Aliños y exóticas ensaladas chinas

14 de Abril de 2016 Actualizado: 14 de Abril de 2016

Cuando pensamos en ensalada pensamos por antonomasia en lechuga, tomate, vinagre, aceite y sal. Y también por lo general pensamos en una aburrida y verde dieta. Pero quien dijo que comer ensaladas es aburrido, no conoce las ensaladas típicas de la gastronomía china. Las ensaladas chinas por lo general son mucho más elaboradas que nuestras ensaladas y reúnen exquisitos y diversos sabores, todos ellos elegidos y seleccionados para obtener una armonía de sabores y colores.

Cuando hablamos de armonía de colores, queremos decir que la ensalada debe tener más colores que el repetitivo verde que vemos siempre, debemos aventurar nuestro paladar a encontrar nuevos sabores y texturas en nuestras ensaladas cotidianas. Por ejemplo, podemos contemplar otro ingrediente como el arroz, el puerro, que enriquece mucho el plato, el pollo, que otorga hierro, proteínas y zinc, las legumbres, y la pasta, que es muy fácil de cocinar y contiene minerales muy necesarios en nuestra dieta diaria. La lista de ingredientes que podemos agregar a nuestras típicas ensaladas es interminable, podemos hacer lucir una ensalada con una simple salsa de carne o tomate, verduras salteadas, salsas agridulces, saladas o tropicales, salsa de soja o un exquisito vino.

La ensalada es un plato que varía mucho según el país de origen y nos permite introducir infinidad de distintos alimentos e ingredientes a la comida, creando un espacio abierto a la imaginación. Un ejemplo claro de esto es que las ensaladas chinas no solo se componen de verduras, sino que podemos encontrar en ellas frutas como el mango, ananá, pasas, naranjas y mandarinas, que crean un sabor único e inconfundible.

Lo más importante al realizar una deliciosa ensalada china es saber como realizar el aliño, ya que este se realiza en función de los ingredientes seleccionados. Pero podemos decir que los componentes básicos y principales son, por lo general, los tan conocidos aceite y vinagre. Un aliño típico de China se realiza con: 100 ml de aceite de girasol, 4 cucharadas de salsa de soja, 3 cucharaditas de vino de arroz tinto (o jerez seco), 1 diente de ajo machacado, 1 cucharadita de miel y media cucharadita de polvo cinco especias. Si desea un aliño agridulce, puede realizarlo mezclando:

2 cucharadas de aceite de sésamo ligero, 4 cucharadas de vinagre de arroz, 2 cucharaditas de salsa de soja, 1 cucharadita de miel, y una cucharadita de puré de tomate. Existen varios aliños chinos conocidos, por ejemplo uno de ellos es el aliño al sésamo, que se prepara con: 2 cucharaditas de aceite de girasol, 2 cucharaditas de aceite de sésamo, 1 cucharada de salsa de soja y una cucharadita de miel; otro imperdible es el aliño de jengibre y limón, el cual lleva: 2 cucharaditas de raíz de jengibre fresco rallada, 1 diente de ajo machacado, ¼ de cucharadita de sal, ½ cucharadita de pimienta negra, la raspadura fina de la piel de 1 limón, 2 cucharaditas de miel, 100 ml de aceite de oliva, 6 cucharaditas de jugo de limón, y 3 cucharaditas de eneldo fresco picado.

La gastronomía tradicional china es tan refinada y única que cada ensalada tiene un aliño propio. Por ejemplo, la ensalada crujiente de pollo. Sus ingredientes son: pollo, lechuga, apio, cebolla, pimiento, granos de mostaza verde en vinagre y una tiras de Won Ton (una pasta que una vez cocida se fríe para que quede crujiente). Para el aliño se necesita: vinagre blanco, salsa de soja, aceite de sésamo, azúcar y sal. Otra ensalada conocida es la ensalada oriental de pollo, la cual se prepara con: 2 filetes de pechuga de pollo sin piel y cocidos, 200 gramos de brotes de soja, 125 gramos de champiñones cortados en rodajas, 1 pimiento amarillo cortado a dados, 3 cebollas picadas, 2 zanahorias en forma de palitos, semillas de sésamo tostadas y rábano para adornar. Esta ensalada se debe aliñar con el típico aliño chino arriba mencionado. Si nunca fue muy amante de las típicas ensaladas de lechuga y tomate, le aconsejo entonces que pruebe las deliciosas, variadas y exóticas ensaladas chinas. Debemos decir que las ensaladas chinas, al igual que todas las ensaladas, además de ser deliciosas y muy elaboradas, tienen varias virtudes importantes de conocer. Las ensaladas hidratan y refrescan, dan vitalidad a los procesos orgánicos y al funcionamiento del sistema nervioso, depuran el organismo, desintoxican, protegen la piel de los rayos solares, regulan la función intestinal, reducen el colesterol, aportan pocas calorías, cuidan el corazón, mejoran la digestión, previenen la anemia, son muy nutritivas y, último pero no menos importante, son sabrosas. Estos son motivos suficientes para empezar a incorporar las ensaladas chinas en el menú del día, y así aventurarse a un sinfín de distintos sabores, aromas y texturas.

Ensalada Rijan

Ingredientes:

Dos pechugas de pollo cocidas, 1/2 kg. de pepinos,100 grs. de jamón de York, 1 huevo, 2 cucharadas de aceite de sésamo, 3 cucharadas de salsa de soja, 2 cucharaditas de mostaza, 1 tomate, vinagre.

Preparación:

Cortar la pechuga cocida muy finamente en hebras, luego batir el huevo con un poco de sal y hacerla como tortilla muy fina en una sartén grande. Cortar el tomate en rodajas, salarlo y apartarlo. Pelar el pepino y cortarlo junto con el jamón de York y la tortilla como juliana. Y por último mezclar el aceite, el vinagre, la salsa de soja y la mostaza

TE RECOMENDAMOS