Algunas unidades rusas se retiran de Ucrania tras la promesa de Moscú de reducir sus operaciones

Por Tom Ozimek
30 de Marzo de 2022 11:23 AM Actualizado: 30 de Marzo de 2022 11:23 AM

La inteligencia británica dijo el miércoles que algunas unidades rusas con fuertes afectaciones regresaron a casa o se dirigieron a la vecina Bielorrusia, mientras que funcionarios occidentales expresaron dudas sobre la promesa de Moscú de reducir las operaciones militares en Kiev y Chernihiv.

“Las unidades rusas que sufrieron grandes pérdidas se vieron obligadas a regresar a Rusia y Bielorrusia para reorganizarse y reabastecerse”, dijo el Ministerio de Defensa británico en una actualización del 30 de marzo.

La retirada parcial de tropas es una prueba de que las fuerzas rusas están teniendo dificultades para reorganizar sus unidades en algunas partes de Ucrania y es probable que dicha retirada genere presión sobre las ya tensas cadenas logísticas militares rusas, dijo la inteligencia británica.

“Es probable que Rusia continúe compensando su capacidad de maniobra terrestre reducida a través de ataques masivos de artillería y misiles”, agregó la fuente, y cualquier aumento en los bombardeos aumenta el riesgo de víctimas civiles.

La guerra en Ucrania ha causado miles de muertos y heridos y ha obligado a más de 4 millones de personas a abandonar sus hogares.

La gente camina por una zona residencial que fue destruida como resultado de un ataque con cohetes hace dos semanas en Kiev, Ucrania, el 28 de marzo de 2022. (Anastasia Vlasova/Getty Images)

Christo Grozev, investigador principal de Rusia en Bellingcat, un grupo de periodistas de investigación, dijo en un mensaje por Twitter el martes que había “señales claras” de que las tropas rusas de la zona de Kiev estaban regresando a territorio ruso.

Rusia anunció el martes, tras negociaciones cara a cara en Estambul (Turquía), que iba a “disminuir radicalmente” su actividad militar cerca de Kiev y Chernihiv.

Según el viceministro de defensa de Rusia, la razón alegada fue para “construir confianza y crear condiciones para continuar las conversaciones y lograr el objetivo final de acordar y firmar un tratado de paz”.

Soldados ucranianos cargan a una mujer herida durante la evacuación de civiles en la ciudad de Irpin, al noroeste de Kiev, Ucrania, el 8 de marzo de 2022. (Sergei Supinsky/AFP vía Getty Images)

Funcionarios y analistas occidentales y ucranianos han expresado dudas sobre la escala de la retirada y su justificación.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una sesión informativa el martes que la inteligencia estadounidense había detectado un pequeño número de fuerzas terrestres rusas alejándose del área de Kiev, pero parecía ser un reposicionamiento de las fuerzas, “no una retirada real”.

El ejército de Ucrania advirtió el martes que la aparente retirada de las fuerzas rusas de las ciudades norteñas de Kiev y Chernihiv probablemente sea solo una rotación de tropas que “tiene como objetivo engañar” a las fuerzas ucranianas.

El gobernador de la región de Chernihiv, en el norte de Ucrania, dijo el miércoles que no vio una disminución en los ataques rusos a pesar de la promesa de Moscú de reducir las operaciones militares allí.

“¿Creemos en ella [la promesa]? Por supuesto que no”, dijo el gobernador Viacheslav Chaus en la aplicación de mensajería Telegram.

Chernihiv, en el norte de Ucrania, está a unas 93 millas de Kiev.

Un hombre camina frente a un edificio residencial dañado por un bombardeo en la ciudad de Chernihiv, el 4 de marzo de 2022. (DIMITAR DILKOFF/AFP vía Getty Images)

El asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovych, dijo el miércoles que Rusia está moviendo fuerzas del norte al este de Ucrania para tratar de rodear a las tropas ucranianas allí, pero que mantiene algunas cerca de Kiev.

Los analistas del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un grupo de expertos de EE.UU., dijeron el martes que las fuerzas rusas “aún no han abandonado sus ataques contra Kiev”, a pesar de las afirmaciones de Moscú.

“Las fuerzas rusas continuaron luchando para mantener sus posiciones más avanzadas en las afueras del este y el oeste de Kiev, incluso cuando las unidades gravemente dañadas se retiraron a Rusia desde otros lugares en los ejes de Kiev y Chernihiv”, dijeron los analistas de ISW.

El equipo de ISW también puso en duda la justificación dada por Rusia para reducir sus operaciones militares cerca de Kiev y Chernihiv.

“Es probable que los funcionarios rusos presenten estas decisiones, impulsadas por la realidad militar, como propuestas que demuestran la voluntad de Rusia para participar en un alto al fuego serio o en negociaciones de paz, [pero] posiblemente es para ocultar el hecho de que aceptaron el fracaso de sus esfuerzos en el eje de Kiev”, escribieron.

Restos de un tanque ruso destruido cerca de una estación central de trenes que se utilizó como base rusa, el 29 de marzo de 2022, en Trostyanets, Ucrania. (Chris McGrath/Getty Images)

En las conversaciones de paz del martes, los negociadores ucranianos hicieron una serie de propuestas, entre ellas que Kiev aceptara no unirse a alianzas ni albergar bases de tropas extranjeras. Sin embargo, Ucrania tendría garantías de seguridad similares a la cláusula de defensa colectiva del “Artículo 5” de la OTAN.

Otras propuestas incluyen discusiones sobre el destino de la región sureste de Donbas. Rusia le ha exigido a Ucrania que entregue Donbas a los separatistas y que implemente un período de consulta de 15 años sobre el estatus de Crimea, anexada por Rusia en 2014.

El principal negociador de Rusia, Vladimir Medinsky, quien calificó las conversaciones como “constructivas”, dijo que la delegación de Rusia estudiaría y presentaría las propuestas al presidente ruso, Vladimir Putin.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.