Anciano lleva a su perrito enfermo a un hospital de humanos y los médicos hacen algo increíble

Por Eduardo Tzompa - La Gran Época
18 de Junio de 2019 Actualizado: 18 de Junio de 2019

Un humilde anciano llevó a su cachorro con diarrea y deshidratado a un hospital de humanos. Demás está decir que entró al lugar equivocado, pero la tristeza que llevaba en sus ojos conmovió no solo a los pacientes en la sala de espera, sino también a todo el personal médico.

El hombre llegó a un hospital de la ciudad mexicana de Huejotzingo en Puebla, cargando a su mascota dentro de una bolsa de rafia; aturdido por la situación no se dio cuenta que el nosocomio solo atendía a humanos.

Como era de esperar, el médico que lo recibió estaba a punto de negar ayuda para el anciano, hasta que escuchó sus dulces palabras que conmovieron su corazón, informó Televisa.

“Tiene diarrea, está desguanzado, no quiere comer, apenas toma agua, se queja bajito y está muy tristito”, explicó el hombre mientras preguntaba cuánto iba a costar la consulta.

De acuerdo con Amigos de Lucho, ante las súplicas del anciano para que ayudaran a su perrito, el médico de turno solicitó el apoyo de sus colegas quienes rodearon al cachorro y determinaron que se trataba de un cuadro infeccioso y de deshidratación, por lo que decidieron administraron medicamentos y electrolitos.

El anciano se puso a llorar de la emoción, y al ver sus lágrimas sinceras el personal del hospital le dijo que si el animal no mejoraba lo trajera nuevamente con ellos. El abuelito se fue del hospital con su perro en brazos y una gran sonrisa, informó SPD noticias.

La historia de este anciano y su perrito enfermo fue publicada el dos de abril de 2019 en Facebook y ha sido compartida por más de 3800 personas con centenares de comentarios de todas partes del mundo.

“Wow pero que bello corazón tienen, mis respetos y mi admiración para usted Javier Rubalcaba y los otros médicos. Que Dios los bendiga siempre”, escribió un usuario.

Y otro comentó: “Esos son médicos por devoción, aquellos que realmente les interesa preservar la vida de un ser viviente. Mis felicitaciones para ellos que Dios les siga dando el don de ser receptores del dolor ajeno y, sobre todo, de aliviarlo”.

“A veces tenemos a la mano la forma de hacer feliz a otro, solo es cuestión de abrir nuestro corazón. Felicidades a éstos médicos, Dios los bendice”, añadió otro.

Los perros son una de las mejores compañías que tiene el ser humano y tenerlos a nuestro lado es una maravilla, aunque no todo el mundo sabe apreciarlos.

Afortunadamente, hay personas que ayudan a los más vulnerables sin importar las circunstancias y estos ángeles con batas blancas marcaron la diferencia, incluso cuando no les correspondía, tan solo para ver sonreír a un abuelo.

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

Mira cómo este médico solo usa sus manos para reposicionar manualmente al bebé dentro del vientre materno

 

TE RECOMENDAMOS