Luego que una niña muere por tragar una pila de botón publican un mensaje de advertencia para padres

Por La Gran Época
08 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Abril de 2019

El Departamento de Investigación de Seguridad en el Cuidado de la Salud (HSIB, por sus siglas en inglés) enciende las alarmas sobre las baterías de botón en los hogares, después de que una niña se tragó una y murió.

“Estas baterías representan un riesgo para los niños pequeños y los bebés”, dijo el director médico del HSIB, el Dr. Kevin Stewart, de acuerdo al Daily Mail. “Las consecuencias de tragarse una pila de botón pueden ser realmente devastadoras”.

La nueva advertencia llega después de que los investigadores de salud revisaran el caso de una pequeña niña que falleció después de tragarse una pila de botón, el tipo de batería que a menudo se encuentra en los controles remotos y los juguetes.

El departamento de seguridad dijo que tan pronto como la batería entra en contacto con una superficie húmeda (como la garganta, la nariz o el oído), ésta comienza a representar un peligro para la salud.

El contacto con una superficie húmeda hace que la batería empiece a descargar su corriente e inicie una reacción química, lo que puede causar que el tejido corporal circundante sufra daños significativos.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/ajcespedes)

Pueden ocurrir graves quemaduras internas, lo que resulta en problemas a largo plazo con la respiración y la deglución. En casos extremos, estas quemaduras químicas pueden incluso causar la muerte.

“Por eso se hace un llamado a las familias durante este período festivo para que estén más atentas y tomen algunas precauciones básicas en su casa”, dijo el Dr. Steward, según el informe.

“Es importante que todo el mundo sepa que estas baterías se pueden encontrar en todas partes, desde juguetes hasta aparatos tales como control remoto, balanzas digitales y llaves de coche.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/webandi)

“La mejor manera de proteger a los niños es poner todo fuera de su alcance y verificar que todos los juguetes tengan tornillos para asegurar las baterías”.

No escuché mis instintos

George Asan, un padre cuya hija pequeña, Francesca, murió después de tragarse una pila de botón, dijo en una entrevista con el Child Accident Prevention Trust: “Me siento culpable porque en ese período de tiempo no escuché a mis instintos”.

Francesca Asan murió en mayo de 2016 después de tragarse el objeto.

“Era una batería de botón”, dijo George, quien más tarde supo por los médicos lo que mató a su hija. “Fui al cajón del armario, donde sabía que teníamos las gafas 3D para el televisor. ¡Era una de las baterías de repuesto!”.

Busqué ayuda médica

La Dra. Rachel Rowlands, de Leicester Royal Infirmary, dijo que las baterías pueden causar lesiones fatales incluso si no tienen suficiente carga para alimentar un dispositivo, según The Metro.

“Insto a todos a que esta Navidad sean conscientes de los peligros que las pilas de botón pueden causar si se ingieren, se colocan en la nariz o en el oído”, dijo.

“Los padres deben llevar a su hijo al servicio de urgencias más cercano de inmediato si creen que se tragó o introdujo una pila de botón”.

Fuera de alcance

Katrina Phillips, directora ejecutiva de Child Accident Prevention Trust, dijo a The Daily Mail: “Las velas de té festivas, los Papás Noel cantantes y las varitas navideñas parpadeantes se alimentan con baterías de litio, muchas de las cuales son muy accesibles para los dedos de los niños curiosos.

“Es preocupante que los niños pequeños se lleven todo a la boca, con consecuencias potencialmente letales”.

“Se animan a las familias a mantener los productos potencialmente peligrosos fuera del alcance de los bebés, los niños pequeños y a ser muy cuidadosos sobre dónde almacenan las baterías de repuesto y las usadas”.

The Child Accident Prevention Trust ha publicado directrices para proteger a los niños de los peligros de las pilas de botón:

Mantenga todas las baterías de repuesto en un recipiente sellado fuera del alcance y la vista de los niños, idealmente en un armario alto y con cerradura.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/saulhm)

Mantenga los productos con pilas fuera del alcance si el compartimento de las pilas no está asegurado.

Ponga de inmediato las pilas gastadas o descargadas fuera de su alcance y llévelas al contenedor de reciclaje de forma segura.

Evite los juguetes de mercadillos, tiendas de descuento o tiendas temporales (ya que pueden no cumplir con las normas de seguridad), y tenga cuidado al comprar en internet o desde el extranjero.

Enseñe a los niños mayores que las pilas de botón son peligrosas y que no deben jugar con ellas ni dárselas a sus hermanos y hermanas menores.

Pareja hace todo lo posible para superar la muerte de su hijo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS