Altos cargos chavistas “apagaron sus celulares”, indica enviado de EE.UU. para Venezuela

Por Beatriz Pascual Macías - EFE
01 de Mayo de 2019 Actualizado: 01 de Mayo de 2019

Los altos cargos chavistas que negociaban con la oposición la salida del dictador venezolano, Nicolás Maduro, han “apagado sus celulares” y no responden, aseguró en una entrevista a Efe el enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams.

“Me he encontrado con que muchos de ellos han apagado sus celulares”, dijo Abrams.

En concreto, expresó su frustración con tres figuras clave del chavismo, entre ellas el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, que supuestamente habrían negociado durante meses con la oposición para dar la espalda a Maduro y apoyar al presidente encargado Juan Guaidó, reconocido por 54 naciones.

“Hablaron, hablaron y hablaron y, cuando llegó el momento de la acción, no estuvieron dispuestos a hacerlo”, criticó Abrams.

Según Washington, también formaron parte de esas conversaciones el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia de Honor Presidencial y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Rafael Hernández Dala.

Preguntado sobre si Padrino, Moreno y Hernández Dala son quienes tienen el teléfono apagado, Abrams se limitó a contestar: “Me refiero a mucha gente en los altos niveles del Gobierno venezolano”.

Abrams calificó de “desafortunada” la decisión de los tres chavistas de no cumplir con lo que supuestamente habían acordado en esas negociaciones, en las que Washington asegura que no participó y donde se pactó una transición política con “garantías para respetar la dignidad de gente como Maduro para que pudieran irse con honor”.

“Fue desafortunado porque el acuerdo que se había alcanzado entre los venezolanos era un acuerdo excelente, un acuerdo extenso que hablaba de estabilidad política (…), de protecciones y garantías para los militares y de medidas para restaurar la economía”, detalló.

Para garantizar una salida pacífica de Maduro y de los militares de Venezuela, Estados Unidos mantuvo una serie de “conversaciones” con las autoridades españolas sobre la posibilidad de que España acogiera a funcionarios venezolanos que decidieran desertar, confirmó a mediados de marzo el propio Abrams.

A ese respecto, hoy indicó que esas conversaciones “continúan, aunque no se producen todos los días” y alabó el comunicado que ayer martes el Gobierno español publicó en apoyo a Guaidó, una respuesta que calificó de “muy fuerte”.

Desde este martes, Estados Unidos ha estado presionando a los militares venezolanos y a figuras clave del chavismo para que apoyen el levantamiento de Guaidó y ha responsabilizado a Rusia y Cuba de que, horas después del alzamiento, Maduro siguiera en el poder.

Maduro y Guaidó han instado hoy a salir a las calles a sus respectivos seguidores coincidiendo con el Primero de Mayo, Día de los Trabajadores.

En ese sentido, Abrams aseguró que Washington “teme” que Maduro envíe a los “colectivos”, grupos armados de civiles, a reprimir las manifestaciones y eso genere más “violencia”.

Al ser preguntado sobre si ello desencadenaría una intervención militar de EE.UU., Abrams respondió: “No voy a hablar de lo que haríamos militarmente en este tema, pero sí diré esto, el uso de la violencia por parte del régimen y el potencial arresto de Guaidó tendrían un enorme impacto en Europa, en Latinoamérica y en el Grupo de Lima”.

No descartó, entre otros puntos, que el círculo de Maduro pueda sufrir más sanciones y restricciones de visados.

Durante meses, Estados Unidos ha culpado a Cuba de la situación en Venezuela y afirma que hay 25.000 efectivos cubanos infiltrados en las fuerzas de seguridad e inteligencia venezolanas.

Abrams amenazó con nuevas sanciones a La Habana e insinuó que el Gobierno de Donald Trump podría revertir por completo el acercamiento que en 2014 iniciaron los entonces presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro.

“Hemos más o menos revertido la mitad de lo que hizo la Administración de Obama, pero todavía queda la otra mitad. Y verás qué pasa con eso si Cuba no cambia su política”, avisó.

Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer como presidente encargado de Venezuela a Guaidó, quien el 23 de enero invocó varios artículos de la Constitución para reclamar que, como jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento), podía asumir la Presidencia ante lo que considera la “usurpación” de Maduro del poder.

Desde entonces, ha adoptado varias medidas para endurecer el embargo económico a Cuba y ha tomado varias medidas para presionar a Maduro, incluida la revocación de visados y sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

***

A continuación

Crea lo increíble: muchos alemanes no creían que el Holocausto estaba sucediendo ¿Hoy la historia se repite?

TE RECOMENDAMOS