Adolescentes crean corredores florales para que las abejas polinicen y sobrevivan en su ciudad

Por Romina Garcia
23 de Septiembre de 2020
Actualizado: 03 de Octubre de 2020

El buen corazón de un grupo adolescentes y su gran conciencia hacia los seres vivos, se unieron para salvar a las abejas. Entusiasmados por el gran rol que juegan estos pequeños insectos, los jóvenes crearon correderos polinizadores en su barrio con plantas nativas y aptas para las abejas en Newport News, Virginia, Estados Unidos.

Desde hace más de seis meses, Joshua Nichols y Luke Marston, ambos de 14 años, vienen trabajado en el proyecto Bee Byway, buscando sitios aptos para que las abejas polinicen. Desde Huntington Park hasta Newport News Park, no se han detenido consultando especialistas e investigando sobre el tema, informó a Daily Press.

Estos empáticos niños, educados en casa y ganadores de la competencia de robótica FIRST LEGO, encontraron varios lugares en Newport News adecuados para plantar flores y colocar estos corredores polinizadores, mejorando las posibilidades de supervivencia de las abejas.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

Los niños trazaron 52 sitios en la ciudad entre Warwick Boulevard y el río James para colocar los corredor de polinización, y el 7 de marzo realizaron una siembra masiva con 30 espacios voluntarios y otros 300 listos para ayudar.

“Los abejorros son lo que se llama una especie clave”, dijo Luke. “Así que los abejorros, como muchos otros animales como las ostras, apoyan su ecosistema local”, dijo Marston a Daily Press.

(dmohanna/Pixabay)

“Entonces, aunque algunas personas no piensen que los insectos son lindos, sin ellos todos los animales más lindos probablemente morirían añadió Marston a Daily Press.

“La idea detrás de esto se basa en la idea de conectividad”, explicó Nichols a Daily Press. “Conectando áreas naturales existentes a través de áreas naturales adicionales”, agregó.

Los estudiantes campeones en robótica, los Ruling Robot Falcons, se dieron cuenta de la necesidad de ayudar a las abejas, participando del desafío de “modeladores de ciudades”, dijo Amy Nichols, madre de Joshua y entrenadora del equipo. “El desafío para los niños era identificar un problema que tiene que ver con un espacio público y luego desarrollar una solución innovadora”, agregó la mamá.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

Actualmente, el proyecto necesita escuelas, iglesias o propietarios de viviendas dispuestos a ofrecer un espacio verde para convertirlo en un jardín polinizador para ayudar a completar los huecos sin corredores.

Nichols y Marston continuaron con su propósito de ayuda a las abejas incluso durante la pandemia y lograron entregar plantas a más de 60 propietarios, para que puedan agregarlas al proyecto Bee Byway, según The Week.

(PollyDot/Pixabay)

Los estudiantes además crearon una página en Facebook llamada The Bee Byway, donde colocan los registros de los corredores polinizadores e informan sobre las abejas, plantas y todo lo relacionado con la polinización.

¡Hemos estado estudiando abejas desde 2016! ¡Nuestra competición global de premios de innovación comienza hoy y estamos emocionados de ser parte de ella!, dice un posteo en su página.

(PublicDomainPictures /CCO)

Alina Marston, la madre de Marston y también entrenadora del equipo, dijo que ha visto a su hijo florecer a través de las competencias, tanto personal como académicamente.

“Me dice todo el tiempo que no tiene que esperar hasta que sea mayor para hacer una diferencia en el mundo”, dijo Marston. “Él puede hacerlo ahora mismo”, agregó.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Le puede interesar

Película documental: Cuando llega la plaga

TE RECOMENDAMOS