Mamá cariñosa considera “perfecto” a su adorable bebé con gran marca de nacimiento en su cara

Por Louise Bevan
24 de Noviembre de 2020
Actualizado: 24 de Noviembre de 2020

Cuando una pareja de Florida vio la gran marca de nacimiento de su hijo recién nacido, temieron por las implicaciones en su salud. Sin embargo, el amor por su hijo y su hermoso e inusual rasgo nunca ha sido comprometido.

“Mi consejo es que no importe lo que piensen los demás”, escribió la madre Jazmen Hall en Love What Matters. “No deje que el miedo lo gobierne a usted y a su mente”.

(Cortesía de Jazmen Hall)

Jazmen describió el momento en que descubrió que estaba embarazada el 19 de enero de 2019 como el día más feliz de su vida. Ella y su esposo, Justin, lloraron de la felicidad, y Jazmen recordó que su embarazo se desarrolló de forma maravillosa.

“Todos mis ultrasonidos fueron estupendos y el bebé era perfecto y saludable”, explicó Jazmen. “En cada cita médica que tuve, nunca hubo ninguna indicación de nada en la cara de Jase”.

(Cortesía de Jazmen Hall)

Jazmen comenzó el proceso de parto el 24 de septiembre de 2019. Cuando llegó a 3 centímetros de dilatación, el ritmo cardíaco del bebé Jase comenzó a bajar. El equipo médico de la madre decidió hacer una cesárea de emergencia, y el bebé Jase nació sin problemas a las 7:57 p.m. el 25 de septiembre después de 22 horas y media de trabajo de parto.

Jazmen se desmayó por el estrés, el miedo y los medicamentos para el parto, pero recuerda que se despertó en recuperación, donde su marido le dio una inesperada noticia. “Recuerdo que mi marido se acercó a mí y antes de mostrarme a mi hijo, dijo: ‘Bebé, él tiene una gran marca de nacimiento en la cara'”, recordó Jazmen.

(Cortesía de Jazmen Hall)

Recuerdo que miré a mi hijo y me quedé asombrada de lo perfecto que era”, continuó, “y aunque vi la marca de nacimiento, no me importó en absoluto. Lo único que me preocupaba era que mi bebé estuviera vivo y sano”.

Jase nació con una marca de nacimiento de vino de Oporto, resultado del desarrollo anormal de los vasos sanguíneos en la piel, causando así una coloración pronunciada en la parte superior de su cabeza, el lado derecho de su cara, su oreja y unas pocas manchas en su cuello.

(Cortesía de Jazmen Hall)

Lamentablemente, con la marca de nacimiento surgió un motivo de preocupación, dado que los hemangiomas planos pueden indicar un trastorno neurológico llamado síndrome de Sturge-Weber, convulsiones, accidentes cerebrovasculares e incluso glaucoma.

Unas semanas después del nacimiento de Jase, un electroencefalograma (EEG) detectó que el niño ya había tenido una convulsión en el lado opuesto de la marca de nacimiento. Sin embargo, Jazmen recordó que una señora dijo que podría ser una “casualidad” y por lo tanto sugirió que le realizaran otro EEG.

“Recuerdo que mi marido y yo oramos sin parar y le pedimos al Señor que interviniera y tomara el control”, admitió Jazmen. Un segundo electroencefalograma dio resultados “normales”, y la pareja, aliviada y agradecida, se dedicó a buscar un tratamiento preventivo.

(Cortesía de Deanna Barber Photography)

La pareja encontró a un dermatólogo en Orlando cuando Jase tenía 4 meses de edad y comenzó un curso de terapia con láser, a pesar de la agonía de la experiencia de su hijo. “El tratamiento con láser es difícil”, explicó Jazmen. “No hacen crema anestésica. A mi hijo le estaban dando una descarga durante cinco minutos. (…) lo escuchaba llorar, gritar e incluso contener la respiración”.

Jazmen explicó que el tratamiento con láser ayuda a aclarar la marca de nacimiento y es muy beneficioso en el futuro. Sin embargo, la gente se acercó a Jazmen y le dijo que “cuando uno se somete a un tratamiento con láser en una oficina sin ningún tipo de entumecimiento, se siente como si unas bandas de goma calientes le dieran una palmada en la piel, y es doloroso”. La madre preocupada no quiso seguir haciendo pasar a su hijo por tanto dolor y sufrimiento.

Después de seis meses, la pareja se enteró que Jase podía recibir terapia con láser bajo anestesia general, y todo cambió. Al momento de escribir este artículo, Jase está sano y no ha tenido convulsiones durante un año, tiene una presión ocular normal, y ha cumplido con todos los hitos previstos por su grupo de niños con la misma condición.

(Cortesía de Deanna Barber Photography)

Además, los Halls están motivados por la forma en que otros han tratado a su hijo.

“Uno siempre se pregunta cómo tratarán los demás a su hijo, y no ha habido ni una sola persona que haya sido desagradable o mala”, dijo Jazmen. “Todos han sido muy alentadores y agradecemos al Señor por esto. (…) estamos muy bendecidos de todas las formas posibles”.

(Cortesía de Deanna Barber Photography)

Jazmen ahora comparte dulces y privadas fotografías de la vida con Justin y Jase en Instagram.

Para cualquier otra persona que esté pasando por un momento difícil, Jazmen les pide: “Ahora, después de cada tormenta viene un arco iris. El viaje no siempre es fácil”, reflexiona, “pero siempre valdrá la pena”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra la razón

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS