Adolescente mexicana con parálisis cerebral recibe galardón de la UNAM

Nataly tiene 18 años, cursa el sexto semestre del CCH Azcapotzalco con un promedio 9,3 y quiere estudiar Ciencias de la Comunicación
Por La Gran Época
28 de Julio de 2019 Actualizado: 30 de Julio de 2019

Una alumna en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) que nació con retraso psicomotor y parálisis cerebral infantil, fue galardonada por la Universidad Nacional Autónoma de México con una medalla en la categoría Valor.

La joven Nataly Aldana Díaz a lo largo del tiempo “ha demostrado su capacidad y esfuerzo” y “por su tesón, fue galardonada con la Presea Ingeniero Bernardo Quintana Arrioja 2018, que otorga la UNAM junto con la Fundación de Apoyo a la Juventud IAP”, dijo la Dirección General de Comunicaciones de la academia el 27 de julio.

Nataly tiene 18 años, cursa el sexto semestre del CCH Azcapotzalco y quiere estudiar Ciencias de la Comunicación, porque siempre le ha gustado escribir.

“Me ha costado llegar hasta aquí. Nací de seis meses y medio y tuve muchos problemas de salud; los médicos dijeron que no sobreviviría ni 72 horas, y mira dónde estoy ahora, estudiando en el CCH. Muchos pensaban que no superaría las adversidades, y sí lo he hecho, con la ayuda de mi familia”, afirmó orgullosa.

La UNAM destacó que “a Nataly no la ha limitado el retraso psicomotor ni la parálisis cerebral infantil; tiene promedio de 9,3”, en la escala de 1 al 10.

La joven “ganó la medalla en la categoría Valor, al formar un expediente con su historia de vida y los avances que ha tenido desde el momento de su nacimiento”.

Según la UNAM, ella decidió participar en la convocatoria de la presea por sus excelentes logros académicos, desde el nivel básico hasta medio superior.

Cuando envió la documentación sobre sus cursos y reconocimientos, los acompañó junto a sus análisis clínicos y recetas médicas, señalando que ha padecido al mismo tiempo un buen número de problemas de salud y aún así los ha superado.

“También padezco de luxación de cadera, estrabismo diploide y posible glaucoma, pero creo que es sólo un reto más a superar”, dijo Nataly, de acuerdo a la UNAM.

“Me siento muy orgullosa de lo que he podido conseguir y de mi promedio de 9.3”.

“El Colegio me ha ofrecido muchas herramientas para mi desarrollo; me gusta porque aquí aprendemos a ser críticos y autónomos. Siempre hay que ser críticos para actuar con nuestro propio razonamiento sin que nadie nos diga qué hacer”, concluyó la adolescente.

Los ganadores de la Presea Ingeniero Bernardo Quintana Arrioja 2018 reciben una beca mensual por un año, la medalla de plata, un viaje de liderazgo a los Tuxtlas, Veracruz, una computadora y acompañamiento psicológico y capacitaciones de emprendimiento por 12 meses.

***

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS