo no impiden que un empleador exija a todos los empleados que entran físicamente en el lugar de trabajo que se vacunen contra la COVID-19, siempre y cuando los empleadores cumplan con las disposiciones de ajuste razonable” de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Ley de Derechos Civiles, dijo la comisión.

Sin embargo, podrían aplicarse las leyes estatales y locales, añadió.

Un hombre recibe la vacuna contra la COVID-19 en Chicago (Illinois) el 8 de junio de 2021. (Scott Olson/Getty Images)

Algunas empresas privadas han comenzado a exigir a los trabajadores que se vacunen contra la COVID-19. El Metodista de Houston, un sistema hospitalario de Texas, sancionó esta semana a cerca de 200 trabajadores que se negaron a cumplir con el mandato y no alegaron o no lograron alegar una exención médica o religiosa.

Marc Boom, CEO del sistema, dijo que los trabajadores “han decidido no poner a sus pacientes en primer lugar”. Se enfrentan a un despido si siguen negándose a vacunarse.

Matthew Staver, presidente de Liberty Counsel, un grupo cristiano que representa a diversos clientes, dijo a The Epoch Times que la ley federal sí parece prohibir a las entidades que exijan a los trabajadores que se vacunen porque las vacunas que se administran actualmente en Estados Unidos están autorizadas para uso de emergencia y no están aprobadas.

“La ley federal dice específicamente que no se puede coaccionar u obligar a nadie a recibir uno de estos medicamentos autorizados por los EUA”, dijo.

“Sería una cosa diferente si estuvieran totalmente aprobadas. Sin embargo, eso se centra solo en la ley federal, que no tiene en cuenta la ley estatal independiente que proporciona derechos adicionales a los empleados”, añadió.

En abril, el Departamento de Defensa dijo en un memorando (pdf) que los supervisores no pueden, en general, preguntar a los empleados si se han vacunado contra la COVID-19.

La COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

El grupo de trabajo de la Administración Biden reaccionó previamente a la actualización de la guía sobre uso de la mascarilla de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades diciendo que los empleados federales y los contratistas que están totalmente vacunados pueden prescindir de las mascarillas y dejar de distanciarse socialmente cuando trabajan en el lugar. La expresión “totalmente vacunado” se refiere a una persona que ha recibido al menos dos o más semanas antes la vacuna de Johnson & Johnson o la segunda dosis de la vacuna de Moderna o Pfizer.

Las personas que no están totalmente vacunadas deben seguir usando una mascarilla y distanciamiento social, y los límites de ocupación del 25 por ciento siguen vigentes para todos los edificios federales. Algunos republicanos han pedido a la administración que vuelva a trabajar in situ, señalando que cada día se vacunan más estadounidenses, mientras que las métricas de la COVID-19, como los casos y las hospitalizaciones, han descendido considerablemente.

“Es hora de comenzar la transición al lugar de trabajo”, escribió la representante Jody Hice (R-Ga.) en una carta reciente a Kathleen McGettigan, directora en funciones de la Oficina de Administración de Personal. “Si la intención de la administración es prolongar los acuerdos de trabajo a distancia, entonces es conveniente mantener un debate político exhaustivo en torno a las cuestiones relacionadas”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber
Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS