Administración Trump pide a juez confiscar a Bolton anticipo de 2 millones de dólares de su libro

Por Tom Ozimek
01 de Agosto de 2020
Actualizado: 01 de Agosto de 2020

La administración Trump pidió a un juez federal en Washington ordenar la confiscación del anticipo de 2 millones de dólares del libro del exasesor de Seguridad Nacional John Bolton más las regalías de su contrato de libros, con base en la violación de procedimientos de autorización.

De acuerdo con un expediente judicial presentado el 30 de julio y obtenido por Bloomberg, el gobierno alega que Bolton rompió acuerdos de confidencialidad al seguir con la publicación de sus memorias sin completar correctamente una revisión previa a la publicación de su libro para asegurar que no contenía ninguna información clasificada.

Aunque Bolton presentó un manuscrito de sus memorias, “La habitación donde sucedió”, para revisión por parte de los funcionarios de la administración, no recibió una autorización escrita para publicarlo, dijo el gobierno en el documento, según cita Bloomberg. El reportaje decía que en varias ocasiones se le dijo a Bolton que publicar el libro sin dicha autorización sería contra la ley.

El abogado de Bolton, Chuck Cooper, escribió en un artículo de opinión en The Wall Street Journal que Bolton autorizó su libro con Ellen Knight, la directora principal del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), para la revisión previa a la publicación de los materiales escritos por el personal del NSC. Cooper detalló algunas de las interacciones entre Knight y Bolton y dijo que la revisión del libro pasó por “laboriosas” interacciones que terminaron con lo que él entendió como una aprobación verbal pero que no se proporcionó ninguna carta formal de autorización.

“Escuchamos de la Casa Blanca el 8 de junio, el consejero adjunto del Consejo de Seguridad Nacional, John A. Eisenberg, afirmó en una carta que el manuscrito del Sr. Bolton contenía información clasificada y que publicar el libro podría violar los acuerdos de confidencialidad”, escribió Cooper, añadiendo que vio los mensajes de la Casa Blanca como un “intento transparente de usar la seguridad nacional como pretexto para censurar a Bolton”.

El exconsejero de seguridad nacional John Bolton discute las “amenazas actuales a la seguridad nacional” durante un foro moderado por Peter Feaver, el director de la Gran Estrategia Americana de Duke, en la Universidad de Duke el 17 de febrero de 2020 en Durham, Carolina del Norte. (Melissa Sue Gerrits/Getty Images)

En una entrevista de junio con ABC, Bolton dijo que el libro no contiene información clasificada y que presentó su manuscrito para una autorización previa a la publicación solo “por mayor precaución”.

“Cuando escribí el libro, para empezar, fui bastante consciente de evitar poner algo que pensaba podría considerarse clasificado, y no creí que tuviera que poner el libro en proceso de aprobación previo a la publicación por esa razón”, dijo Bolton. “Pero lo hicimos por mayor precaución y luego pasó por complicados meses de asegurar que no había nada clasificado y hoy lo creo encarecidamente”.

Trump, que calificó la publicación del libro “totalmente inapropiada”, sugirió que Bolton podría enfrentarse a responsabilidad criminal por publicar sus memorias, diciendo “Yo consideraré cada conversación conmigo como presidente altamente clasificada. Así que eso significa que si él escribió un libro y el libro sale, ha quebrantado la ley. Eso significa que podría tener problemas penales. Eso espero”.

La administración Trump presentó una demanda el 16 de junio buscando bloquear la publicación del libro de Bolton, argumentando que el libro está “lleno de información clasificada” y publicarlo puede comprometer la seguridad nacional.

El juez de distrito de Estados Unidos Royce Lamberth rechazó más tarde el intento de la administración Trump de bloquear el libro pero criticó a Bolton por jugar con la seguridad nacional.

“Ha expuesto a su país a un daño y a sí mismo a una obligación civil (y potencialmente penal)”, escribió Lamberth en su resolución (pdf). El juez dijo que si bien Bolton puede haber precipitado indebidamente el proceso de publicación, también cree que es poco probable que una orden judicial evite un daño irreparable al gobierno, dado que el libro ya había sido difundido ampliamente.

“Pero estos hechos no controlan la moción ante la Corte. El gobierno no ha podido establecer que un requerimiento judicial prevendrá un daño irreparable. Por consiguiente, su moción es NEGADA”, escribió Lamberth en la orden.

Sigue a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Se publican correos privados entre Epstein y Maxwell

TE RECOMENDAMOS