Adolescente molesta con perrita ruidosa, toma macabra decisión y le ata el hocico por varios días

Por Louise Bevan- La Gran Época
01 de Julio de 2019 Actualizado: 01 de Julio de 2019

Los cachorros necesitan amor, atención, comida y mucho tiempo de juego, eso lo sabemos. Pero una tierna perrita llamada Shadow fue castigada por su dueña por hacer ruido, para quien la solución fue cerrar el hocico de su mascota con una liga de pelo.

Shadow, una mezcla de Labrador y pastor alemán de 4 meses de edad, sufrió un dolor intenso con un hocico deforme y cicatrices que durarán toda la vida. Alexis Callen, de Murray, Utah, fue acusada de crueldad contra los animales.

Alexis, de 19 años, primero culpó de las impactantes lesiones de Shadow a una cuidadora de perros, pero más tarde admitió ante la policía que ella le colocó la liga de pelo.

Celestial Zoo, un refugio para perros y gatos del condado de Utah, fue la organización que acudió al rescate de Shadow después que Alexis publicara una foto de la cachorra en Facebook.

En la foto, Shadow se veía en malas condiciones, con un pelaje húmedo y una lesión visible y grave en su hocico. Según The Sun, el posteo de la adolescente de 19 años decía: “Mi cachorra se lastimó mucho y no tengo con qué pagar los gastos para llevarla al veterinario para que le hagan puntos de sutura, así que estoy aquí para llevármela a casa”.

Después de una mayor investigación, Celestial Zoo descubrió la historia de portada de Alexis en la sección de comentarios. “Tuve que hacer un viaje de emergencia para ver a mi familia”, escribió la adolescente, en respuesta a un mensaje de preocupación, “así que pedí a alguien en mi complejo que la vigilara. Cuando volví, su hocico estaba atado, cerrado e hinchado”, dijo.

“Intenté hacer lo que pude para ayudarla -continuó la dudosa declaración-, pero no tengo el dinero para los gastos de las suturas […] Dijeron, que lo hicieron porque no dejaba de quejarse”, añadió Alexis. Pero después confesó. “La dueña admitió haberle puesto la liga de pelo a la cachorra”, dijo un representante de Servicios para Animales de West Jordan a Fox 13.

Mientras Alexis admitió que le dejó la liga de pelo puesta durante 48 horas, las fotos, no para los incautos, contaban una historia más oscura.

El veterinario de Shadow creía que la liga para el cabello la había dejado puesta hasta por dos semanas.

Después de recibir antibióticos y analgésicos, Shadow fue puesta bajo el cuidado de la criadora de perros Caylla Facemyer, quien describió las horribles lesiones de la cachorra. “Se ve aún peor en persona”, dijo. “El lado izquierdo está completamente abierto. Incluso con la boca cerrada se puede ver dentro de ella”, prosiguió conmocionada la madre de acogida. “Esta realmente mal”.

El 18 de junio, Celestial Zoo informó a los seguidores preocupados con una actualización sobre la condición de la perrita en Facebook. “Shadow tuvo que volver hoy al veterinario a buscar un cono”, escribieron, y revelaron que la cachorra luchadora “no estaba contenta” con su cono, pero que todos se sentían aliviados al saber la noticia del arresto de Alexis.

“Estamos emocionados por la rápida acción y esperamos que se haga justicia”, compartieron. Según KUTV, Alexis fue acusada de un delito grave de tortura de un animal de compañí y fue puesta en custodia en la cárcel del condado de Salt Lake.

El Celestial Zoo le dijo a Fox 5 que Shadow se someterá a una cirugía reconstructiva a finales de junio de 2019. Hasta entonces, la perrita no puede comer ni beber como es debido porque la comida y el agua se filtran por la abertura de la mejilla. Se estima que su cirugía cuesta entre 1700 a 1900 dólares, y la organización de rescate de mascotas está recaudando fondos para ayudar a cubrir los gastos.

A la valiente perrita le llevará al menos dos semanas la recuperación de la intervención, según su veterinario. Después de la cirugía, Shadow tendrá que conformarse con alimentos suaves y no masticar juguetes hasta que las delicadas heridas de su boca sanen. “¡Va a ser tan difícil para una cachorra!”  compartió en Facebook Celestial Zoo, ¡y tienen razón!, intenta decirle a una cachorra que el tiempo de juego se pospone.

Sin embargo, a lo largo de su recuperación y más allá, la perrita está en buenas manos. “A ella le encanta llamar la atención”, dijo Caylla, y de ahora en adelante, Shadow recibirá el trato adecuado que se merece.

Esta es la historia de una chica solitaria y acosada que recuperó su autoestima después de asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS