Alimentos “orgánicos” falsos de China: 6 cosas que debes saber antes de comprarlos

Por Louise Bevan
29 de Julio de 2019 Actualizado: 29 de Julio de 2019

En los Estados Unidos les encanta la comida orgánica. Como parte de un movimiento hacia la salud holística en los últimos años, muchas personas tratan de comprar productos orgánicos siempre que es posible. Pero cada vez es más probable que sus alimentos orgánicos provengan de China en lugar de cerca de casa.

Los agricultores orgánicos en los Estados Unidos son incapaces de mantenerse al día con la demanda masiva, por lo que los alimentos son importados regularmente desde el extranjero. Un informe del 2017 de Food Safety News indica que hasta el 80 por ciento de los alimentos orgánicos comprados y consumidos en Estados Unidos son importados, y China es uno de los principales proveedores.

Debido a los extraordinariamente bajos costos de producción de China, los Estados Unidos pueden enviar productos al otro lado del mundo por menos de lo que cuesta cultivarlos en casa. Pero eso podría ser un gran error desde el punto de vista de la salud, y aquí está el por qué.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Amateur007/Shutterstock)

Sigue leyendo para saber seis cosas importantes sobre los alimentos “orgánicos” de China.

1. Hay una falta masiva de regulación ambiental

Residentes chinos caminando junto a un río muy contaminado en Zhugao, provincia de Sichuan, en el 2009. (Crédito: Getty Images | PETER PARKS/AFP)

“Orgánico certificado” es una etiqueta que tiene cierto peso en China. Los productores de alimentos no están autorizados a añadir pesticidas, herbicidas, metales pesados o toxinas a sus cultivos, pero los reglamentos omiten actualmente consideraciones sobre factores ambientales externos como la contaminación.

Por lo tanto, ¿una falta de reglamentación a qué equivale? Así es, una falta de reastrabilidad. Las toxinas ambientales ciertamente no estarán escritas en la etiqueta de los alimentos.

2. Los productos “orgánicos” chinos se cultivan utilizando agua muy contaminada

Un hombre lava verduras en el lago de agua dulce más grande de China en el 2007; el lago Poyang está contaminado significativamente con metales pesados. (Crédito. Getty Images | MARK RALSTON/AFP)

El jefe del Ministerio de Recursos Hídricos de China reveló que hasta 40 por ciento de los ríos del país están “seriamente contaminados”, según The Guardian. Los lagos no son mucho mejores y el daño es visible; los lagos chinos contaminados se infectan frecuentemente con la proliferación de algas, convirtiendo la superficie del agua en un “verde brillante e iridiscente”.

Dependiendo de la parte del país en la que se cultivaron los alimentos orgánicos, esta misma agua contaminada puede haber sido utilizada para regar los cultivos.

3. Los suplementos herbales pueden estar corrompidos con metales pesados

Un niño que pasa junto a varias hierbas utilizadas en la medicina tradicional china para su venta en el mercado de Caizhuanyue en Yulin, al sur de China, en el 2015. (Crédito: Getty Images | JOHANNES EISELE/AFP)

Los suplementos herbales chinos son frecuentemente empleados por sus propiedades desintoxicantes. Lo que los hace tan buenos desintoxicantes es que son porosos, por lo que absorben las cosas malas y las transportan fuera de su cuerpo.

Sin embargo, esta cualidad porosa significa que las hierbas también pueden absorber metales pesados del ambiente en el que crecieron. Estudios anteriores han encontrado que la chlorella de China está contaminada con aluminio, arsénico, cadmio e incluso plomo, que es tóxico para el consumo.

4. Algunos proveedores han falsificado las etiquetas de los alimentos orgánicos

Alimentos orgánicos producidos localmente en una tienda en Beijing el 12 de enero del 2009. (Crédito: Getty Images | PETER PARKS/AFP)

Ya en el 2011, Cornucopia Institute felicitó al gobierno federal por identificar a una empresa china no certificada que falsificó un certificado orgánico. El certificado falso se usó para pasar soja, mijo y trigo sarraceno inorgánicos bajo las narices de las autoridades de inspección de alimentos.

¿Por qué se salieron con la suya al principio? Sigue leyendo.

5. El 70% de los productos “orgánicos” de China se saltan la inspección oficial

Imagen ilustrativa. (Crédito: Trong Nguyen/Shutterstock)

Según se informa, el Centro de Certificación de Alimentos Orgánicos de China (COFCC) solo inspecciona el 30 por ciento de los productos alimenticios “orgánicos” producidos en China; el USDA depende de agencias externas para manejar el resto.

Luo Min, funcionario del Centro de Desarrollo de Alimentos Orgánicos de China, dijo a Reuters que “hay diferentes estándares y varias organizaciones que llevan a cabo la certificación”. Sin normas uniformes, una etiqueta “orgánica” de China podría no valer el papel en el que está impresa.

6. El problema en la cima

Cajas de naranjas esperan inspección en la sección de aduanas y cuarentena del mercado mayorista de Xinfandi en Beijing, 2011. (Crédito: Getty Images | FREDERIC J. BROWN/AFP)

El New York Times informó que una auditoria de las operaciones de inspección de alimentos en China reveló al menos 10 granjas o fábricas administradas por el estado que “planteaban un potencial conflicto de intereses”. Tampoco estaba “claro” si estas granjas habían violado las normas alimentarias orgánicas.

Hay una cantidad alarmante de ambigüedad en torno a la seguridad de los alimentos chinos importados. Si te gusta comer orgánico, entonces investiga lo más que puedas y ten cuidado; tu salud depende de ello.

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS