Anuncio de Gillette sobre la “masculinidad tóxica” ataca a sus propios clientes

Por Colin Fredericson - La Gran Época
15 de Enero de 2019 Actualizado: 16 de Enero de 2019

Gillette está recibiendo muchas críticas por un comercial que cuestiona el retrato de masculinidad de la compañía, juzgando a sus fieles clientes como brutos y salvajes.

Debido a que Gillette fabrica rasuradoras, crema de afeitar y, en su mayoría, productos personales para hombres, su gran clientela masculina está siendo atacada.

El comercial muestra a hombres y niños en acción como matones, pervertidos y acosadores sexuales. El intento de Gillette de actualizar su imagen perpetuando estereotipos de “masculinidad tóxica”, uniéndose así a la corriente mediática controlada por liberales, ha alejado a muchos de sus clientes.

“Me he afeitado desde que tenía 12 años, desde el principio usé Gillette porque es lo que mi padre usaba, ahora nunca lo volveré a usar, y mi padre tampoco, colectivamente fuimos sus clientes por más de 50 años, nunca más”, escribió @ary31574363 en Twitter.

Antes, una rasuradora era simplemente un producto esencial en la vida de un hombre, pero ahora es una herramienta de polarización política en manos de los guerreros de la justicia social. La compañía ahora, muy lejos de su servicio como un producto conveniente para el afeitado, trata de dirigir la cultura masculina. Como resultado, una ola negativa de comentarios ha seguido al anuncio desde que apareció en Internet.

“Bueno, esto es bastante insultante… ¿honestamente @Gillette piensa que los hombres de verdad necesitan que les digan qué enseñarles a sus hijos? Tal vez sea el momento de buscar una nueva rasuradora”, comentó el Comisionado de Policía de la Ciudad de Nueva York, Bernard B. Kerik, en Twitter.

Según un gerente de cuentas de una agencia de publicidad, Gillette debe estar tratando de provocar una gran reacción intencionalmente.

“Su anuncio les está dando buena publicidad y buenos números y causando un debate – lo que deben haber sabido cuando lanzaron la publicidad”, dijo Rob Saunders del Grupo de Agencias de Medios a BBC Radio 1 Newsbeat. “Es un cambio de postura para Gillette y está ocurriendo de la noche a la mañana, particularmente con los comentarios sociales y es por eso que ha hecho grandes números”.

Saunders también explicó cómo este anuncio refleja una nueva dirección repentina para la compañía.

“Es un gran cambio de postura para Gillette y está ocurriendo de la noche a la mañana particularmente con los comentarios sociales, y es por eso que ha hecho enormes números”. También añadió que “sus próximos pasos son muy importantes, pero no deben ser necesariamente el pánico generalizado”.

También deja ver que no pudo tratarse de algo fortuito, y tuvo que ser un esfuerzo coordinado por parte de los gerentes de alto nivel.

“Este anuncio habría sido aprobado por mucha gente en Gillette”, dijo Saunders. “Así que debieron saber que podría llegar a generar una reacción adversa”.

El anuncio fue dirigido por Kim Gehrig de Somesuch, una productora del Reino Unido. El presidente del Global Grooming Business de Procter & Gamble, Gary Coombe, defendió el anuncio. Proctor & Gamble es la empresa matriz de Gillette.

Al parecer, Coombe no está dejando que la nueva postura de Gillette sea un mensaje de una sola vez.

“Sabíamos que unirnos al diálogo sobre la ‘hombría moderna’ significaría cambiar la forma en que pensamos y retratamos a los hombres en cada momento”, añade Gary Coombe. Continúa diciendo a la BBC que todos los anuncios futuros reflejarán un nuevo conjunto de estándares similares a los del último anuncio.

Incluso el famoso eslogan de Gillette recibe una paliza en el comercial. Mientras la pantalla muestra el eslogan “Lo mejor que puede conseguir un hombre”, el narrador pregunta: “¿Es esto lo mejor que puede conseguir un hombre?”. Mientras se ve a niños rasgando la pantalla de un viejo comercial de Gillette, una imagen metafórica de la compañía esencialmente destrozando su pasado.

“El anuncio de Gillette acaba de etiquetar a su compañía como la marca para los maltratadores de esposas y abusadores de niños”, escribió el presentador de noticias Jack Posobiec.

https://twitter.com/JackPosobiec/status/1085195147279687681

A juzgar por los comentarios en los medios sociales, el comercial es un desfile al estilo zombie de estereotipos y una letanía de cartas de amor a la propaganda feminista. Un producto que antes se asociaba con la masculinidad ahora se está devorando y eliminando a sí mismo de su clientela, como si fuera una misión suicida o simplemente un estado de delirio.

 

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS