Antigua sabiduría china: el océano es abierto e inmenso

09 de Noviembre de 2015
Actualizado: 09 de Noviembre de 2015

Lin Zexu, primer ministro durante la Dinastía Qing, (la última dinastía, ac 1644-1914) pasó a la historia como el  que prohibió el uso del opio.

Escribió coloridos versos, llenos de significado y los colocó por todas partes dentro de su casa.  Uno de los versos dice: “Un océano es el receptáculo de los deltas de muchos ríos, y es amplio y vasto.  Un muro construido de hierro y bronce se sostiene fuerte y no puede ser violado: este es indomable, sin intención o ambición”.

La primera parte lo inspiró para escuchar con atención, y  tolerar con amabilidad las actitudes y puntos de vista diferentes.  Esto le ayudó a desarrollar una postura  invencible.  La segunda parte le advirtió y recordó que siendo un dignatario de alto rango no debería sucumbir ante cualquier deseo o antojo. Esto fue una ayuda para mantener la justicia a la vez que permanecía fuerte y recto.

La gente admiraba el espíritu de tolerancia de Lin, y consideraba la historia de su vida como una lección que debería pasarse a las generaciones futuras.

Tratar a otros con tolerancia y perdón es una virtud que puede lograr grandes cosas y  lo demostró a través de ejemplos.

Ejercitando la tolerancia hacia los demás puede ser justamente el impulso necesario para despertarle a alguien talentos o habilidades especiales y fortalecer sus atributos positivos.  Una persona de mente abierta se examina  constantemente para averiguar sus deficiencias pero nunca menciona las faltas de los demás.

Así la mente tiene la capacidad de subir a niveles muy altos.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS