Agentes fronterizos patrullan nuevamente gracias al cambio del programa de asilo que entró en vigor

Se mantiene en México la política de reducir drásticamente el cruce de familias, que estaban ocupando el tiempo de los agentes fronterizos en la gestión del transporte, la vivienda y el cuidado de los niños
Por Charlotte Cuthbertson
04 de Diciembre de 2019 Actualizado: 04 de Diciembre de 2019

YUMA, Arizona – Agentes fronterizos en Yuma regresan a patrullar después de meses de haber sido inundados por las oleadas de inmigrantes ilegales que alcanzaron su punto máximo en mayo.

El tráfico ilegal en el sector de Yuma casi se triplicó en el año fiscal de 2019 con más de 68,000 extranjeros detenidos. Los agentes arrestaron a unas 450 personas al día en mayo.

Los dos centros de detención del sector -con una capacidad combinada de 410 personas- fueron invadidos. Las bahías de vehículos se convirtieron en instalaciones de detención temporal, ya que a finales de abril tuvieron que amontonar a más de 1100 personas que luego serían procesadas.

A principios de julio, el Congreso aprobó un proyecto de ley para asignar fondos suplementarios para la asistencia humanitaria. De esta manera, Yuma pudo construir una tienda de campaña temporal para alojar a 500 personas, lo que alivió la presión.

Ahora, debido a la combinación de los Protocolos de Protección al Migrante, el despliegue de la Guardia Nacional Mexicana y la construcción de un nuevo muro, las cifras de Yuma han disminuído.

Los agentes en Yuma están arrestando actualmente a 30 personas en los días más ajetreados, muy lejos de las 450 al día de mayo. El centro de detención tuvo 70 personas detenidas el 27 de noviembre.

“El solo hecho de poder patrullar la frontera es lo más importante”, dijo el agente de la Patrulla Fronteriza de Yuma, José Garibay, acerca de la disminución en el número de personas. En mayo, cuando al menos la mitad de los agentes del sector se dedicaban al transporte, procesamiento y cuidado de las familias y los niños, el tiempo para patrullar era muy limitado.

Garibay dijo que aunque el número de adultos solteros de México es menor al 10% de las detenciones, entre ellos había “muchos asesinos, violadores de niños, abusadores de niños”.

“Estábamos capturando a muchos criminales violentos y reincidentes que intentaban entrar al país y que habían sido capturados dos, tres, cuatro, cinco veces antes”, dijo.

Dijo que de los 68,000 extranjeros deportables detenidos en el sector de Yuma este año fiscal, solo alrededor del 7.5% afirmó que tenía miedo de regresar a su país de origen, lo que iniciaría el proceso de asilo.

“Mucha gente afirma que estas personas están huyendo por salvar sus vidas y que no tienen otra opción”, dijo Garibay. Pero, dijo, en Yuma, ese no es el caso.”Es todo por dinero. Es la misma razón por la que la gente [siempre ha venido] aquí, la única diferencia es que estos individuos traen niños con ellos y los usan como escudos para mover los hilos del corazón de Estados Unidos y del resto del mundo”.

La Patrulla Fronteriza procesa a un grupo de extranjeros ilegales después de que cruzaron de México a Yuma, Arizona, el 13 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Dijo que la gran mayoría de los extranjeros viajaron desde su país de origen -predominantemente guatemaltecos- hasta la frontera, en autobuses o camionetas con aire acondicionado.

“Así que cuando salen de Guatemala, o de donde sea, el lunes, el miércoles o el jueves, están aquí en la frontera, y el viernes o sábado ya están en las calles de Estados Unidos”, dijo.

“Es así de simple este proceso para ellos, especialmente durante el apogeo de la crisis”.

Muchos que cruzaban hacia Yuma se dirigían a uno de los cuatro destinos comunes: Homestead, Florida; Charleston, Carolina del Sur; Houston, Texas; u Oakland, California.

Adultos inmigrantes ilegales con niños fueron liberados en los Estados Unidos con pulseras de monitoreo instalados en  un tobillo y con fechas programadas para sus audiencias de inmigración.

Garibay dijo que un estudio realizado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Charleston encontró que el 90% de las familias que fueron liberadas con brazaletes de vigilancia del tobillo los cortaron.

