Arrestan a padres de Florida cuando su hija denuncia que “vive en la inmundicia” y va a suicidarse

"Una situación traumática", dijo el Sheriff
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
04 de Noviembre de 2019 Actualizado: 04 de Noviembre de 2019

Unos padres de Florida fueron arrestados por dejar vivir a sus cinco hijos en la inmundicia. Una menor dio el aviso a las autoridades diciendo que pensaba suicidarse ante su situación, comunicó la Oficina del Sheriff del Condado de Flagler el 2 de noviembre.

Betty Nicolicchia-Allen, de 42 años, y Dennis Allen, de 33, están acusados cada uno de cinco cargos de negligencia infantil por la forma en que criaron a sus hijos. El informe indica que una inspección de la vivienda “reveló condiciones de vida deplorables”. 

“Cada habitación de la casa contenía abundantes heces y orina de animales, comida podrida, cucarachas y otros insectos voladores”, destaca el documento.

Residencia de Betty Nicolicchia-Allen, de 42 años, y Dennis Allen, de 33 (Oficina del Sheriff del Condado de Flagler, el 2 de noviembre).

“No había alimentos comestibles en el refrigerador y había una bolsa de pollo congelado en el freezer. Algunas habitaciones estaban tan llenas de basura que los oficiales no podían ver el suelo y sus botas se pegaban a los pisos cubiertos de suciedad”, añadió la Oficina del Sheriff.

Además, la casa no tenía agua corriente y “el inodoro parecía haber sido usado durante días y días sin que se desechen los residuos”.

“Situación traumática”

El 31 de octubre una menor de 14 años llamó a una Línea Directa Contra el Abuso, declarando que estaba contemplando suicidarse por un supuesto abuso físico y emocional de parte de su madre y por condiciones inhumanas de vida, dice el informe policial.

La joven explicó que sus padres trabajaban hasta altas horas de la noche, por lo que tenía que actuar como cuidadora a tiempo completo de sus cuatro hermanos menores de 6, 8, 9 y 12 años, tres perros, un conejo y dos gallinas.

Dennis Allen, de 33 años, y Betty Nicolicchia-Allen, de 42,están acusados cada uno de cinco cargos de negligencia infantil, por las condiciones de suciedad donde criaron a sus hijos. (Oficina del Sheriff del Condado de Flagler, el 2 de noviembre).

También demandó que no estaba siendo educada.

La línea directa traspasó la llamada a la Oficina del Sheriff del Condado de Flagler y personal de la FCSO (First Coast Service Options Inc), un contratista administrativo de Medicare, se presentó en el domicilio de Water Oak Road en Bunnell.

La Oficina del Sheriff señaló que lo primero que vio el personal de FCSO es que la casa estaba en completo desorden, con el césped crecido a la altura a un niño y lleno de latas de gasolina, latas de cerveza, materiales metálicos oxidados y otros tipos de basura. A su vez el porche delantero de la casa estaba cubierto de materia fecal de dos gallinas.

Los niños dijeron a la policía que se bañaban cada tres días o una semana, ya que para hacerlo viajaban al campamento de pesca de Bull Creek.

“Esta es una situación traumática para todos los niños involucrados”, dijo el sheriff Rick Staly, según el informe. “Halloween es un día en el que los niños deberían estar fuera divirtiéndose, no contemplando la posibilidad de acabar con su vida”. 

“Quiero elogiar a la niña por llamar a la Línea Directa Contra el Abuso y ser lo suficientemente valiente como para pedir ayuda. Estos niños vivían en condiciones deplorables. Estoy agradecido de que ahora estén a salvo de estos dos individuos que obviamente no saben cómo cuidarlos adecuadamente”, añadió el Sheriff.

El Departamento de Niños y Familias (DCF) tomó la custodia de los menores. Sin embargo uno de ellos, presuntamente la niña que hizo la llamada, según declaraciones, fue puesta bajo custodia preventiva en virtud de la Ley Baker, para someterla a un examen psiquiátrico involuntario.

Betty y Dennis Allen fueron arrestados el viernes 1 de noviembre por la tarde y transportados al Centro de Detención de Reclusos del Sheriff Perry Hall. Permanecen en la cárcel con una fianza de 5000 dólares cada uno.

Un usuario de Facebook llamado Michelle Price, comentó en la página de la Oficina del Shériff sobre la situación, alegrándose de que recibieran ayuda. “Honestamente a esa edad mi hermano y yo limpiábamos la casa para mi madre y ayudábamos. Con mi hermana íbamos a la escuela mientras mi madre trabajaba duro para traer comida y pagar las cuentas. Pero entiendo su situación con tantos hermanos a los que cuidar”.

“Esto puede hacer que te enfades y al mismo tiempo te pongas muy triste. Gracias a Dios que la joven fue lo suficientemente valiente como para ayudarse a sí misma y a sus hermanos a salir de ese lío. Espero que los servicios de cuidado infantil encuentren en estos niños un buen hogar donde puedan sentirse realmente seguros y queridos”, comentó también la usuaria de Facebook Licia Harper.

*****

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS