Alimentos para el cerebro que reducen el riesgo de padecer Alzheimer

Por DAVID JOCKERS , WWW.ORGANICLIFESTYLEMAGAZINE.COM
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

Por David Jockers, Revista de Estilo de Vida Orgánico

La enfermedad de Alzheimer es una de las enfermedades de más rápido crecimiento en el mundo industrial. Se caracteriza por una degeneración masiva del cerebro que causa alteraciones en la memoria, la cognición y la personalidad. En última instancia, el Alzheimer causa la muerte. Aproximadamente 5.4 millones de estadounidenses tienen Alzheimer y se espera que ese número aumente a 15 millones para el año 2050. Tome acción ahora para prevenir y revertir la enfermedad de Alzheimer con estrategias naturales.

La enfermedad de Alzheimer paraliza el cerebro hasta el punto en que no se pueden formar nuevos recuerdos. En la etapa final de la enfermedad de Alzheimer, las personas afectadas no pueden satisfacer sus necesidades más básicas. La mayoría de los individuos sobreviven de 5 a 10 años.

Imagen ilustrativa. (StockSnap/Pixabay)

La enfermedad de Alzheimer crea una enorme carga económica

Estas personas necesitan cuidados constantes, lo que crea una enorme carga económica para la familia. Nuevos informes muestran que hay más de 15 millones de estadounidenses que cuidan a alguien con Alzheimer. Esta es una tremenda carga financiera, física y emocional. El cuidador promedio que cuida a una persona con Alzheimer encuentra más de USD 50,000 en gastos de su propio bolsillo cada año.

La investigación ha demostrado que el desarrollo y el progreso de la enfermedad de Alzheimer están altamente influenciados por factores del estilo de vida. Un estudio reciente publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease confirmó informes anteriores que el Alzheimer se caracteriza por la inflamación crónica y la resistencia a la insulina en el cerebro. Los investigadores han titulado este patrón patofisiológico diabetes tipo 3.

Mala señalización del azúcar en la sangre

Estos investigadores encontraron que a medida que los patrones de señalización del azúcar en la sangre se interrumpen, esto conduce a un aumento del azúcar en la sangre y a la formación de productos finales glucolíticos avanzados (AGE, por sus siglas en inglés). Los AGE son altamente inflamatorios y causan destrucción masiva en todo el cuerpo y tienen afinidad por el tejido neurológico. Los AGE destruyen la función de la membrana celular y dañan la actividad de los receptores de insulina creando un círculo vicioso de elevado nivel de azúcar en la sangre y estrés inflamatorio.

semillas
Imagen ilustrativa. (garavitotfe/Pixabay)

El cerebro es principalmente agua, grasa y colesterol. Todos estos son elementos clave para promover una función cerebral saludable y reconstruir un cerebro dañado.

La dieta adecuada para combatir el Alzheimer es rica en:

1. Vegetales densos en fitonutrientes
2. Grasas saludables
3. Fuentes limpias de proteínas

Las fuentes saludables de grasa como el coco, el aguacate, el aceite de oliva y las nueces y semillas germinadas deben desempeñar un papel central en la dieta para promover una función cerebral saludable.

Proteínas limpias y superalimentos

Carne-saludable
Las proteínas saludables incluyen carne roja alimentada con pasto y pollo, pavo y huevos orgánicos.  (DanaTentis/Pixabay)

Las proteínas saludables incluyen pescado capturado en el medio silvestre, carne roja alimentada con pasto y pollo, pavo y huevos orgánicos. La carne de res alimentada con pasto está cargada con ácidos grasos omega 3 de cadena larga, grasa saturada, colesterol, vitamina B12 y ácido linoleico conjugado, que son todos necesarios para una función neurológica saludable. Además, la carne de res alimentada con pasto contiene carnosina, el salmón salvaje contiene astaxantina, y los huevos orgánicos alimentados con pasto contienen retinol, luteína y zeaxantina. Estos antioxidantes liposolubles protegen el cerebro y el tejido neurológico de los AGE y otros radicales libres dañinos.

Los productos lácteos fermentados crudos 100%, provenientes de animales alimentados con pasto, como el amasai, el kéfir, el queso y el suero de leche, están repletos de nutrientes que construyen el cerebro y protegen el intestino y desinflaman el cuerpo. Hierbas súper nutritivas como cúrcuma, canela, clavo de olor, orégano, romero, tomillo, jengibre, albahaca, boswellia, etc. deben ser usadas tanto como sea posible.

Especias
Las hierbas superalimentos como la cúrcuma, la canela, el clavo, el orégano y el romero se deben usar tanto como sea posible. (Taken/Pixabay)

Ejercicio regular y vitamina D3

El ejercicio regular y la exposición al sol son factores extremadamente importantes para aumentar la oxigenación, las hormonas antienvejecimiento y los niveles de vitamina D3. Con frecuencia se necesita un suplemento de vitamina D3 de 10.000 UI diarias. También se deben utilizar multivitaminas a base de alimentos enteros, vitaminas del complejo B extra, zinc y selenio, así como probióticos y ácidos grasos omega 3 purificados.

Las personas en riesgo de padecer Alzheimer tienen problemas de sueño a lo largo de sus vidas y han reducido los sistemas de señalización de melatonina en su cerebro. Es esencial establecer ciclos regulares de sueño, acostarse temprano y dormir 8 horas completas. El uso de ciertos tés con hierbas como la raíz de valeriana, la manzanilla y la pasiflora puede ser especialmente útil.

****

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS