Anciano de 87 años se para delante de la policía en Bogotá para que los encapuchados no los apedreen

Por La Gran Época
26 de Abril de 2019 Actualizado: 26 de Abril de 2019

Un grupo de encapuchados tiró piedras y proyectiles contra la policía que se encontraba en minoría en la Plaza de Bolívar en Bogotá, Colombia, el 25 de abril. Mientras se desarrollaba el conflicto, un anciano se interpuso para defender a los uniformados.

Con solo un bastón en la mano corrió tras los malvivientes que recogían y lanzaban piedras.

El hombre vestido de impecable color blanco y de sombrero decidió pararse delante del grupo de policías para evitar que los muchachos continuaran lanzándoles los proyectiles.

Pese a los actos violentos, el anciano sorprendió positivamente a los jóvenes quienes evitaron agredirlo e intentaron empujarlo hacia un lugar fuera del conflicto.

Yo vine a este mundo para construir, para sembrar paz. Dios me puso a construir y no destruir. ¡Quiero la paz!”, dijo el anciano.

“Me llamo Reinaldo Gálvez Gutiérrez y tengo 87 años de edad. Me llaman el palomo de la paz”, añadió en una entrevista publicada durante el paro nacional por Máximo Gómez.

“Don Reinaldo Galvis, a sus 87 años tuvo la valentía de pararse y exigir respeto por la Policía de Bogotá y por el patrimonio de los Bogotanos. Toda mi admiración para él”, comentó Natalia Rivera al publicar una imagen que será siempre recordada, donde aparece como un gran protector.

El anciano se mostró lleno de energía cuando fue entrevistado por radio Caracol e incluso se destacó brindando algunos pasos de baile.

“A todos los que me ven que Dios los bendiga, los colme de bendiciones y los haga archimillonarios en buena salud”, dijo Don reinaldo.

La Policía estaba custodiando las marchas del paro nacional de la Central Única de Trabajadores y la Federación Colombiana de Educadores que se efectuó el 25 de abril, según El Tiempo.

Los encapuchados generaron desmanes y empezaron a rayar las paredes. Los daños públicos en esta plaza, según las autoridades, se estiman en unos 125 millones de pesos, informó Minuto 30.

***

Descubra a continuación

“”Aún estaba vivo””: El estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS