Apple rechaza afirmación del DOJ sobre su inacción en desbloqueo de iPhones de tirador en Pensacola

Por Janita Kan
16 de Enero de 2020 10:06 AM Actualizado: 16 de Enero de 2020 10:08 AM

Apple rechazó la afirmación del Departamento de Justicia (DOJ) que alega que no proporcionó “asistencia sustantiva” a los investigadores para ayudarlos a desbloquear dos iPhones utilizados por un tirador que abrió fuego contra miembros de los servicios armados de EE.UU., en la Estación Aérea Naval en Pensacola, Florida, el mes pasado.

“Rechazamos la calificación de que Apple no brindó asistencia sustantiva en la investigación de Pensacola”, dijo el gigante tecnológico en una larga declaración a los medios de comunicación. “Nuestras respuestas a sus muchas solicitudes desde el ataque han sido oportunas, exhaustivas y están en curso”.

El lunes, el fiscal general William Barr instó a la compañía de tecnología a ayudar al departamento a desbloquear los dos iPhones utilizados por el teniente segundo de la Real Fuerza Aérea Saudí, Mohammed Alshamrani, de 21 años, quien era estudiante de vuelo en Pensacola y mató a tres marineros estadounidenses e hirió a otros ocho estadounidenses cuando abrió fuego en la base naval el 6 de diciembre pasado.

“Le hemos pedido a Apple su ayuda para desbloquear los iPhones del tirador. Hasta ahora, Apple no nos brindó ninguna asistencia sustantiva”, dijo Barr durante una conferencia de prensa en la que anunció los resultados de la investigación de Pensacola. “Esta situación ilustra perfectamente por qué es crítico que los investigadores puedan tener acceso a evidencia digital una vez que hayan obtenido una orden judicial basada en una causa probable”.

“Hacemos un llamado a Apple y otras compañías de tecnología para que nos ayuden a encontrar una solución, para que podamos proteger mejor la vida de los estadounidenses y prevenir futuros ataques”, agregó.

El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, habla en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington el 13 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Barr dijo que los expertos del FBI pudieron reparar los dos iPhones dañados para que estén operativos, sin embargo, no pudieron desbloquear los teléfonos cifrados y protegidos con contraseña. Uno de los teléfonos recibió un disparo con una bala durante el ataque.

“Ambos teléfonos están diseñados para que sea prácticamente imposible desbloquearlos sin la contraseña”, dijo.

Apple dijo en el comunicado que habían estado produciendo una amplia variedad de información asociada con la investigación desde la primera solicitud del FBI el 6 de diciembre. La compañía dijo que había proporcionado información sobre copias de seguridad de iCloud, información de cuenta y datos transaccionales para varias cuentas como parte de las solicitudes.

“Respondimos a cada solicitud con prontitud, a menudo en cuestión de horas, compartiendo información con las oficinas del FBI en Jacksonville, Pensacola y Nueva York. Las consultas resultaron en muchos gigabytes de información que entregamos a los investigadores. En cada caso, respondimos con toda la información que teníamos”, dijo la compañía en su declaración.

Apple dijo que se enteró de la existencia de un segundo iPhone y que el FBI no pudo acceder a ninguno de ellos el 6 de enero. Después de recibir una citación para obtener información sobre el segundo iPhone dos días después, la compañía respondió en cuestión de horas, dijo Apple.

La compañía agregó que seguían ayudando al FBI y que sus equipos de ingeniería habían hablado recientemente con el departamento por teléfono para proporcionar asistencia técnica adicional.

En respuesta a la declaración de Apple, un portavoz del Departamento de Justicia dijo en un informe a los medios de comunicación que “Apple diseñó estos teléfonos e implementó su encriptación. Es una simple solicitud de ‘puerta de entrada’: ¿Apple nos ayudará a entrar en los teléfonos del tirador o no?”.

El presidente Donald Trump también intervino en el tema, reprochando a la compañía de tecnología por negarse a “desbloquear teléfonos utilizados por asesinos”.

“Estamos ayudando a Apple todo el tiempo en temas de COMERCIO y en muchos otros asuntos, y aun así se niegan a desbloquear teléfonos utilizados por asesinos, traficantes de drogas y otros elementos criminales violentos”. Tendrán que dar un paso al frente y ayudar a nuestro gran país, ¡AHORA! HAGAN AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ”, escribió Trump en una publicación de Twitter.

Los funcionarios federales están llamando al tiroteo del 6 de diciembre un “acto de terrorismo”. Dicen que los investigadores encontraron evidencia de que Alshamrani estaba motivado por la ideología yihadista, incluido un mensaje en las redes sociales publicado el 11 de septiembre del año pasado, que decía: “La cuenta regresiva ha comenzado”, y otros mensajes antiamericanos, antiisraelíes y yihadistas en las redes sociales, tan recientes como dos horas antes de su ataque. Alshamrani también visitó el 911 Memorial en la ciudad de Nueva York durante el fin de semana de Acción de Gracias.

Los investigadores dicen que aún continúan su investigación y que están buscando evidencia de cómplices en el ataque.

Funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que Apple ha brindado asistencia oportuna y sustancial a otras partes de la investigación penal, como la respuesta a las órdenes de arresto emitidas a las cuentas de iCloud. Sin embargo, agregaron que Apple no ha indicado que estén dispuestos a ayudar al FBI a obtener acceso a los teléfonos después que la oficina solicitó ayuda a la compañía.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.