Ángeles guardianes cuidan a indigentes en medio de la pandemia del virus PCCh

Por Miguel Moreno
25 de Marzo de 2020 Actualizado: 25 de Marzo de 2020

NUEVA YORK— La mayoría de las veces, patrullan las calles en busca de delitos, pero durante esta pandemia de COVID-19, los Ángeles Guardianes han añadido la atención higiénica para los indigentes a la cima de su lista.

El grupo de la patrulla de seguridad está repartiendo toallitas húmedas, comida y agua a los menos afortunados. Curtis Sliwa, el fundador del grupo, dijo a NTD News que la ciudad no está haciendo lo suficiente para ayudar a las personas sin hogar, incluyendo a los que tienen trastornos mentales.

“Nos dicen una y otra vez en la televisión, ‘lávense las manos'”, dijo. “Bueno, ¿cómo van a lavarse las manos los indigentes y los perturbados emocionalmente? Algunos de ellos no tienen control de sus facultades físicas o emocionales. Tienes que lavárselas por ellos”.

Al 23 de marzo, había casi 58,000 personas sin hogar viviendo en los refugios, según datos (pdf) de la ciudad de Nueva York. Y el año pasado se encontró que más de 3000 estaban sin refugio en una noche.

Sliwa dijo que no se puede ignorar a los indigentes porque también pueden contagiarse de COVID-19 y propagarlo en los refugios u otras áreas.

La pandemia llega a los indigentes

Hasta ahora, 30 personas en los refugios de la ciudad han dado positivo para COVID-19, la enfermedad que causa el virus del PCCh, según los datos del Departamento de Servicios para los Desamparados (DHS, por sus siglas en inglés) obtenidos por NTD News. Pero el departamento ha comenzado a aislar a los infectados en unidades especiales.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

En cuanto a los que no tienen refugio, los equipos de divulgación han hecho aproximadamente 6000 intervenciones y ayudaron a transportar ocho a los hospitales de la ciudad de Nueva York para su evaluación, según el DHS. Ninguno de ellos ha dado positivo en la prueba de COVID-19.

Y a pesar del riesgo de exponerse al virus, Sliwa dijo que no está preocupado.

“Me parece recordar a la Madre Teresa y a las monjas que cuidan de los leprosos, de las personas con lepra y de Calcuta. Nunca usaron una máscara, nunca usaron guantes”, dijo Sliwa.

El fundador de los Ángeles de la Guarda, Curtis Sliwa, habla con un vagabundo en Nueva York el 24 de marzo de 2020. (Don Tran/NTD News)

El grupo de patrulla da paquetes de cuidados a los que más los necesitan, en los trenes y en el metro. Sliwa dijo que ya había llamado antes a una ambulancia para los indigentes con fiebre.

Y aunque cree que el Partido Comunista Chino debería ser responsable de la pandemia, dijo que Estados Unidos debe centrarse en el problema que tiene entre manos, por ahora.

“Así que nos ocuparemos de los ‘chinos rojos’ más tarde porque ellos son los culpables de esto”, dijo. “Pero ahora mismo tenemos que cuidarnos a nosotros mismos, y también a la comunidad internacional, porque la ‘chinos rojos’ nunca les hicieron saber”.

 

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS