Argumento sobre daños desproporcionados del aborto a mujeres negras se presentará ante Corte Suprema

Por MATTHEW VADUM
10 de Enero de 2020
Actualizado: 10 de Enero de 2020

Las organizaciones negras provida están argumentando en un caso de aborto que pronto será escuchado por la Corte Suprema que “los proveedores de aborto no calificados y sin credenciales” tienen una larga historia de “dañar desproporcionadamente a las mujeres negras”.

Los argumentos orales están programados para el 4 de marzo en el caso citado como June Medical Services LLC contra Gee.

El derecho al aborto, que la corte estableció en el caso de Roe contra Wade (1973), no es el tema del caso pero algunos observadores especulan que la Suprema Corte , cada vez más conservadora, podría adoptar un punto de vista más estrecho de lo que constituye una carga constitucionalmente no permisible para las mujeres que buscan abortos.

Los puntos de vista expresados en 2019 por Clarence Thomas, el único juez de raza negra de la Suprema Corte, en un caso citado como Box contra Planned Parenthood, van más allá de los expresados por los grupos en el caso actual. En una opinión convergente para negar una petición de revisión del caso, Thomas argumentó que el aborto en sí mismo perjudica a la comunidad negra.

Como reportó previamente The Epoch Times, Thomas votó para negar una apelación de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito, lo cual anuló una ley de Indiana para prohibir los abortos en casos en que las madres optaran por abortar basándose en la raza, sexo, discapacidad, diagnóstico de síndrome de Down u otras características del niño.

“Dado el potencial de que el aborto se convierta en una herramienta de manipulación eugenésica, la corte pronto necesitará confrontar la constitucionalidad de leyes como la de Indiana”, escribió Thomas.

Thomas argumentó que el uso del aborto con propósitos eugenésicos “no es meramente hipotético”. Citó ejemplos internacionales en los que los objetivos de la eugenesia se están alcanzando a través del aborto.

“Y hay áreas de la ciudad de Nueva York en las que los niños negros tienen más probabilidades de ser abortados que de nacer vivos, y tienen hasta ocho veces más probabilidades de ser abortados que los niños blancos de la misma área”, escribió Thomas.

“Cualesquiera que sean las razones de estas disparidades, sugieren que, en la medida en que el aborto es visto como un método de ‘planificación familiar’, las personas negras de hecho [se llevan] la peor parte de la ‘planificación'”, añadió.

El Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos Clarence Thomas se sienta para una foto oficial con otros miembros de la Suprema Corte de los Estados Unidos en Washington, DC, el 1 de junio de 2017. (SAUL LOEB/AFP a través de Getty Images)

En este caso, la más alta corte de la nación ha decidido revisar las restricciones al aborto en Louisiana, donde la Ley 620, promulgada en el 2014, requiere que el abortista tenga “privilegios de admisión activos” dentro de un radio de 30 millas del lugar donde se lleva a cabo el procedimiento. La Ley 620 fue modelada después y es casi idéntica en su redacción a la HB 2, una ley de Texas que la Corte Suprema anuló en 2016 en Whole Woman’s Health contra Hellerstedt, la demandante June Medical Services, una clínica de Shreveport, declarada en su petición presentada ante la Suprema Corte.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito confirmó la ley de Louisiana, la cual, según los oficiales, solo podría conducir a breves retrasos en una de las tres clínicas que ofrecen servicios de aborto en el estado.

El 7 de febrero de 2019, la corte suspendió la aplicación de la Ley 620 por una votación de 5 a 4. El Presidente de la Suprema Corte John Roberts, parte del bloque conservador de la corte, se unió a cuatro jueces liberales en esa votación.

Los oficiales de las organizaciones negras provida firmaron un escrito de amigo de la corte en el siguiente caso, declarando que “creen que la vida de cada persona tiene valor, ya sea que esa persona sea un niño nonato o una madre que busca un aborto. Las mujeres negras son las principales receptoras de los servicios de aborto en Louisiana. La Ley 620 de Louisiana ayuda a proteger la vida de las madres —especialmente las mujeres negras— que buscan abortos en el estado”.

Los firmantes lo son: Dra. Alveda King de Derechos Civiles para los No Nacidos (quien es la sobrina del Reverendo Dr. Martin Luther King Jr.); Stacy Washington de Project 21; Ryan Bomberger de la Fundación Radiance; Troy Rolling de la Fundación Frederick Douglass; Dean Nelson del Instituto de Liderazgo Douglass; Catherine Davis del Proyecto de Restauración; Walter y Lori Hoye de la Fundación Issues4Life; Day Gardner de la Unión Nacional Negra Provida; y los Reverendos Brian y Denise Walker de Everlasting Light Ministries.

En el escrito ellos declaran:

“La lucha por la igualdad racial no ha terminado. La comunidad negra experimenta una parte desproporcionada de abortos, a menudo de médicos que no tienen las mismas credenciales que los que realizan otras formas de cirugía. Hasta la Ley 620, las clínicas de aborto de Louisiana estaban exentas del requisito de privilegios de admisión que se aplica a otros centros quirúrgicos ambulatorios y de pacientes externos en el estado. Esta disparidad es significativa para las mujeres negras, que constituyen la mayoría de las pacientes de las clínicas de aborto y, por lo tanto, soportan la mayoría de los riesgos conocidos del aborto en Louisiana. Estos riesgos conocidos ponen en peligro la vida de las madres”.

Las prácticas antihigiénicas e inseguras que se llevan a cabo en muchas de las clínicas de aborto apenas reguladas de la nación salieron a la luz durante el juicio del abortista de Filadelfia Kermit Gosnell. En 2013, Gosnell, cuya clínica estaba llena de muebles cubiertos de sangre e instrumentos médicos sucios, fue sentenciado a cadena perpetua por tres cargos de asesinato en primer grado por apuñalar con tijeras a tres bebés nacidos vivos.

La Ley 620 tiene como objetivo prevenir el daño a las mujeres embarazadas y a sus bebés mediante la creación de “un medio para que los informes sobre médicos individuales se verifiquen en una base de datos nacional, para el beneficio de todos los pacientes, de todas las razas, por igual”, señala el breve informe.

Ivan Pentchoukov contribuyó a este artículo.

****

A continuación:

La izquierda podría estar perdiendo la guerra del aborto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS