Adolescentes ven a un vagabundo contando monedas en un restaurante y deciden hacer la diferencia

Por La Gran Época
04 de Febrero de 2019 Actualizado: 04 de Febrero de 2019

Con tantos adolescentes que tienen mala reputación por todo, desde su elección de música hasta su forma de vestir, puede ser difícil recordar lo bondadosos que son muchos de ellos.

Para este grupo de adolescentes en Corpus Christi, Texas, sin embargo, un simple gesto envió oleadas de inspiración y positividad a través de Internet y nos recuerda a todos que hacer algo bueno es genial sin importar la edad.

Imagen ilustrativa (Crédito: GettyImages/Alex Wong /Staff)

Ryan Cook y Joshua Mechell recogían algo de comida en su Chick-Fil-A local cuando, como más tarde escribieron en Facebook, se dieron cuenta de que un hombre mayor se esforzaba por conseguir el cambio para pagar por su comida.

“Este era un hombre sin hogar que mis amigos y yo vimos en Chick-Fil-A con dificultad para comprar una comida”, escribió Ryan. “Tenía una Biblia gastada en la mesa con una foto de Jesús y algo de cambio que contaba. El personal dijo que venía todo el tiempo pero que no molestaba a nadie ni pedía limosnas, excepto cuando buscaba agua para su perro, Sock”.

Ryan explicó que los muchachos querían hacer la diferencia para el hombre, que evidentemente luchaba para superar cada día. Así que en lugar de pagar por su comida y seguir su camino, lo que sería bastante agradable, se fueron del restaurante con algo mucho más grande en mente.

Los adolescentes fueron a Dick’s Sporting Goods, donde gastaron USD 50 para comprar algunos artículos necesarios para el hombre. Recogieron una chaqueta, un gorro, tres camisas nuevas y un botiquín de primeros auxilios y luego explicaron su propósito a los empleados de la tienda, que les ofrecieron otros 20 dólares para una tarjeta de regalo y algunos de los artículos de exhibición de la tienda.

Dick’s Sporting Goods (Dominio público)

Cuando le dieron la mercancía al hombre, él les dijo que no había recibido nada para Navidad, así que para él, esto era como un regalo de Navidad.

Después de tomar un video y una foto rápida de grupo, los niños publicaron su historia en Facebook con un simple mensaje:

“Solo estoy dando ejemplo a todos los demás. Sea desinteresado y haga el bien a los demás, entonces el mundo sería un lugar mejor para todos”, escribió Cook.

El post fue viral, con 140.000 acciones y más de 40.000 comentarios. Y mientras algunos acusaban a los adolescentes de compartir la historia para llamar la atención, otros usuarios señalaron cómo podría servir de inspiración para otros; no solo sirvió como un punto de luz en el mundo, sino que demostró lo fácil que puede ser hacer una buena acción.

“No se trata de recibir reconocimiento por la buena obra”, escribió un usuario. “A la gente le gusta ver actos de bondad porque a menudo, solo nos enfocamos en lo negativo. Es un buen recordatorio de que hay mucha gente buena que hace cosas desinteresadas por los demás. Además, a veces la gente necesita que se le recuerde lo fácil que es alegrar el día a alguien más. Compartir este video podría inspirar al menos a otra persona a hacer algo bueno por otro que es menos afortunado”.

Ryan estuvo de acuerdo. “Este era el propósito exacto”, explicó. “Informar o llevar a otros a hacer algo grande por uno y otro”.

Este niño espera a su buen amigo, “el recolector de basura” y le regala galletas 

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS