Adolescentes leen “ayuda” en los labios de una joven y evitan su secuestro en una escena de película

Por La Gran Época
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 07 de Septiembre de 2019

Los adolescentes son criticados por sus impulsos a la hora de tomar decisiones, y aunque reciben consejos no se pueden contener. Pero a veces, los instintos de la juventud son tan simples y sencillos que no hay mejor alternativa que seguirlos.

Dos adolescentes de Texas, Aaron Arias y Jamal Harris, estaban en camino para recoger a un amigo y habían detenido su auto en una señal de tránsito. Luego, Jamal, que estaba sentado en el asiento del acompañante, notó un auto a su derecha con una hermosa joven en el asiento trasero.

“Pensé, ‘oh hombre, mira a esta dama, ¡está linda!'”, recordó Jamal a KHOU-TV en 2013. Jamal consiguió la atención de su amigo, señalando a la mujer y los dos chicos trataron de mirarla mejor.

Pero cuando el hombre que conducía el otro auto se volteó para mirarlos, los muchachos tuvieron un mal presentimiento sobre él.

Momentos después, sus ojos se conectaron con los de la joven y vieron en su boca las palabras “ayúdame”. De repente, toda su perspectiva sobre la situación cambió.

“Finalmente hicimos contacto visual y pude ver la expresión seria en su cara, pude leer sus labios y ella dijo ‘ayúdame'”, explicó Jamal a Good Morning America.

Algo en su expresión los convenció de inmediato de que esto no era una broma. Cuando la señal cambió y el otro automóvil comenzó a alejarse, vieron que la joven se volteó y golpeó desesperadamente la ventana trasera.

Los adolescentes podrían haber ignorado la situación o haberse desentendido de sus propios instintos, pero Jamal y Aaron decidieron seguirlos.

Al llamar al 911, Aaron informó que estaban presenciando lo que parecía un secuestro. Los muchachos siguieron al vehículo por 280 km mientras hablaban con la operadora.

Siguieron al secuestrador durante media hora. Al parecer, el conductor se dio cuenta que lo seguían y trató de perderlos. A veces aceleraba tanto que apenas podían mantener el ritmo y otras veces se detenía lentamente.

Minutos después, el vehículo fue interceptado por la policía y detuvo al sospechoso. Habían patrulleros por todos lados. Los chicos vieron la acción desarrollarse desde su propio auto. “¡Gracias a Dios, son geniales!”. Aaron lloraba: “¡Dios mío, deténganlo!”.

“Estaba más que emocionado, porque sabía que alguien iba a detenerlos y que la policía vendría a buscarlos. ‘Y yo solo quería llevarlo a cabo”, exclamó Jamal.

“No necesitas una capa para ser un héroe. Solo tienes que ser tú mismo y responder”, agregó con orgullo.

Los policías atraparon al secuestrador y liberaron a la joven de 25 años. Ella supuestamente había sido secuestrada después de salir de una fiesta de la oficina en el centro de Dallas. Afortunadamente, ella salió ilesa.

Más tarde, la mujer conoció a las dos adolescentes de pensamiento rápido que fueron fundamentales para salvar su vida, y les pudo agradecer. Su abrazo fue la mejor recompensa. Aaron lo llamó “pago por todo lo que hicimos”.

Mira el video a continuación:

Valientes bomberos salvan la vida de un desafortunado perro

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS