Agitadores armados atacan coches policiales durante una protesta, dice jefe de policía de Detroit

Por Zachary Stieber
29 de Junio de 2020
Actualizado: 29 de Junio de 2020

Un grupo de agitadores armados con martillos, atacó dos coches de policía a últimas horas del domingo, dijo el jefe de la policía de Detroit, James Craig, a los periodistas el lunes 29 de junio.

Un grupo de 25 a 30 personas, algunos de ellos con camisas de “Black Lives Matter”, rodearon uno de los coches bloqueando la trayectoria del vehículo y saltando sobre el capó de la camioneta.

El policía que conducía el SUV lo hacía lentamente, hasta que la ventana trasera se rompió.

“Los agentes informaron que una vez que escucharon que la ventana trasera se rompió (…) no estaban seguros de que no les estuvieran disparando”, dijo el jefe de policía. “Ellos aceleraron para salir de allí en caso de que les disparen”.

Fue entonces cuando aceleraron, causando que muchos del grupo se desacoplen del vehículo.

Varios hombres que se habían subido al capó, se agarraron cuando el conductor aceleró. Después de detenerse brevemente, el conductor se alejó rápidamente, alcanzando velocidades de hasta 25 millas por hora.

“Los oficiales hicieron lo correcto”, dijo Craig. “Tuvieron que tomar una acción rápida y evasiva”.

Un vehículo del Departamento de Policía de Detroit con la ventana trasera rota. (Departamento de Policía de Detroit)

Si los oficiales se hubieran detenido, su vehículo podría haber sido destruido, añadió.

La situación se desarrolló en la autopista Vernor, y la investigación sigue en curso.

En grupo había personas armadas con martillos, dijo Craig, sin embargo los oficiales no están seguros qué usaron para romper la ventana. Sospechan que fue una patineta.

Craig leyó un mensaje de texto —que dijo era de una mujer que estaba en la protesta— que “ellos estaban conspirando para provocar a la policía. Cuando me iba, vi a esos mismos tipos golpeando el vehículo de la policía sin razón alguna”, dijo la mujer no identificada, en el mensaje.

Los manifestantes pasan por la entrada del Little Caesars Arena en Detroit, Mich., el 7 de junio de 2020. (Seth Herald/AFP vía Getty Images)

La protesta comenzó sin problemas el domingo pasado antes de aumentar a 300 o 350 personas, según los oficiales de policía, quienes también afirmaron que la mayoría de las protestas de las últimas semanas han sido pacíficas.

Una vez que los manifestantes comenzaron a ponerse violentos, se convierten en criminales, dijo Craig. El jefe de policía describió a algunos del grupo como agitadores, destacando que a fines de mayo individuos similares causaron una destrucción desenfrenada.

El comportamiento violento del domingo incluyó a varias personas que saltaron sobre el coche de policía, dijo.

Las imágenes de vídeo, tomadas desde un solo un ángulo, circularon ampliamente el domingo por la noche, derivando en acusaciones que los oficiales embistieron a los manifestantes. No está claro cuántas personas, si es que hubo alguna, resultó herida. Los oficiales de policía dijeron que no estaban al tanto de ningún herido.

Jae Bass, de 24 años, uno de los jóvenes que estaba en el capó, dijo que se puso delante del vehículo para intentar impedir que el agente de policía siguiera conduciendo.

“En respuesta a eso, se limitó a bajar la velocidad”, dijo Bass al Detroit Free Press. “Él se fue súper rápido. Yo y un par de otros organizadores que estaban conmigo, nos lanzamos. Volamos. El atropelló los brazos y los pies de un par de personas. Él pisó el teléfono de ella. Creo que yo fui la última persona en el coche. Yo solo estaba sosteniendo el coche. Pude sentir que aceleraba y luego me tiró del auto”.

Bass fue uno de los integrantes del grupos que rodearon a dos oficiales de policía antes de que éstos regresaran a su vehículo y se alejaran.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra

Black Lives Matter: Qué es y cómo actúa este movimiento

 

TE RECOMENDAMOS