Arrestan agente de la Patrulla Fronteriza por tráfico de drogas

Por Isabel van Brugen
11 de Agosto de 2020 2:06 PM Actualizado: 11 de Agosto de 2020 2:06 PM

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos asignado a Tucson, Arizona, fue arrestado por agentes federales como parte de una investigación por tráfico de drogas, infomaron las autoridades el 10 de agosto.

Carlos Víctor Passapera Pinott, de 53 años, de Buckeye, fue arrestado el domingo bajo la sospecha de múltiples cargos de conspiración y posesión de sustancias controladas, con intención de distribuirlas, según un comunicado del Departamento de Justicia.

Passapera, que estaba asignado a la Estación de Patrulla Fronteriza del Sector Ajo, de Tucson, compareció el lunes por primera vez ante el tribunal de la ciudad.

La investigación que condujo a su arresto fue llevada por los Agentes del Grupo de Trabajo de Corrupción del Sur de Arizona de la Oficina Federal de Investigación (FBI), Investigaciones de Seguridad Nacional, el grupo de trabajo en ventas NATIVE y la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Passapera dejó su casa en la madrugada del domingo y se dirigió a una zona remota de la frontera al oeste del Puerto de Entrada de Lukeville. Luego se dirigió al aeropuerto internacional de Phoenix Sky Harbor, donde supuestamente cargó dos bolsas de lona en otro vehículo, según la denuncia penal presentada el lunes en Tucson,

El conductor de ese vehículo fue detenido más tarde por agentes de la ley, después de salir del aeropuerto.

Los agentes registraron las bolsas de lona y supuestamente estas contenían 21 kilogramos de cocaína, un kilogramo de heroína y un kilogramo de fentanilo, y unas 350,000 píldoras que, según una prueba de campo, dieron positivo en las características del fentanilo, según el Departamento de Justicia.

Con una orden de registro, los agentes se dirigieron posteriormente al domicilio de Passapera y comunicaron que encontraron unos 329.000 dólares en efectivo, además de otros 40,.000 dólares en el vehículo que utilizaba para transportar los estupefacientes ilegales.

Las condenas por conspiración y posesión de sustancias controladas con intención de distribuirlas conllevan una pena máxima de cadena perpetua, una pena mínima obligatoria de 10 años, y una multa de hasta 10 millones de dólares, informa el Departamento de Justicia.

El fentanilo es un opiáceo sintético barato, 100 veces más fuerte que la morfina, que puede matar con una dosis de 2 miligramos y ha sido culpado de alimentar una crisis de opiáceos en Estados Unidos. Esta droga ganó notoriedad después de que se consideró que una sobredosis del analgésico habría matado al cantante pop Prince, en 2016.

Las autoridades estadounidenses afirman que China es la principal fuente de fentanilo ilícito y de las sustancias relacionadas al fentanilo que se trafican a los Estados Unidos, en gran parte a través del correo internacional. China niega que la mayor parte del fentanilo ilícito que entra a Estados Unidos provenga de China.

El sheriff del condado de Pinal, Mark Lamb, dijo a principios de este año que alrededor del 40 por ciento de las drogas ilícitas entran en los Estados Unidos a través de Arizona. Los narcóticos duros —como la heroína, las metanfetaminas y el fentanil— suelen estar ocultos en vehículos y se conducen a través de uno de los siete puertos de entrada de Arizona a lo largo de su frontera.

Charlotte Cuthbertson y Reuters contribuyeron a este informe


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.