Administración Trump pone fin a las investigaciones gubernamentales que usan tejido de bebés abortados

Por Janita Kan - La Gran Época
05 de Junio de 2019 Actualizado: 05 de Junio de 2019

La administración Trump anunció el 5 de junio que pondrá fin a las investigaciones financiadas con fondos federales y realizadas por científicos del gobierno que utilizan tejido fetal humano obtenido de abortos electivos, una medida que demuestra el compromiso del Presidente de proteger la vida antes del nacimiento.

“Promover la dignidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural es una de las principales prioridades de la administración del presidente Trump”, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en una declaración.

Además de bloquear las investigaciones de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) que utilizan tejido fetal, el HHS también dijo que está notificando a la Universidad de California en San Francisco (UCSF, por sus siglas en inglés) que no renovará un contrato existente con la universidad que involucra tal tipo de investigación.

El contrato de la USCF es el único contrato intramuros –investigación realizada dentro de los NIH– identificado en la declaración. El departamento agregó que esta decisión no se aplicará a los proyectos de investigación externos que reciban subvenciones de los NIH durante el período de su contrato. Sin embargo, los proyectos nuevos o en curso que deseen renovarse serán sometidos a un proceso de revisión más estricto por parte del comité de revisión ética.

Esta decisión sigue a la auditoría y revisión del HHS sobre los fondos federales para las investigaciones que involucran tejido fetal. El departamento lanzó la auditoría el pasado mes de septiembre después de que cancelara un contrato con un proveedor de tejidos fetales con sede en California, Advanced Bioscience Resources, Inc. porque “no era suficientemente seguro que el contrato incluyera las protecciones apropiadas aplicables a la investigación de tejidos fetales o que cumpliera con todos los demás requisitos de obtención”.

El contrato de Advanced Bioscience Resources, por valor de casi 16.000 dólares, se utilizaba para “desarrollar protocolos de pruebas” inyectando el tejido en ratones de laboratorio, según el HHS.

Los NIH han estimado que sus contratos para investigaciones que involucran tejido fetal en el año fiscal 2020 tienen un valor de alrededor de 104 millones de dólares, según su base de datos.

La decisión del HHS fue bien recibida por muchos defensores provida como el grupo nacional Susan B. Anthony List.

La presidente del grupo, Marjorie Dannenfelser, dijo en una declaración: “Esta es una gran victoria provida y agradecemos al presidente Trump por tomar medidas decisivas. Es indignante y repugnante que hayamos sido cómplices, a través de nuestros dólares de contribuyentes, en la experimentación con partes de cuerpos de bebés. El NIH ha gastado 120 millones de dólares al año en experimentos espantosos y poco éticos que involucran corazones, hígados, huesos y cerebros extirpados de bebés demasiado jóvenes y vulnerables para hablar por sí mismos”.

“El presidente Trump sabe que podemos hacerlo mejor como nación y nos anima ver al Director de los NIH, Francis Collins, llevar a cabo el compromiso provida del Presidente. Los fondos de los contribuyentes se gastan mejor promoviendo alternativas que ya se están usando en la producción de tratamientos, vacunas y medicamentos, y para ampliar los métodos que no dependan de la destrucción de niños por nacer, a menudo a través de un aborto de un embarazo avanzado”, agregó Dannenfelser.

Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, dijo en una declaración que la administración ha hecho “una vez más lo correcto al restaurar una cultura de la vida en nuestro gobierno”.

Mientras tanto, los opositores de la decisión dicen que obstaculizará la investigación médica.

Los grupos provida han presionado repetidamente para que la administración Trump prohíba las investigaciones que usan tejido fetal humano obtenido de abortos. El año pasado, los promotores pidieron al presidente Donald Trump que despidiera al director de los Institutos Nacionales de Salud de Obama, el Dr. Francis Collins, por defender la investigación con tejido fetal.

“Existe una fuerte evidencia de que hay beneficios científicos que provienen de la investigación con tejido fetal,[lo que] puede hacerse con [un] marco ético”, señaló Collins, informó Science Mag. Añadió que el tejido fetal “seguirá siendo el pilar”.

El presidente Trump siempre ha demostrado una postura “provida” desde que asumió el cargo. Trump y el vicepresidente Mike Pence se convirtieron en el primer presidente y vicepresidente en dirigirse a la Marcha por la Vida en Washington el pasado enero, y Trump proclamó el 22 de enero de 2018 como el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana.

A principios de mayo, el HHS anunció una regla final para proteger a grupos e individuos de atención de la salud de tener que prestar servicios o participar en los mismos cuando se oponen a estos por razones religiosas o morales, como en casos de aborto, esterilización y suicidio asistido, según la declaración del HHS (pdf).

***

Te puede interesar

Este hombre ayuda a 100 millones de personas a mejorar su salud y elevar su estándar moral asimilándose a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia

TE RECOMENDAMOS