Ante falta de incubadoras Venezuela promueve “cuidado canguro” con más contacto entre madre y bebé

Por La Gran Época
15 de Octubre de 2018 Actualizado: 15 de Octubre de 2018

El hospital de maternidad más grande de Venezuela está alentando a las nuevas madres a cuidar a los bebés prematuros por medio del contacto piel a piel, en lugar de acudir a las incubadoras, mientras que las salas de maternidad del país luchan por la falta de equipos.

En el Hospital Concepción Palacios, el lunes 1 de octubre los médicos organizaron cursillos para mostrar a las madres cómo sostener a los recién nacidos contra su pecho desnudo dentro de una bolsa o envoltura de tela.

La mayoría de los nuevos padres tienen la oportunidad de establecer un enlace con su nuevo bebé tan pronto nace.  Sin embargo, cuando el bebé nace prematuro, a veces estos nuevos padres tienen que esperar semanas antes de poder tan siquiera cargar a su nuevo bebé.

Foto de ANTONIO SCORZA/AFP/Getty Images

La técnica conocida como el cuidado canguro ofrece a los padres de infantes prematuros la posibilidad de entrar en contacto con ellos mucho antes.

Con el cuidado canguro, los padres cargan a sus bebés en sus pechos desnudos, usando solo el pañal, varios minutos al día.  Este contacto piel a piel con su bebé recién nacido tiene numerosos beneficios, tanto físicos como emocionales, tanto para el pequeño como para sus padres.

Los investigadores han vinculado el cuidado canguro con la reducción de la mortalidad infantil y con mejores resultados de desarrollo para los bebés prematuros o con bajo peso. Países como los Estados Unidos, Noruega y Finlandia promueven esa práctica, que incluye la lactancia materna exclusiva, el alta temprana del hospital después del parto y la atención de seguimiento cercano en el hogar.

Pero en Venezuela, donde los hospitales enfrentan una escasez de medicamentos básicos, y donde existe además un flujo hacia el extranjero de enfermeras y médicos después de cinco años de crisis económica, el cuidado canguro también es una forma de reducir la presión sobre los escasos recursos de las maternidades.

Lide Díaz, coordinador del programa “Kangaroo Mama” en el hospital Concepción Palacios, comentó a Reuters que el nuevo enfoque basado en este programa no reemplazará a la incubadora, pero que estas se reservarían para los bebés considerados críticos.

View this post on Instagram

Enseñando #cuidadocanguro bebe nació de 33 semanas, ya tiene 6 semanas #amomitrabajo #asistenciapostparto

A post shared by Michaela Arriaza (@BabyTimeRD) (@michaelaarriaza) on

Díaz, una pediatra de 60 años, explicó ademá que al menos el 15 por ciento de los 1000 nacimientos mensuales del hospital fueron prematuros. Desde que comenzó el programa en 2015, alrededor de 880 bebés prematuros fueron tratados con esta práctica de piel a piel, y en septiembre comenzaron a capacitar a médicos y enfermeras para expandir el sistema.

Colombia, origen de esta práctica

En Colombia, las autoridades sanitarias implementaron el cuidado del canguro a fines de la década de 1970, en respuesta a la alta tasa de mortalidad de bebés prematuros allí.

Debido a que un hospital no contaba con el equipo idóneo, los doctores decidieron experimentar a ver si a los bebes les iría mucho mejor con sus mamás.  Las mujeres cargaban a sus bebés en sus pechos descubiertos, debajo de sus blusas, algunas dentro de sus sostenes (brassiere) y otras en unos bolsillos especiales (de ahí sale el término canguro).  A través de este método se disminuyó la mortalidad infantil de un 70% a un 30%, según el sitio lacted.com

Los investigadores descubrieron que los bebés mantenidos cerca del cuerpo de sus madres durante varias horas cada día tenían una probabilidad mucho mayor de sobrevivir.

TE RECOMENDAMOS