Alimentos que favorecen la salud hepática

14 de Marzo de 2016 Actualizado: 14 de Marzo de 2016

El hígado es un órgano muy importante y mantenerlo saludable es fundamental para sentirse bien. Cuando se encuentra en buenas condiciones y fuerte todo marcha correctamente, pero cuando está inflamado o sobrecargado enseguida el cuerpo lo empieza a sentir.

Es uno de los órganos que está más activo durante las horas nocturnas, metaboliza muchas enzimas, proteínas y vitaminas y, además, cumple tareas imprescindibles de depuración junto con el sistema linfático. Por eso aunque es importante controlar y cuidar nuestra alimentación durante todo el día saber qué es lo mejor para consumir antes de dormir es fundamental.

A continuación te contamos algunos de los mejores alimentos para favorecer la salud hepática por la noche:

Verduras de hojas verdes: acompañar la cena con verduras de hojas verdes favorece a tu hígado ya que son ricas en fibra, vitaminas del complejo B y ácido fólico, todos compuestos que estimulan las funciones hepáticas y renales.

Alcachofas: las alcachofas fortalecen el hígado y la vesícula biliar, mientras que estimulan la depuración de toxinas y grasas del organismo, cuidan la digestión y estimulan la renovación celular.

Pasas de uva: son grandes aliadas del hígado, una fuente natural de antioxidantes que favorecen la depuración de este órgano vital mientras que aportan otros nutrientes importantes para el organismo. Así que agregar algunas pasas de uva a la cena ayudará a mejorar la función del hígado durante la noche.

Remolacha: la remolacha además de ser una de las verduras más sabrosas aporta muchos nutrientes que favorecen la salud y el funcionamiento de todo el organismo pero principalmente el del hígado. La remolacha aporta betalaína, fibra, hierro, betacianina, ácido fólico y más. Además favorece la limpieza y eliminación de toxinas del hígado favoreciendo su salud.

Zanahorias: las zanahorias son ricas en agua, flavonoides y beta-carotenos, compuestos que ayudan a combatir problemas hepáticos como la inflamación o la cirrosis.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS