Arrestan 140 personas en la “Operación Ojos de Serpiente” de los alguaciles de EE.UU. en Arizona

Por Jack Phillips
27 de Septiembre de 2020
Actualizado: 27 de Septiembre de 2020

El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos anunció el arresto de 140 “fugitivos violentos” durante una operación de represión de pandillas en Phoenix, Arizona.

El servicio dijo que las 140 personas fueron arrestadas, entre el 10 de agosto y el 17 de septiembre, en la “Operación Ojos de Serpiente” por sus vínculos con la violencia de las pandillas

“Un tema con el que la mayoría de la gente estará de acuerdo al debatir asuntos policiales es que aquellos que intencional e indiscriminadamente causan daño, asesinan y aterrorizan a los ciudadanos deben ser una prioridad del sistema de justicia penal. La Operación Ojos de Serpiente se centró en los pandilleros, los delincuentes violentos y las comunidades con un alto grado de delitos violentos relacionados con armas de fuego”, dijo el alguacil estadounidense, David Gonzales.

“Este enfoque, basado en evidencia para los delitos violentos, ha demostrado ser una estrategia eficaz para reducir los delitos y ayudar a que nuestras comunidades sean más seguras”, agregó.

Las autoridades dijeron que 51 de los arrestados son miembros de pandillas. Por su parte, se confiscaron unas 130 armas de fuego, así como USD 145,000 en efectivo y 3200 píldoras falsas de fentanilo.

“Estoy orgulloso de los hombres y mujeres del Departamento de Policía de Phoenix por su dedicación a nuestra comunidad”, dijo el jefe del Departamento de Policía de Phoenix, Jerry Williams, en un comunicado, según AZFamily. “Investigaciones como estas reúnen una gran cantidad de agencias asociadas para abordar las tendencias delictivas comunes en cada una de nuestras ciudades. Trabajar con información impulsada por inteligencia nos permite apuntar específicamente a aquellas personas que son responsables de delitos que, a menudo, resultan en violencia”.

Gonzales señaló a KTAR News que los departamentos de policía en el área de Phoenix “notaron un aumento en la presencia de pandillas, tiroteos y homicidios” antes de que se llevara a cabo la operación. “La Operación Ojos de Serpiente fue una iniciativa de aplicación de la ley para arrestar a algunos de los pandilleros más violentos, responsables de muchos delitos en ciertas comunidades”.

Señalaron que los picos de delincuencia durante el brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y los disturbios de George Floyd precipitaron su operación.

“Los agentes de policía son utilizados para manifestaciones y protestas y eso deja a algunos vecindarios sin agentes de policía para investigar estos delitos”, dijo.

Estuvieron involucrados en la operación detectives, policías, agentes, fiscales y alguaciles adjuntos del Departamento de Policía de Phoenix, el Departamento de Policía de Glendale, el Departamento de Policía de Mesa, el Departamento de Policía de Tempe, el Departamento de Seguridad Pública, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y la Fiscalía de Estados Unidos.

Las detenciones ocurren en medio de varias operaciones, dirigidas por alguaciles en todo Estados Unidos, que se han centrado principalmente en la trata de personas.

El 21 de septiembre, el servicio dijo que en el norte de Ohio se rescataron 35 niños como parte de la “Operación Red de Seguridad”.

“De los 40 casos [de niños] desaparecidos remitidos al Grupo de Trabajo de Alguaciles, sólo cinco casos permanecen abiertos. Los miembros del grupo de trabajo y sus socios locales continuarán trabajando durante las próximas semanas para llevar a estos cinco niños restantes y otros niños a un lugar seguro”, declaró el Servicio de Alguaciles en ese momento.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El régimen comunista chino “nacionaliza” cientos de casas ancestrales

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS