Arqueólogos encuentran impresionante tiara de oro de la época de Nefertiti en tumbas de Chipre

Por The Epoch Times
18 de Diciembre de 2021
Actualizado: 18 de Diciembre de 2021

Un descubrimiento en 2018 de dos antiguas tumbas situadas en la ciudad de la Edad de Bronce de Hala Sultan Tekke, en Chipre, dio lugar a una excavación que reveló recientemente unos 150 frágiles esqueletos, joyas de oro, piedras preciosas y otros artefactos, que apuntan a un pujante centro comercial que se remonta a la época de la reina egipcia Nefertiti, hace más de 3000 años.

Los arqueólogos de la Nueva Expedición Sueca de Chipre, desde 2010, han realizado varias rondas de excavaciones y en 2018 descubrieron dos cámaras subterráneas que contenían los esqueletos de 155 individuos. Los delicados huesos, enterrados en suelo salino durante más de tres milenios, requirieron un cuidadoso trabajo a lo largo de cuatro años.

“Los hallazgos indican que se trata de tumbas familiares de la élite gobernante en la ciudad”, dijo en una declaración el profesor Peter Fischer, jefe de la excavación.

Esta tiara de oro se encontró en el esqueleto de un niño de 5 años que se cree que era hijo de una familia poderosa y rica. (Cortesía de la Universidad de Gotemburgo)

El equipo encontró 500 objetos funerarios de rituales incluidos entre los esqueletos, que estaban superpuestos, lo que demuestra que las tumbas se utilizaron durante varias generaciones. Uno de los artefactos más impresionantes del hallazgo es una tiara de oro de los restos de un niño de 5 años, que se cree que era el hijo de una familia poderosa y rica. En el cuerpo también había un collar y pendientes de oro con cuentas.

Otros artefactos incluyen joyas y objetos de oro, plata, bronce y marfil, así como piedras preciosas y vasijas exquisitamente decoradas de diferentes culturas. “También encontramos un toro de cerámica”, dijo el arqueólogo. “El cuerpo de este toro hueco tiene dos aberturas: una en la espalda para llenarlo de un líquido, probablemente vino, y otra en la nariz para beber. Al parecer, hacían festines en la cámara para honrar a sus muertos”.

(Izq.) Joyas egipcias de loto con piedras incrustadas (ca. 1350 a.C.); la reina egipcia Nefertiti llevaba adornos similares; (Der.) Un collar de oro encontrado con los restos de un niño de 5 años. (Cortesía de la Universidad de Gotemburgo)

Un sello de forma cilíndrica procedente de Mesopotamia (el actual Irak), hecho de hematita, llevaba inscrito un cuneiforme que los investigadores pudieron descifrar.

“El texto consta de tres líneas y menciona tres nombres”, explica Fischer. “Uno es Amurru, un dios adorado en Mesopotamia. Los otros dos son reyes históricos, padre e hijo, que recientemente logramos localizar en otros textos en tablillas de arcilla de la misma época [el siglo XVIII a.C.]. Actualmente estamos intentando determinar por qué el sello terminó en Chipre a más de 1000 kilómetros de donde se fabricó”.

En las tumbas también se encontró un surtido de piedras preciosas, como cornalina de la India, lapislázuli de Afganistán y ámbar de los alrededores del Mar Báltico, lo que indica que Chipre desempeñó un papel central en el comercio durante la Edad de Bronce. Las joyas de oro y los escarabajos (amuletos en forma de escarabajo con jeroglíficos) hablan de un intenso comercio con el vecino del sur, Egipto.

(Izq.) Una gran vasija de cerámica con carros de guerra procedente de Grecia (ca. 1350 a.C.); (Der.) En las tumbas, los arqueólogos encontraron figurillas de cerámica de diosas con caras de pájaro, como ésta que representa a una diosa con cabeza de pájaro, sosteniendo a un niño que es mitad pájaro y mitad humano. (Cortesía de la Universidad de Gotemburgo)
Un busto de piedra caliza que representa a la reina Nefertiti de la XVIII dinastía del antiguo Egipto. (zq. Flickr / CC BY-SA 2.0; Der. Giovanni/ CC BY-SA 2.0)

Los arqueólogos pudieron determinar la fecha de los adornos comparándolos con artefactos similares, la mayoría de los cuales se remontan a la época de la reina Nefertiti y su esposo, Akenatón, de alrededor de 1350 a.C., dijo Fischer. Esto incluye un colgante de oro con una flor de loto e incrustaciones de piedras preciosas similares a las joyas que llevaba la reina egipcia.

Además, las cerámicas encontradas en el yacimiento, que cambian a lo largo de las épocas en cuanto a su fabricación y materiales, permitirán a los investigadores determinar la fecha de los hallazgos y estudiar las conexiones con el mundo circundante. “Lo que más me fascina es la amplia red de contactos que tenían hace 3400 años”, dijo el investigador.

La siguiente fase del estudio consistirá en realizar pruebas de ADN a los esqueletos, que permitirá determinar el parentesco entre los distintos individuos y si entre ellos hay inmigrantes de otras regiones, lo cual, añadió Fischer, “no es improbable, teniendo en cuenta las amplias redes de comercio”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS