Alcances del patógeno virus aviar H7N3 que afecta a Oaxaca y Puebla

10 de Abril de 2015 Actualizado: 16 de Abril de 2015

 

La Organización Mundial de Salud Animal (OIE) confirmó los brotes de virus de influenza aviar H7N3 altamente patógena en los estados Oaxaca y Puebla, de México.(Mapa)

Este virus causó tres brotes importantes en las Américas en los últimos 10 años y “ha causado graves pérdidas económicas en las regiones afectadas”, comprometiendo a millones de aves, según un estudio previo de los investigadores Lu Lu y Samantha Lycett, publicado en 2014 en Plos One.

El 8 de abril, la OIE señaló que el nuevo brote se detectó el 9 de marzo en Santiago Yaitepec, Oaxaca, donde fallecieron 90 aves de un total de 200. Como medida preventiva se destruyeron las 110 restantes.

Con la misma fecha se detectó otro brote en Tehuacán, Puebla, que mató a cuatro aves y enfermó a 49. Como medida de precaución se destruyeron las restantes 320 que se encontraban en la granja.

“Hasta ahora, ningún vínculo epidemiológico ha sido identificado entre entre ambos brotes”, afirmó la OIE.

Tras la notificación de los propietarios de la muerte súbita en las aves los servicios veterinarios oficiales confirmaron la presencia del subtipo H7N3 de virus de alta patogenicidad de la gripe aviar.

Las medidas de control que se implementaron de inmediato, “son, entre otros: la cuarentena, restricciones de movimiento, sacrificio sanitario y de muestreo en las esferas de actividad y a distancia focal variable”, concluyó el informe.

El estudio del virus publicado por Lu y Lycett, investigadores de la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Glasgow, reveló que el virus H7N3 de México se originó a partir de otro virus de baja patogenicidad proveniente de América del Norte “a través de eventos de reordenamiento muy complicados”,relacionados a las aves migratorias.

Los investigadores encontraron que diferentes segmentos del virus fueron aportados por las aves acuáticas silvestres de diferentes rutas migratorias estadounidenses provenientes del Norte.

Cinco de los ocho segmentos (HA, NA, NP, M, NS) se introdujeron a partir de aves silvestres que migran a lo largo de la ruta de América del Norte que va por el centro del país, y los restantes segmentos PB2, PB1 y PA, fueron introducidos a través de la ruta de América del Norte occidental.

“Estos resultados ponen de manifiesto un posible papel de México como un sitio propicio para la recombinación de los virus, ya que es donde las aves silvestres de diferentes rutas de migración se mezclan durante el invierno”, destaca el estudio.

Brote epidémico de 2012-2013

En la epidemia anterior del virus de influenza aviar en México, en junio de 2012 las autoridades reportaron que los brotes de H7N3 se iniciaron el 13 de junio en tres granjas comerciales en el estado de Jalisco, causando síntomas de la gripe en los pollos. En tan solo el reporte inicial, 1 millón de aves eran susceptibles a enfermarse, 587.160 se enfermaron y 211.424 murieron, informó el Servicio Geofísico de EEUU.

Entre junio a julio de 2012, los brotes que ocurrieron en granjas comerciales en Jalisco se propagaron por los estados vecinos de México hasta agosto de 2013.

Virus aviar H7 en humanos

Los investigadores informaron en 2014 que de acuerdo al reporte de la OMS en 2013, el virus de influenza H7 de las aves acuáticas migratorias de Asia Oriental se introdujo en los patos domésticos en China en varias ocasiones durante la última década y, posteriormente,  por redistribución génica con el virus H9N2, generó un nueva cepa, el virus de influenza humana H7N9, resultando en 44 muertes humanas en China, desde su primera detección marzo 2013.

Estos resultados indican que los subtipos H7 en las aves silvestres “son una amenaza potencial para huéspedes mamíferos”, concluyó la investigación del equipo de Lu y Lycett

 

TE RECOMENDAMOS