Amigos de fronteras abiertas están errados, más población no significa mayores ingresos: análisis

Por Mark Tapscott
01 de Junio de 2021
Actualizado: 01 de Junio de 2021

Análisis de noticias

Las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento de la población de Estados Unidos están fuera de lugar porque el simple hecho de tener más personas en el país no es garantía de mayores ingresos para cada individuo, según el director de investigación del Centro de Estudios de Inmigración (CIS), Steven Camarota.

“Está claro que el argumento simplista de que un mayor crecimiento de la población conduce necesariamente a un mayor crecimiento económico per cápita, que es el tipo de crecimiento que importa, no es obvio y, de hecho, las pruebas parecen revelar lo contrario”, dijo Carmarota a The Epoch Times durante una entrevista el 1 de junio.

“Se puede argumentar a favor del crecimiento de la población por cualquier tipo de justificaciones, pero el punto aquí es que no se puede argumentar a favor pensando que tal crecimiento conduzca a un mayor crecimiento económico”, dijo Camarota.

Los comentarios de Camarota se produjeron tras una oleada de afirmaciones recientes de los partidarios del aumento de la inmigración en el país, en el sentido de que la ralentización o el estancamiento de la población suponen un menor crecimiento económico y más problemas de seguridad nacional.

Esas afirmaciones fueron motivadas por el anuncio del 26 de abril de la Oficina del Censo de EE.UU. que decía que la tasa de crecimiento de la población de EE.UU., de 7.4 por ciento desde 2010, fue la más pequeña desde los años de la Gran Depresión de la década de 1930.

El día después de que los datos de la Oficina del Censo se hicieran públicos, David Leonhardt del New York Times citó un análisis de 2010 de Derek Thompson, de The Atlantic, diciendo: “No conozco un precedente de un país dinámico que básicamente ha dejado de crecer. Los ejemplos en Europa y Japón son señales de advertencia, no faros”.

Leonhardt también señaló que el analista liberal Matthew Yglesias sostiene que Estados Unidos debe aumentar su población si espera competir con China para seguir siendo la nación más poderosa del planeta.

“En el reciente libro de Matthew Yglesias ‘1000 millones de estadounidenses’, se dice que Estados Unidos debería aumentar rápidamente la inmigración legal para elevar la producción económica. ‘Estados Unidos debería aspirar a ser la mayor nación del mundo’, escribe Yglesias, autor de un boletín de noticias de Substack. La única alternativa realista para ese papel es China, un país autoritario que encarcela a los críticos y comete atroces abusos contra los derechos humanos”, informó Leonhardt.

El mismo día, el columnista de Deseret News, Jay Evensen, dijo que “desde 2019, la deuda nacional ha crecido de 22,5 billones de dólares a 28,2 billones de dólares, y está en una trayectoria ascendente pronunciada. ¿Qué tan bien podría la nación pagar esa deuda con una tasa de crecimiento lenta, y mucho menos con una población en declive?

“¿Cómo sobrevivirá el Seguro Social a medida que los trabajadores jóvenes se reduzcan y los jubilados crezcan? ¿Cómo podría la nación mantener un ejército fuerte con menos soldados y una base de contribuyentes en declive?”

El investigador principal de la Brookings Institution, William Frey, le dijo a Dan Balz del Washington Post el 9 de mayo, por ejemplo, que las nuevas cifras de población pueden revertirse con políticas de inmigración más abiertas.

“No creo que debamos pensar en nosotros mismos como un país en declive si abrimos nuestras puertas y abrimos nuestros brazos a esta población más joven y de mayor diversidad racial, a través de la inmigración y la inversión en nuestra gente de color”, dijo Frey.

Camarota publicó el 1 de junio un análisis, basado en datos, en el que argumentaba que el crecimiento de la población y el crecimiento de la renta per cápita están poco correlacionados.

“En verdad, no hay evidencia clara de que el crecimiento de la población necesariamente mejore el nivel de vida de un país”, escribió Camarota en su análisis. “Sin duda, una población más grande casi siempre da como resultado una economía agregada más grande. Más trabajadores, más consumidores y más gasto público harán que el Producto Interno Bruto (PIB) sea mayor”.

“Pero el nivel de vida en un país está determinado por el PIB per cápita (es decir, por persona), no por el tamaño general de la economía. Si todo lo que importara fuera el tamaño agregado de la economía, entonces un país como India sería considerado mucho más rico que un país como Suecia porque tiene una economía mucho más grande. En realidad, el PIB per cápita determina el nivel de vida de un país”.

Camarota recopiló datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre el crecimiento económico y demográfico de los países designados por el Banco Mundial como naciones de altos ingresos.

“Si el crecimiento de la población impulsa el crecimiento económico, entonces países como Canadá y Australia, que tienen tasas muy altas de inmigración y un alto crecimiento demográfico, deberían superar con creces a un país como Japón, que tiene relativamente poca inmigración y cuya población en realidad disminuyó durante la última década”, escribió Camarota.

“Y, sin embargo, en la década más reciente para la que tenemos datos, (2010 a 2019), el PIB per cápita de Japón creció un 10,5 por ciento, ligeramente mejor que el 8,7 por ciento de Canadá y el 9,9 por ciento de Australia”, dijo.

Se puede contactar al corresponsal del Congreso Mark Tapscott en mark.tapscott@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS