Antiguas historias chinas: Rico pero sin saberlo

Por La Gran Época
04 de Diciembre de 2018 Actualizado: 04 de Diciembre de 2018

Hace mucho tiempo, un hombre pobre visitó a sus parientes, quienes lo trataron con generosidad y amabilidad. Se quedó dormido en su asiento después de beber y comer bien.

De repente, el anfitrión tuvo que irse de inmediato para ocuparse de un asunto de negocios. Como no pudo despertar a su pobre pariente, cosió una perla invaluable en la ropa del pobre hombre. Esta exquisita perla se llamaba “Sabiduría”. El anfitrión se fue rápidamente después.

El hombre pobre, borracho, no sabía nada de lo que había pasado. Cuando se despertó, se fue para seguir vagabundeando. Todavía seguía llevando una vida de pobre y apenas podía encontrar suficiente comida para comer todos los días. No tenía idea de que había una perla invaluable cosida en su ropa.

Algún tiempo después, el hombre pobre y su pariente se encontraron. Viendo que el hombre seguía vestido con harapos, el pariente suspiró: “Realmente eres un tonto. Te esfuerzas por buscar ropa y comida todos los días. Pero, ¿para qué? Pensé que ya estarías viviendo una buena vida. Cuando me visitaste, te cosí una perla invaluable en tu ropa. Podrías haber sido rico y haber vivido una buena vida todo este tiempo, pero en vez de eso estuviste ocupado, todavía mendigando por comida y ropa”.

Esta historia sugiere que los dioses les dieron sabiduría a los humanos antes de que llegáramos a este mundo. Pero poco a poco nos olvidamos de esta perla de valor incalculable llamada Sabiduría y estamos muy ocupados y confundidos, trabajando duro en el viaje de la vida.

Traducido por Dora Li al inglés, este relato fue reimpreso con permiso del libro “Treasured Tales of China”, Vol. 1, disponible en Amazon.

***

Mira a continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS