Administración Trump comprará otras 100 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de Moderna

Por Tom Ozimek
12 de Diciembre de 2020
Actualizado: 12 de Diciembre de 2020

La administración Trump planea comprar otros 100 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de Moderna, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

El acuerdo de compra, anunciado por el HHS en un comunicado de prensa el viernes, llevará el número total de dosis de la vacuna de Moderna que posee el gobierno federal a 200 millones, con una opción posterior para comprar 300 millones de dosis adicionales.

“Asegurando otros 100 millones de dosis de Moderna para junio de 2021 se amplía aún más nuestro suministro de dosis a través del portafolio de vacunas de la Operación Warp Speed”, dijo el secretario del HHS Alex Azar, en un comunicado.

Llamada mRNA-1273, la vacuna Moderna está pendiente de aprobación para uso de emergencia, con una revisión por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que se espera para el 17 de diciembre. Una vez que sea aprobada, la vacuna comenzará a ser distribuida de inmediato y se proporcionará sin costo alguno a los estadounidenses.

“Esta nueva compra federal puede dar a los estadounidenses una confianza aún mayor en que tendremos suficiente suministro para vacunar a todos los estadounidenses que lo deseen para el segundo trimestre de 2021”, dijo Azar.

La administración Trump había pedido previamente 100 millones de dosis de la vacuna de Moderna, que la compañía comenzó a fabricar mientras se realizaban los ensayos clínicos. Llevar a cabo procesos de desarrollo y fabricación en paralelo fue parte de la estrategia para que las vacunas y terapias de COVID-19 estuvieran disponibles en un tiempo récord.

La vacuna fue desarrollada conjuntamente por Moderna y científicos del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), el organismo dirigido por el Dr. Anthony Fauci.

Una junta independiente de supervisión de la seguridad que supervisaba los datos del ensayo clínico de la vacuna candidata de Moderna revisó los datos del ensayo y llegó a la conclusión de que la vacuna era segura, prevenía la enfermedad en el 94 por ciento de los voluntarios que recibieron la vacuna y, en general, era bien tolerada.

Moderna es la segunda compañía en solicitar a la FDA la autorización de uso de emergencia, y la vacuna de Pfizer/BioNTech recibió la aprobación final el sábado.

Wesley Wheeler sostiene una muestra del vial que se utilizará para transportar la vacuna Pfizer contra el COVID-19 durante una audiencia en Washington el 10 de diciembre de 2020. (Samuel Corum/POOL/AFP vía Getty Images)

El general del ejército Gustave Perna, que forma parte de la Operación Warp Speed de la administración Trump, dijo el sábado que los camiones se pondrán en marcha el domingo a medida que las compañías de transporte UPS y FedEx comiencen a entregar la vacuna Pfizer/BioNTech a cerca de 150 centros de distribución en todo el país, con la primera vacuna COVID-19 de la nación empezando a llegar a los estados el lunes por la mañana.

Unos 450 centros de distribución adicionales recibirán la vacuna entre el martes y el miércoles, y se espera que se envíen unos 3 millones de dosis a todo el país en el inicio.

Perna dijo que las autoridades sanitarias decidirán quién tiene acceso prioritario a la vacuna, que se administra en dos dosis, con unas tres semanas de diferencia.

Antes de la aprobación de la FDA, la agencia emitió un análisis detallado (pdf) que concluía que la vacuna Pfizer-BioNTech “cumplía con los criterios de éxito prescritos”.

En cuanto a la seguridad, la FDA revisó los datos de unos 38.000 participantes de 16 años de edad o más, y encontró “un perfil de seguridad favorable, sin que se identificaran problemas de seguridad específicos que impidieran la emisión de una AUE [autorización de uso de emergencia]”, según el análisis.

Sin embargo, el análisis señaló que “actualmente no hay datos suficientes para sacar conclusiones sobre la seguridad de la vacuna en subpoblaciones como los niños menores de 16 años, mujeres embarazadas, lactantes y personas inmunodeprimidas”.

Las personas que participaron en el estudio sí experimentaron una serie de efectos secundarios después de tomar la vacuna, y la FDA señaló que los más comunes fueron reacciones en el lugar de la inyección (84.1 por ciento), fatiga (62.9 por ciento), dolor de cabeza (55.1 por ciento), dolor muscular (38.3 por ciento), escalofríos (31.9 por ciento), dolor en las articulaciones (23.6 por ciento) y fiebre (14.2 por ciento).

Varios expertos que forman parte de un panel asesor que votó el jueves para recomendar la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech para la autorización de uso de emergencia han expresado su preocupación por los posibles efectos de la vacuna en los adolescentes, argumentando que no hay suficientes datos de seguridad para concluir que es segura para los jóvenes de 16 a 17 años.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS