Antiguo ingeniero de Rolls-Royce, sospechoso de pasar tecnología del jet F-35 a China

21 de Junio de 2018 Actualizado: 22 de Junio de 2018

Un antiguo ingeniero de la multinacional británica Rolls-Royce fue arrestado el 12 de junio por transmitir presuntamente secretos militares a China.

Bryn Jones, un antiguo jefe técnico de combustión empleado por Rolls-Royce desde 1968 hasta 1996, fue arrestado en su residencia en el Reino Unido, según reportó el diario británico The Sun. Jones es sospechoso de entregar información clave relacionada a una nueva compra de jets de combate Royal Air Force F-35, los que tienen un costo de 100 millones de libras esterlinas cada uno (USD 132.7 millones).

El ingeniero de 73 años de edad fue arrestado después que la agencia de inteligencia británica MI5 recibió un reporte de inteligencia indicando que información clasificada habría sido pasada a Pekín. Desde entonces, ha sido liberado bajo investigación.

Jones es actualmente un profesor visitante de combustión de turbinas de gas en la Universidad Aeronáutica Xi’an en la ciudad de Xi’an, Provincia Shaanxi, de acuerdo a The Sun.

La tecnología desarrollada por Rolls-Royce está detrás del sistema de elevación del F-35, el que le permite suspenderse en el aire y aterrizar verticalmente en un portaaviones.

La policía británica confirmó el 14 de junio que un hombre había sido arrestado en conexión con la investigación bajo la ley de secretos oficiales, una ley británica contra el espionaje. Las autoridades decomisaron computadoras y memorias USB de la casa de Jones.

La policía también está averiguando si alguna otra información en relación a los contratos de defensa de Rolls-Royce fue puesta en riesgo, de acuerdo a The Sun.

La compañía británica es una de las más grandes contratistas de defensa y fabricante de motores de avión.

Desarrollado por el contratista de defensa estadounidense Lockheed Martin, el jet de combate F-35 está entre los programas de armamento más caros de la historia, con valor cercano a USD 400 billones, de acuerdo al Departamento de Defensa estadounidense.

Según Lockheed Martin, cerca del 15% del valor de cada F-35, avión que cuenta con una flota mundial que la compañía planea expandir a más de 3.000 en todo del mundo – es manufacturado en el Reino Unido.

El supersónico F-35 utiliza tecnología para evitar ser detectado por radares y permite a los pilotos dirigir ataques electrónicamente.

El Reino Unido planea comprar 138 de estos jets F-35, de acuerdo al periódico británico The Telegraph.

El régimen chino tiene una historia de robo de tecnología militar. Se cree ampliamente, que el avión de combate de la fuerza aérea china J-20, es una copia del F-35. En 2014, Su Bin, un ciudadano chino, se declaró culpable de conspirar con oficiales militares chinos para robar información de diseño y tecnología de manufactura del F-35 y otros aviones de combate americanos. Su, ayudó a hackers militares para acceder a la red de computadoras de importantes contratistas de defensa estadounidense, tales como Boeing. En el 2016, fue sentenciado a 46 meses en una prisión federal.

En 2008, el régimen chino adquirió la firma tecnológica británica Dynex Semiconductores a través de una empresa estatal. Dynex manufactura un chip avanzado que facilita el lanzamiento de un avión desde la cubierta de un portaaviones, utilizando tecnología electromagnética. La fuerza naval china ahora emplea esta misma tecnología.

 

TE RECOMENDAMOS