Ana Frank: una voz para todos los tiempos

Por LINDA WIEGENFELD
08 de Marzo de 2021 11:59 PM Actualizado: 08 de Marzo de 2021 11:59 PM

En esta época de cultura de cancelación, ¿cómo podemos explicar nuestros valores a aquellos que quizás no quieran escuchar? ¿Cómo superamos la constante oleada de odio y nos negamos a reaccionar a la defensiva? ¿Cómo vivimos una vida buena y exitosa sin importar cuáles sean nuestras circunstancias personales? Miramos a los que ya pasaron por eso.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la joven Ana Frank intentó sobrevivir a la ocupación nazi de Ámsterdam con la ayuda de los empleados de su padre que la escondieron a ella y a otras siete personas en un anexo. El grupo recibió alimentos, medicinas e información sobre el mundo exterior.

Ana documentó ese momento en su diario con el objetivo final de verlo convertido en un libro. Su objetivo se cumplió, pero, por supuesto, después de su muerte.

El diario de Ana todavía muestra el poder de la palabra escrita y se erige como el mejor argumento contra la censura. Su diario ha sido traducido a muchos idiomas, se lee en todo el mundo y no podría ser más oportuno.

“Ana Frank: El diario de una niña” de Ana Frank, traducido por BM Mooyaart

El diario de Ana, apropiado para adolescentes y mayores, comienza cuando ella tiene 13 años. Ella llama a su diario “Kitty” y escribe como si estuviera hablando con un amigo. Sin embargo, el diario está crudo. Cubre los acontecimientos del día a día en el anexo y el miedo a lo que está sucediendo en el exterior.

Vemos la belleza del primer amor y las pequeñas peleas entre personas encerradas juntas. Después de todo, los Frank y sus compañeros de casa están encerrados. Los lectores de hoy quizás se relacionen más estrechamente de lo que lo han hecho en décadas.

Lo más importante del diario de Ana es que muestra una forma diferente de entender los horrores del Holocausto. Vemos a Ana y a los demás que están confinados con ella como seres humanos y no solo como un grupo sin rostro entre los millones que morirán. Vemos al individuo frente al colectivo totalitario.

El diario de Ana Frank se considera un clásico del siglo XX.

La individualidad de Ana —su personalidad— se manifiesta de diferentes maneras. Puede ser mala en un momento, especialmente con su madre, y filósofa al siguiente. En esos momentos, sus palabras, como “Piensa en toda la belleza que aún queda a tu alrededor y sé feliz”, chocan con su crudo destino y dejan al lector con el corazón roto.

“Es realmente una maravilla que no haya abandonado todos mis ideales, porque parecen tan absurdos e imposibles de llevar a cabo. Sin embargo, los mantengo, porque a pesar de todo, sigo creyendo que la gente es realmente buena de corazón”, escribe.

“Ana Frank: El diario de una niña”
Ana Frank
Traducido por BM Mooyaart
Bantam Books
1 de junio de 1993
283 páginas

“Soy Ana Frank” de Brad Meltzer

Además de sus propias palabras, se han escrito muchos libros sobre Ana Frank para diferentes grupos de edad.

El libro para niños “Soy Ana Frank” habla sobre el Holocausto de una manera apropiada para la edad.

Ana es retratada como una chica normal con una sola diferencia: es judía. Ella cuenta que su hermana recibió un aviso de “llamada a las filas”, lo que significa que su hermana será enviada a un campo de concentración, una prisión donde los judíos fueron encerrados y obligados a trabajar día y noche sin casi nada para comer o beber. Su familia se esconde en un anexo detrás de la oficina de su padre para evitar este destino.

Este libro no asustará a los niños, pero les hará pensar. Muestra las condiciones de vida de Ana: a menudo no podía tirar la cadena del inodoro, caminaba con medias para evitar hacer ruido y comía la misma comida día tras día.

El libro también muestra a Ana decidiendo mirar el lado positivo de las cosas: su escondite puede estar húmedo y torcido, pero probablemente hay pocos escondites más cómodos en toda Ámsterdam. Encuentra consuelo en el ático, mirando un castaño y escribiendo.

