Aeroméxico despide piloto “héroe” de Durango: el avión partió con un aprendiz no autorizado

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
07 de Septiembre de 2018 Actualizado: 07 de Septiembre de 2018

Carlos Galván Mayrán, el piloto “héroe” del vuelo AM-2431 de Aeroméxico accidentado durante el despegue en Durango el 31 de julio, fue removido del cargo por permitir volar a otro piloto en entrenamiento, sin autorización.

José Armando Constantino Tercero, director de análisis de accidentes e incidentes de aviación de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)  dijo esta semana que el aprendiz iba sentado en el asiento del copiloto cuando el avión despegó. El piloto a cargo tomó los controles poco antes del accidente, reportó El Financiero.

El avión de Aeroméxico despegó con tres tripulantes de vuelo en la cubierta de vuelo, y el primer oficial en entrenamiento estaba volando en el asiento derecho, reportó Aeroinside en relación a una conferencia de prensa del,5 de septiembre de DGAC en México.

“Sin embargo, la capacitación del primer oficial en entrenamiento no había sido autorizada y no se llevó a cabo de acuerdo con los protocolos requeridos”, destaca el informe.

“Aunque esto no es la causa del accidente, generará una respuesta administrativa por parte de la DGAC para establecer las responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes”, agrega a continuación.

Esto significó el despido de los tres pilótos.

A poco de despegar se desploma avión de Aeroméxico con 97 pasajeros: ningún fallecido. (Captura de Vídeo)

Aeroméxico separó de su cargo a los tres pilotos este jueves, argumentando que estaban “violando deliberadamente las políticas, manuales y procedimientos de nuestra compañía”, agregó El Financiero,

“La conducta de los tres pilotos en la cabina de mando no se llevó a cabo conforme a los protocolos establecidos, violando deliberadamente las políticas manuales y procedimientos de nuestra compañía (…); por tal motivo, estos tres pilotos ya han sido separados de la empresa”, dice el documento firmado por el director general de la aerolínea, Andrés Conesa.

Informes sin detalles

La investigación del accidente arrojó que “el despegue comenzó en un escenario de viento de cabeza, que rápidamente se transformó en un fuerte viento de costado derecho y finalmente un fuerte viento de cola como resultado de una micro explosión”, señala Aeroinside, de acuerdo a la DGAC.

Hasta la fecha no se encontraron fallas técnicas en los motores que luego se separaron del ala, y tampoco encontró factores humanos que hayan contribuido en el accidente.

Los meteorólogos realizaron pruebas con simuladores y dijeron que ninguna tripulación de vuelo pudo atravesar el escenario con un resultado diferente a lo sucedido en Durango.

Aeroinside destaca que el 6 de septiembre de 2018, la DGAC publicó el informe técnico preliminar en español con gráficos y fotos de cámaras de vigilancia que muestran el desarrollo del tiempo; pero en el texto no hay “ninguna narración de la secuencia del accidente en absoluto, excepto que el informe menciona específicamente la presencia de una micro explosión sobre el aeródromo”.

“Los gráficos de simulación sugieren que la aeronave se elevó con viento cruzado de aproximadamente 11 nudos y estaba en la ascensión inicial, cuando el viento cruzado derecho se intensificó a 33 nudos y se convirtió en un viento de cola de 24 nudos, haciendo que la aeronave pierda altura otra vez”.

Los gráficos mostraron que el avión alcanzó una altura máxima de aproximadamente 30 pies.

El 3 de agosto de 2018, la Unión Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo de México informó que la decisión de partir el avión la tomó exclusivamente el capitán del vuelo, luego que el controlador le proporcionó la información meteorológica del momento. “La tormenta que se movía sobre el aeródromo no duró más de 5 minutos, el cambio del clima fue repentino”.

Vista aérea del accidente de AeroMéxico el 31 de julio de 2018 (KEVIN ALCANTAR/AFP/Getty Images)

EL avión Aeromexico Connect Embraer ERJ-190, realizando el vuelo AM-2431 desde Durango a la Ciudad de México con 99 pasajeros y 4 tripulantes, rechazó el despegue desde la pista 03 de Durango afectado por una tormenta aproximadamente 15: 15.

Tras el impacto viró a la izquierda de la pista, se extendió por el extremo de la pista y estalló en llamas a la distancia de la vista del delantal del aeropuerto.

Quedó destruido, pero no hubo víctimas mortales por lo que se felicitó al piloto Carlos Galván.

Las cajas negras del avión confirmaron que la evacuación se completó en 90 segundos.

Dos personas recibieron lesiones graves, 83 personas recibieron lesiones menores. Arturo Duhart, director de seguridad corporativa de Aeroméxico, dijo recientemente que  todos los pasajeros han sido dados de alta del hospital. Once pasajeros estadounidenses que sobrevivieron al accidente demandaron a la aerolínea en agosto.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS