Adolescente muere con el cerebro plagado de larvas por una infección de tenia

Por Simon Veazey - La Gran Época
29 de Marzo de 2019 Actualizado: 30 de Marzo de 2019

Un adolescente murió después de que su cerebro se plagara con cientos de larvas de una tenia, contraídas con frecuencia por consumo de carne de cerdo.

El caso del joven de 18 años de la India fue presentado en New England Journal of Medicine, y mostraba escáneres por resonancia magnética de su cerebro salpicado de manchas blancas que indicaban formaciones de quistes.

El joven fue ingresado en el Hospital ESIC de Faridabad, India, con ataques epilépticos “tónico-clónicos”.

Estaba en un estado de confusión, con hinchazón sobre el ojo derecho y dolor en la ingle.

 

Dos resonancias magnéticas muestran los quistes en el cerebro del adolescente causados por la infección por tenia. (Nishanth Dev, S. Zafar Abbas, New England Journal of Medicine)

El ultrasonido también reveló que el dolor en su ingle y la hinchazón en el ojo eran causados por quistes adicionales en esas regiones, formados por larvas de la Tenia.

El aspecto más peligroso de la infección por Taenia solium no es la absorción de nutrientes del parásito en el intestino, lo que puede pasar desapercibido durante muchos años.

La Tenia también produce huevos, que pueden propagarse a otras partes del cuerpo, donde forman quistes y dañan tejidos, una enfermedad conocida como cisticercosis.

Si se forman quistes en el cerebro, se conoce como neurocisticercosis y es una de las principales causas de ataques epilépticos en el mundo en desarrollo.

Los medicamentos antiparasitarios se pueden utilizar para tratar las infecciones por tenia y algunos casos de cisticercosis.

Pero el adolescente tenía tantos quistes que sus médicos temían que el medicamento antiparasitario pudiera causar más inflamación e hinchazón en el cerebro y los ojos.

Fue tratado con dexametasona y medicamentos antiepilépticos, pero murió dos semanas después.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las infecciones por Tenia son la principal causa “prevenible” de epilepsia en el mundo en desarrollo.

“Los seres humanos se infectan después de consumir alimentos poco cocinados, en particular carne de cerdo o agua contaminada con huevos de Tenia, o por prácticas de higiene deficientes”, dice la OMS.

“La teniasis es la infección intestinal de la Tenia adulta. Cuando no se trata, se desarrolla una afección más grave conocida como cisticercosis, ya que las larvas de T. solium invaden los tejidos corporales. Cuando las larvas se acumulan en el sistema nervioso central, los músculos, la piel y los ojos, se produce una neurocisticercosis, la forma más grave de la enfermedad y una causa común de convulsiones en todo el mundo”.

Cabeza de una tenia.(Shutterstock)

Las convulsiones tónico-clónicas experimentadas por el adolescente indio son lo que antes se llamaban convulsiones grand mal.

Como su nombre lo indica, las convulsiones tienen dos fases: Primero, la persona pierde el conocimiento a medida que todos los músculos se vuelven rígidos al caer al suelo si está de pie. Luego las extremidades se sacuden rítmicamente.

Según la OMS, “la cisticercosis es una infección natural de los cerdos, pero también puede afectar a los seres humanos, generalmente cuando ingieren tierra, agua o alimentos contaminados con huevos de T. solium, principalmente vegetales”.

“La teniasis y la cisticercosis son comunes en áreas donde las prácticas ganaderas son tales que los cerdos entran en contacto con heces humanas.”

Las infecciones por Tenia también pueden provenir de los pescados.

En California el año pasado se reportó que un hombre se presentó en una sala de emergencias de California queriendo ser tratado por una infección de Tenia.

Los médicos fueron escépticos, hasta que sacó una bolsa con un gusano de un metro y medio dentro.

Al principio, el paciente pensó que “se le estaban saliendo las tripas”, según el Dr. Kenny Bahn, quién lo trató en un hospital de Fresno, describiendo el caso en el podcast This Won’t Hurt a Bit (No dolerá nada).

Al principio, Bhan estaba desconcertado por la forma en que el paciente había contraído el parásito, generalmente asociado con beber agua de pozo en países del tercer mundo.

Pero el hombre no había salido del país, dijo Bahn.

“Luego dijo: ‘Lo único es que me encanta el sushi. ¿Cree que vino del salmón? Como salmón casi todos los días’.

“Le encantaba el sashimi de salmón”, dijo Bahn.

Un plato de sushi preparado por el chef Shimizu. (Juliet Song)

Se sabe que el salmón es portador de larvas parasitarias, que luego pueden convertirse en tenia en el intestino humano.

Sin embargo, el proceso de cocción los mata completamente. Comer pescado crudo conlleva un riesgo, por lo que el sushi de salmón se congela rápidamente, lo que lo hace completamente seguro.

En 2017, una investigación del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) mostró que algunos salmones de Alaska contenían larvas de tenia.

*****************************

Puede interesarte:

La historia de Amy Yu

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas.

TE RECOMENDAMOS