Adolescente compra almuerzo a un hombre sin hogar en Taco Bell y se sienta a comer con él

Por Louise Bevan
02 de Junio de 2021
Actualizado: 03 de Junio de 2021

El impulso de un adolescente de California de almorzar con un hombre sin hogar en Taco Bell ha conmovido los corazones en Internet, gracias a un cliente que filmó la amable situación en el estacionamiento.

El video se hizo viral en TikTok.

Michael Moreno, de Fresno, había parado en el drive-thru de Taco Bell después de la escuela el 16 de abril, cuando conoció a Vance, un hombre sin hogar que se acercaba a los autos pidiendo limosna.

“Dijo que estaba tratando de conseguir el billete de autobús para regresar a su motel”, dijo Moreno, de 16 años de edad, estudiante de San Joaquín Memorial High, a The Fresno Bee.

(Captura de pantalla/Google Maps)

Después de observar cómo Vance intentaba bromear con otros clientes, pero sin lograrlo, Moreno bajó la ventanilla. El adolescente pidió al hombre tres tacos ligeros y una bebida.

Entonces, Moreno tuvo un impulso: le ofreció encontrarse al otro lado del estacionamiento para almorzar.

“Ese día tenía mucho tiempo libre, y él tenía una mirada como si no hubiera tenido un buen día”, dijo Moreno. “Me di cuenta que quería hablar”.

Moreno invitó a Vance —a quien sus amigos llaman “tío Joe”— a sentarse con él en la puerta trasera de su camioneta.

(Cortesía de Itzel Martinez)

Según Moreno, no tuvo que hacer demasiadas preguntas durante su encuentro de 45 minutos. “Parece que las personas en sus circunstancias no siempre pueden hablar con mucha gente”, dijo el estudiante. “Así que hablamos, y yo sobre todo escuché”.

Vance, un habitante de toda la vida de Fresno, le dijo al adolescente que había alternado entre escuelas secundarias antes de conocer a su esposa mientras viajaba por la costa. Tenía una hija biológica y tres hijas adoptadas.

Parecía que Vance había tenido una vida dura, dijo Moreno, pero que no era el único culpable de su situación.

El hombre sin hogar insistió en que estaba trabajando duro para mejorar su vida.

(Cortesía de Itzel Martinez)
(Cortesía de Itzel Martinez)

Sin que lo supieran, mientras charlaban, una mujer que estaba al otro lado del estacionamiento de Taco Bell filmó con su teléfono móvil el picnic en la puerta trasera del auto, que luego compartió en TikTok, describiendo a Moreno como un “enviado del cielo” por tenderle la mano al hombre necesitado.

Hasta la fecha, el video ha recibido más de un millón de visitas; Moreno no sabía que se había hecho viral hasta que un amigo le mostró las imágenes unos días después.

La madre del chico, Sally Moreno, dijo al medio local que está orgullosa de su hijo.

“Hemos hablado en nuestra casa que si uno quiere ayudar a alguien, a veces tiene que interactuar con él”, dijo. “Uno no puede limitarse a arrojar dinero a ese tipo de problemas. Uno tiene que demostrarles que le importa”.

(Cortesía de Itzel Martinez)

El adolescente anima a otros a seguir ese consejo, pero cuando la seguridad lo permita. “No todos las personas sin hogar son malas personas, pero no todas son grandes personas”, advirtió.

Moreno no sabía si él y el hombre sin hogar volverían a encontrarse, aunque no se arrepiente de cómo pasó su hora de almuerzo ese día.

“Vance, simplemente parecía un tipo agradable con quien tener una conversación”, añadió el adolescente. “Me alegra  haberlo hecho”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS