Antiguo funcionario chino vio cómo y cuándo iba a morir para pagar la deuda de una vida previa

Por Minghui.org
27 de Febrero de 2021
Actualizado: 27 de Febrero de 2021

Tang Shao era un erudito consumado de Chang’an, la capital de la dinastía Tang. También tenía un alto puesto en la corte imperial. Era el nieto de Tang Lin, ministro de personal.

Había un hombre llamado Li Miao, que vivía al frente de la casa de Tang Shao. Ambos se hicieron amigos y Tang Shao muchas veces invitaba a Li Miao a comer y beber con su familia. La esposa de Tang estaba confundida: “Eres un funcionario de alto rango, ¿por qué siempre intentas complacer a alguien que está por debajo de ti?”

“Te lo diré luego”, contestó Tang con una sonrisa.

Un día, el segundo año de la era Xiantian (713), Tang Shao le dijo a su esposa con un tono solemne: “Mi querida, ahora puedo decirte por qué siempre he sido amigable con Li Miao. Tengo una habilidad sobrenatural desde niño, de la cual nunca antes he hablado. Sé que ha pasado en mi vida previa”.

“Era una mujer en esa vida y estaba casada con el hijo de la familia Wang en Baling cuando tenía 16. Mi suegra era extremadamente dura y yo le temía”, le contó Tang a su esposa.

“Cuando tenía 17, el día antes del solsticio de invierno, me sentía muy cansada después de cocinar para la familia. Pero mi suegra me pidió que le cociera una camisa para ella, diciendo que la tenía que usar al día siguiente para entretener a los invitados. Tuve que quedarme hasta tarde para hacerlo bajo la lámpara de aceite”.

“De repente un perro corrió y tiró la lámpara, derramando el aceite en la camisa que estaba cociendo. Me puse furiosa y le grité al perro. Se asustó y se escondió bajo la cama. Prendí una vela e intenté limpiar la mancha de aceite de la camisa, pero no salía. Me sentía enojada y asustada, así que tomé unas tijeras y apuñalé al perro. Primero en el cuello y una parte de las tijeras se rompió. Con la parte que quedaba, lo apuñalé de nuevo y el perro murió.

“Morí muy joven, a los 19, quizás por la depresión crónica. Luego, reencarné a lo que soy hoy y el perr o que maté nació como Li Miao en esta vida. Muchas veces lo invito a comer y beber como una forma de aliviar la culpa por haber tomado su vida”, confesó Tang Shao a su esposa.

“Mañana voy a morir y nadie más que Li Miao será el que tome mi vida. Me he guardado esto hasta hoy. Este es un principio celestial que nadie puede cambiar. Así que por favor, no te sientas triste sobre lo que me pasará mañana”.

Al día siguiente, el emperador Xuanzong de Tang realizó un desfile militar al pie de la montaña Lishan. Doscientos mil soldados se reunieron con banderas y la fila era de decenas de kilómetros. El emperador estaba tan contento que tocó personalmente el tambor para energizar la atmósfera.

De repente, el ministro de defensa Guo Yuanzhen dio un paso adelante para reportar unos asuntos militares y el ejercicio de los soldados fue interrumpido. El emperador estaba furioso y ordenó que cortaran la cabeza de Guo debajo de una gran bandera.

El canciller Zhang y otros funcionarios de la corte se arrodillaron y suplicaron por Guo, diciendo que era un gran héroe nacional y que debería ser perdonado de morir. Entonces el emperador le ordenó a Guo que se exiliara a Xinzhou (actualmente condado de Xinxing en la provincia de Guangzhou).

El emperador todavía estaba enojado, así que ordenó cortarle la cabeza a Tang Shao por haber fallado en mantener el orden militar. Antes de que alguien suplicara por él, Li Miao, un general en ese momento, dio un paso adelante para llevar a cabo la orden. Curiosamente, cuando su espada cayó sobre Tang la primera vez, se rompió. Tuvo que conseguir otra más para matar a Tang Shao, del mismo modo en que Tang Shao tuvo que apuñalar el perro con las dos partes de la tijera para matarlo.

El emperador Xuanzong luego se arrepintió de haber matado a Tang Shao y culpó a Li Miao por ejecutarlo tan rápidamente. El emperador echó a Li Miao de su puesto y ordenó que nunca más lo reincorporaran.

 

Exerto de Taiping Guangji (Recopilaciones extensas de una era de gran armonía)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS