Alfredo Casero destaca la misión de Shen Yun “de hacer algo por el bien, por la belleza y por lo que es justo”

Alfredo Casero destaca la misión de Shen Yun “de hacer algo por el bien, por la belleza y por lo que es justo”

El actor Alfredo Casero resaltó la alegoría de la puesta en escena de El Rey Mono y el mensaje de esperanza ante el horror. (La Gran Época)

15 de Junio de 2015

BUENOS AIRES, ARGENTINA – El Rey Mono, de la compañía neoyorquina Shen Yun Performing Arts, realizó ayer su última función en Buenos Aires, que fue también la última función de su gira por Latinoamérica.

El actor Alfredo Casero estuvo entre el público y después de la función compartió sus impresiones con respecto al espectáculo: “La alegoría que me deja es de búsqueda, con un Rey Mono arrastrando a un montón de personas no santas a las que les da la santidad que todos tenemos, en búsqueda de todo lo que es bueno para el hombre, bajo esa consigna del bien, de la tolerancia y la bondad”.

También hizo referencia al trasfondo de Shen Yun, que se dedica a la cultura tradicional china pero tiene su sede en Nueva York y no puede actuar en China. Entre otras razones, esto se debe a que en los espectáculos de Shen Yun se denuncia la persecución a la disciplina espiritual Falun Dafa, perseguida en China desde 1999.

“¡Falun Dafa es bueno! Que cada uno de los que quieren o quisieran venir a ver esto sepan que está prohibido en China y que la gente mucho no lo sabe. No saben la lucha que tiene un montón de gente que está siendo en este momento sojuzgada, presionada –y asesinada incluso– por la práctica de una cosa cuyos ideales tienen que ver con la esencia –con lo que yo creo– para la vida”.

También contó que le llamó la atención la actitud de los artistas. “Me pasó esta vuelta –que fue el último show– de ver la emoción de los artistas al despedirse, eso me llamó mucho la atención. Después, la intención de hacer algo por el bien, por la belleza y por lo que es justo”.

Algo que también destacó fue la belleza de los colores y de la puesta en escena, aunque también en ello que va más allá.

“La belleza no está solo en lo que ves, sino que tiene perfección, y perfección es trabajo arduo. Esa es mi más grande emoción: que esté bien hecho, que sea lindo”.

“Una bella y misericordiosa puesta ante algo horroroso que llena de esperanza, que es la gente peleando, y con una práctica que tiene que ver más con los cinco mil años de China que con los últimos 60 años de revolución comunista”, concluyó.

Para mantenerse informado sobre Shen Yun y sus próximas presentaciones, consulte su sitio web aquí.