Este libro para niños es de la serie La gente común cambia el mundo.

Casi al final del libro, con imágenes de velas de Shabat y velas de menorah encendidas —símbolos de esperanza— se encuentra el hermoso pensamiento:

“Siempre puedes encontrar luz en los lugares más oscuros, eso es la esperanza. Es un fuego dentro de ti. Tú decides cuándo encenderlo. Y cuando arde con fuerza, nada puede apagarlo”.

El libro termina con un cambio a tiempos más modernos, cuando una multitud diversa se reúne en la casa de los Frank. Discuten sobre su destino en un lenguaje aceptable para los niños, al mismo tiempo que se hace hincapié en el tema.

“Soy Ana Frank”
Brad Meltzer
Dial Books
13 de octubre de 2020
40 páginas, tapa dura

“El diario perdido de Ana Frank” de Johnny Teague

“El diario perdido de Ana Frank”, para adolescentes y adultos maduros, completa la historia donde termina el diario de Ana. Esta novela histórica muy investigada se basa en hechos según lo informado por quienes fueron testigos presenciales y sobrevivientes del campo, junto con testimonios y escritos de su padre, Otto Frank, y otros seres queridos por Ana.

El autor escribió el libro siguiendo fielmente al formato de diario muy personal de Ana en el proceso.

La historia comienza con la captura de Ana y los demás. Ana no tiene ni idea de quién los entregó, pero reza por los empleados de su padre, que eran su familia extendida. Todo lo que hicieron los ayudantes fue amar a los que eran odiados.

El libro traza el viaje de Ana a través de Westerbork, Auschwitz y Bergen-Belsen. Detalla su separación de su padre, de quien pensó que estaba muerto, y cómo llegó a amar y respetar a su madre y hermana durante los últimos meses de su vida. También hay un tierno reencuentro con su mejor amiga, Hanneli.

En este libro, el lector aprende sobre el proceso de selección, los tatuajes y las atrocidades. Los detalles aumentan el dolor del lector: Ana se afeita la cabeza, está tatuada con un número y tiene que desnudarse en Auschwitz. Su diario relata que esperaba que su futuro esposo fuera quien la viera desnuda y no algunos extraños.

La hermana de Ana, Margot, se hace amiga de un guardia que le da algo de comida extra. Pero Margot termina rápidamente esa amistad, incapaz de soportar los crímenes de odio que está cometiendo.

Johnny Teague comienza su relato ficticio de los últimos días de Ana Frank después de que ella y su familia fueron capturados.

Otras entradas en el diario: Pasar lista, sangre de su período corriendo por sus piernas mientras trabajaba, moviendo rocas de un lugar a otro solo por el bien de destruir físicamente a los trabajadores y, por supuesto, las cámaras de gas.

El diario perdido de Ana Frank”
Johnny Teague
Addison & Highsmith
30 de octubre de 2020
200 páginas, tapa dura

Johnny Teague y su visión sobre la vida de Ana

La perspectiva del autor Johnny Teague sobre cómo Ana se las arregló para soportar el final de su vida, es gracias a que se mantuvo cerca de su familia y continuó preocupándose por los demás. No perdió la esperanza, ya que todos los días buscaba un rescate.

“Ella se aferró firmemente a su confianza subyacente en Dios y en los demás. Les recordó a las personas que la rodeaban que no eran números, sino seres humanos. Recuerde, Ana quería ser escritora para poder llevar esperanza a los demás ”, dijo.

Teague escribió el diario perdido pensando en el mundo de hoy. “Los acontecimientos actuales están siendo moldeados por una generación que tiene poco o ningún conocimiento de las atrocidades cometidas en el pasado. Para evitar que se repitan esos horrores, he hecho todo lo posible para completar el diario que Ana Frank tenía prohibido escribir ”.

La voz de Ana Frank es más relevante que nunca.

Linda Wiegenfeld es una maestra jubilada con 45 años de experiencia en la enseñanza de niños. Puede ser contactada para comentarios o sugerencias en LWiegenfeld@aol.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.