“Imaginen cuántos hay al otro lado de la frontera”, dijo él.

México da un paso adelante

Garibay atribuye la implementación de los Protocolos de Protección al Migrante (MPP) y el despliegue de la Guardia Nacional que realizó México en su frontera norte como los principales factores que cambiaron la situación.

También conocido como “Permanecer en México”, el MPP es un acuerdo entre Estados Unidos y México, bajo el cual aquellos que cruzan la frontera ilegalmente probablemente se van a alojar en México, en lugar de ser liberados en Estados Unidos, mientras esperan los procedimientos judiciales.

El programa todavía no se implementa en todos los sectores a lo largo de la frontera suroeste, pero en Yuma sí, y ha demostrado ser muy efectivo. Los solicitantes de asilo y otras personas que cruzan a Yuma son procesados por la Patrulla Fronteriza y enviados a Mexicali, México, para esperar los procedimientos.

“Eso fue muy desalentador para ellos, porque les quitó el 100% de las posibilidades de ser liberados en el país solo porque tienen un hijo”, dijo Garibay.

Sin embargo, el MPP aún no está operando en el vecino sector fronterizo de Tucson, Arizona, y es claro que las cifras están aumentando a medida que los contrabandistas desvían el tráfico fronterizo ilegal de Yuma.

Durante los primeros seis meses de 2019, el número de arrestos de Yuma fue más alto que en Tucson. Sin embargo, después de mayo, cuando la MPP se empezó a implementar en Yuma, sus aprehensiones disminuyeron de casi 7200 en junio a 795 en octubre. En Tucson, las detenciones alcanzaron los 5500 en junio, luego descendieron a 4000 en agosto, antes de aumentar de nuevo a más de 6350 en octubre.

“Una vez que consigamos que el MPP atraviese toda la frontera suroeste, será un gran cambio porque no les permitirá aprovechar esa laguna jurídica”, dijo Garibay.

Un camión de la Patrulla Fronteriza recorre una carretera cerca de la frontera México-Estados Unidos en Yuma, Arizona, el 12 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Puntos de control se vuelven a abrir

Yuma tuvo que cerrar sus tres puntos de control en marzo, abril y mayo, ya que más de la mitad de los agentes de la Patrulla Fronteriza del sector fueron dirigidos a hacer frente a la crisis humanitaria.

“No sabemos lo que está sucediendo”, dijo el jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector de Yuma, Anthony Porvaznik, el 17 de abril. “El año pasado se incautó un poco menos de 1800 libras de metanfetamina en nuestros puestos de control. Este año, estamos muy por debajo de eso porque nuestros puestos de control no ha estado abiertos todo el tiempo. Esa es una gran cantidad de libras de metanfetamina, son drogas peligrosas que llegan a las comunidades de todo Estados Unidos, porque no se detienen en Yuma”.

Al igual que los de entrada, los puntos de control en las carreteras son una gran ayuda para encontrar narcóticos ilícitos escondidos en los vehículos.

Durante dos días en octubre, los agentes descubrieron más de 100 libras de metanfetamina con un valor estimado de 240.000 dólares en los puestos de control de Yuma. Durante un fin de semana se incautaron otros 450.000 dólares en metanfetamina, cocaína y fentanilo.

Nuevo Muro

La construcción de un nuevo tramo de 22 millas del muro justo al este del puerto de entrada de San Luis terminó justo antes del Día de Acción de Gracias. Gran parte de la pared de acero de bolardos tiene una altura de 30 pies, y reemplaza la antigua cerca de la estera de aterrizaje de 1990, que era esencialmente de planchas de hierro corrugado de 13 pies.

“Es una gran mejora de lo que teníamos antes”, dijo Garibay.

La cerca tiene una placa anti-escalada en la parte superior, y las lamas de acero están reforzadas con barras de refuerzo y hormigón. No es impenetrable, pero Garibay espera que detenga o frene la mayoría de los cruces ilícitos.

“Va a hacer una muy diferente para la gente que está trabajando aquí”, dijo. “Este es un gran cambio para nosotros”.

Están programadas otras 31 millas de barrera construirse al este de la nueva cerca, así como un tramo de 5 millas al lado del Río Colorado, donde gran parte del tráfico de familias estaba cruzando.

***

Descubre

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

TE RECOMENDAMOS