Amedrentan a residentes de Chongqing mientras alto funcionario chino visita aldea inundada

Por Frank Fang
23 de Agosto de 2020
Actualizado: 23 de Agosto de 2020

Peticionarios locales de Chongqing fueron arrestados y golpeados, mientras el primer ministro chino Li Keqiang visitaba la ciudad, debido a sus reclamaciones por la destrucción ocurrida tras las recientes inundaciones.

Los peticionarios en China se dirigieron a los gobiernos regionales o las autoridades de Beijing para expresar sus quejas, con la esperanza de recibir justicia.

Las inundaciones en Chongqing fueron causadas por fuertes lluvias en el centro de China, las cuales hicieron crecer el río Yangtze y varios de sus afluentes. La megaciudad, que se encuentra al sureste de la provincia china de Sichuan, está ubicada en la confluencia del Yangtze y su afluente, el río Jialing.

Las autoridades municipales elevaron la advertencia de alerta de inundación de la ciudad al nivel más alto el 18 de agosto, a las 8 a.m. del jueves. Tras la advertencia se evacuaron a cientos de miles de personas de la ciudad, que tiene cerca de 31 millones de habitantes.

Al menos 23,700 tiendas locales se inundaron, 4095 casas se dañaron y alrededor de 8636 hectáreas de tierras de cultivo se vieron afectadas por las inundaciones, según el sitio web del gobierno de Chongqing.

A última hora de la noche del sábado, la agencia estatal de noticias, Xinhua, informó que las inundaciones en Chongqing estaban disminuyendo y que el suministro de gas natural se había reanudado para algunos hogares.

Dos residentes locales de Chongqing compartieron con The Epoch Times, en idioma chino, lo que vieron.

La Sra. Yang dijo que el nivel del agua del río Jialing aumentó rápidamente y muchas casas cercanas se inundaron. Muchas de las carreteras que conducen a la ciudad de Ciqikou, ubicada en la orilla oeste del río, perdieron su accesibilidad.

Otro residente, un hombre de 39 años de apellido Huang, dijo que nunca había visto inundaciones tan grandes en Chongqing. Señaló que era difícil conocer la verdadera magnitud de la destrucción causada por las inundaciones, incluso para él, que vive en la ciudad.

Huang explicó que el gobierno local trató de prevenir cualquier “incidente masivo”, por lo que los funcionarios se ocuparon directamente de las víctimas de las inundaciones. Por lo tanto, solo las víctimas y sus familiares sabían cómo las personas estaban siendo protegidas o compensadas económicamente por el gobierno debido a las inundaciones.

En China, “incidente masivo” a menudo se refiere a reuniones planificadas o improvisadas de ciudadanos comunes que expresan su descontento con las autoridades. Los funcionarios locales suelen tener la tarea de aplastar tales demostraciones de disensión.

Huang agregó que varias de sus cuentas de redes sociales chinas fueron bloqueadas después de que envió información sobre la inundación.

Arresto y golpiza

El primer ministro chino, Li Keqiang, llegó a Chongqing el 20 de agosto para observar los esfuerzos locales de alivio a las inundaciones. Según el diario estatal chino People’s Daily, Li visitó la aldea de Shuangba, que se encuentra cerca del río Fu, otro afluente del río Yangtze.

Más de 8000 residentes de la aldea se vieron afectados por las inundaciones y gran parte de las tierras de cultivo quedaron inundadas. Li también habló con los aldeanos desplazados, según informes de los medios.

Dos residentes de Chongqing, que se convirtieron en peticionarios que luchan para obtener justicia tras la demolición forzada, por parte del gobierno local, de sus casas, contaron a The Epoch Times cómo fueron maltratados por los funcionarios locales debido a la visita de Li a la zona.

Tang Yunshu, quien es del condado de Fengdu, ubicado en la ciudad, dijo que unos 10 funcionarios del gobierno local se la llevaron desde una estación del metro, en el área nueva de Liangjiang, Chongqing, alrededor de las 4 p.m. hora local el 20 de agosto. Tang dijo que uno de los oficiales era de una oficina de seguridad local y otro era de una estación de policía local.

Tang dijo que gritó pidiendo ayuda mientras la arrastraban por el suelo. Finalmente, un transeúnte llamó a la policía y la llevaron a una comisaría cercana. Permaneció allí hasta las 9 p.m., cuando aproximadamente una docena de funcionarios de la oficina de seguridad del condado de Fengdu vinieron para llevarla de regreso al condado.

“Me arrastraron a un coche de la policía y [los funcionarios del condado de Fengdu] me dieron puñetazos y patadas”, dijo Tang.

Tang le dijo a The Epoch Times que ha estado haciendo reclamaciones por más de 20 años debido a que sus tres casas fueron demolidas a la fuerza por el gobierno local. Ella alega que sus padres y su esposo murieron en relación con la demolición.

Después de su liberación, Tang se dio cuenta de que los funcionarios la detuvieron porque Li Keqiang estaba en el área de Chongqing.

“Vi en Internet que muchos peticionarios locales fueron puestos bajo arresto domiciliario debido a la visita de Li”, dijo Tang.

También, el 20 de agosto, la peticionaria Cai Bangying dijo que los funcionarios locales, que llevan a cabo sus actividades en las calles, la llevaron a una villa, donde la retuvieron contra su voluntad y la golpearon.

Cai recordó que un funcionario le dijo que, si la golpeaba hasta matarla, el gobierno local lo protegería de cualquier castigo.

Al día siguiente, alrededor de las 3 p.m., hora local, Cai dijo que llamó a la policía. Los agentes se presentaron en la villa, pero no la dejaron en libertad.

Alrededor de las 9 p.m. del 21 de agosto, los funcionarios finalmente la dejaron en libertad y la dejaron en una parada de autobús local. Dijo que luego llamó a una ambulancia y la llevaron a un hospital local, donde la trataron por una fractura en la pierna derecha.

Cai dijo que llamó a la policía local para exigir que pagaran su factura médica. Los oficiales llegaron al hospital donde la atendieron, hablaron con el director del hospital y luego se fueron sin pagar la factura.

También el jueves, la activista local, Zhao Anxiu, le dijo a The Epoch Times que entre 10 y 20 agentes de su estación de policía local y de la oficina de seguridad se presentaron en su casa, en el distrito de Dadukou, Chongqing, alrededor de las 3 p.m., hora local. Zhao dijo que los oficiales vinieron a arrestar a cuatro peticionarios que la estaban visitando en ese momento.

“Sus teléfonos celulares pudieron haber sido monitoreados, por lo que los oficiales de policía supieron que debían venir a mi casa y arrestarlos”, dijo Zhao, y agregó que uno de los cuatro peticionarios fue golpeado.

“Más tarde supe que los habían engañado por culpa del primer ministro Li. Fue absolutamente aterrador”. Zhao concluyó.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS