El ataque con la “madre de todas las bombas” no deja víctimas civiles en Afganistán

14 de Abril de 2017 Actualizado: 14 de Abril de 2017

El ataque de Estados Unidos contra una red de túneles de ISIS en Afganistán el pasado jueves usando la llamada “madre de todas las bombas”, mató a 36 combatientes del grupo extremista y no dejó ninguna víctima civil.

El jueves el Comando Central de Estados Unidos informó que al usar esta poderosa arma (MOAB, por sus siglas en ingles), el ejército de Estados Unidos tomó todas las precauciones para evitar bajas civiles con este ataque, y hoy ha sido confirmado por las autoridades afganas que no hubo víctimas civiles, según AP.

El ataque sobre el complejo de túneles en la provincia de Nangarhar, es el lugar donde operaba la filial afgana de ISIS y está cerca de la frontera con Pakistán.

(Hoy el Comando Central de EE. UU. dio a conocer el video del lanzamiento de “la madre de todas las bombas” en Afganistán)

Testigos del lugar comentaron la potencia del arma empleada

Según Shah Wali, de 46 años, que vive en Goor Gari, a 15 kilómetros de la frontera con Nangarhar, “fue una explosión ensordecedora”. Wali comentó que estaba durmiendo cuando escuchó una “explosión muy fuerte”, publicó AP.

El residente dijo que decenas de aldeanos salieron también de sus casas y que más tarde se acercó a la frontera, donde se encontró con otros vecinos. Añadió que a lo lejos se veía una humareda.

[Imágen de la “Madre de todas las bombas”. “Bombas de EE. UU. destruyen bastión de grupo Khorasan (ISIS) en Afganistán”]

Ni muertos ni heridos civiles

El hospital central en la provincia oriental de Nangarhar no recibió muertos ni heridos del ataque, afirmó Inamullah Meyakhil, portavoz del centro médico.

No hay propiedades civiles cerca del lugar donde impactó la bomba, afirmó el gobernador del distrito, Ismail Shinwari.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, definió la operación como una “misión muy, muy exitosa”.

Los logros del ataque también fueron confirmados por el Ministerio afgano de Defensa en un comunicado: “Varias cuevas y reservas de municiones de la milicia radical quedaron destruidas”, según informa AP.

“Era el arma correcta contra el objetivo correcto”, indicó por su parte el general John W. Nicholson, comandante de las tropas estadounidenses en Afganistán durante una rueda de prensa en Kabul, en alusión al ataque contra un complejo de túneles, cuevas y búnkers en el distrito Achin de Nangarhar, que ISIS utilizaba como una base de operaciones.

(Tuit de la misión del ejercito de EE. UU. en Afganistan, haciendo referencia a las palabras del General John W. Nicholson. “Era el arma correcta contra el objetivo correcto”)

(General John W. Nicholson, comandante de las tropas estadounidenses en Afganistán, durante una rueda de prensa en Kabul)

TE RECOMENDAMOS