Arrestan al presunto organizador de la segunda caravana de migrantes por violar a su prima de 12 años

Por Mimi Nguyen-ly - La gran Época
23 de Enero de 2019 Actualizado: 23 de Enero de 2019

Uno de los organizadores de la última caravana de migrantes que partió de Honduras hacia Estados Unidos el 15 de enero, Juan Carlos Molina, fue arrestado recientemente por violación infantil.

La semana pasada, el periódico hondureño La Tribuna informó que la policía arrestó al joven de 26 años en una estación de autobuses de San Pedro Sula, de donde salieron los primeros miembros de la caravana. Molina, quien era residente de Catacamas, Olancho, fue enviado a Tamara “para cumplir con la sentencia”, reportó el periódico. Pasará 15 años en prisión como resultado de una orden de arresto pendiente desde el 31 de agosto de 2015.

Un comunicado de la Policía Nacional de Honduras dice: “El sospechoso llevaba documentos falsos y está siendo investigado por ser uno de los miembros activos que coordinan la caravana de migrantes y que expone a los ciudadanos a los peligros de este viaje”.

Según La Tribuna, la Policía Nacional de Honduras dijo que Molina había estado en contacto con un político que apoyaba a la caravana y le había pedido que no viniera a San Pedro Sula porque había una gran presencia policial en la zona.

Orden de arresto por violación de menores

La policía descubrió que Molina tenía identificaciones falsas. El subdirector de la Policía Fronteriza hondureña, Miguel Pérez, dijo a La Tribuna que después de otros controles, que incluían la toma de huellas dactilares de Molina, “se determinó que tenía una orden de captura [desde agosto de 2015] por el delito de violación”.

Según La Tribuna, Molina habría violado a su prima de 12 años en septiembre de 2010.

El periódico informó que meses después, la niña dio a luz a un hijo “cuyo ADN es compatible con el del agresor”. Molina fue declarado culpable el 23 de abril de 2015 “por el delito de violación especial contra un menor”.

Se espera que la caravana se agrande a 4000 miembros

El primer grupo de la nueva caravana de migrantes salió de la estación de autobuses de San Pedro Sula a fines del 14 de enero, tomando autobuses con destino a la frontera entre Honduras y Guatemala. Otros iban a pie bajo una lluvia constante. Al día siguiente salieron más. Intentan llegar a Estados Unidos para solicitar asilo o cruzar ilegalmente la frontera y desaparecer en el país.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Honduras estimó que para la tarde del 15 de enero, la caravana había crecido a cerca de 2000 integrantes, reportó Fox News.

La última caravana fue organizada por el grupo de fronteras abiertas Pueblos Sin Fronteras, que algunos creían estaba detrás de las caravanas que llegaron al norte de México a finales de 2018, antes de enfrentarse con agentes de la Patrulla Fronteriza Americana. El grupo dijo que esperaba que la caravana llegara a 4000 personas.

Los medios de comunicación hondureños informaron que las autoridades del país habían reforzado la frontera con Guatemala para asegurarse de que todos tuvieran la documentación adecuada. Los niños deben llevar pasaporte y autorización escrita de los padres para salir del país, y los padres pueden enfrentar hasta tres años de prisión si se descubre que se llevan a un niño sin los documentos correctos, dijo el Ministro de Seguridad Julián Pacheco.

Jenny Arguello, una activista por los derechos de los migrantes que estaba en la caravana, dijo que las patrullas de policía no los estaban bloqueando, sino que estaban revisando sus identificaciones.

Trump: “Sólo una muralla funcionará”

Trump señaló la formación de la caravana más nueva, reaccionando en Twitter.

 

“Una gran caravana nueva se dirige a nuestra frontera sur desde Honduras. Dile a Nancy (Pelosi) y Chuck (Schumer) que un dron volando no los detendrá. Sólo una muralla funcionará. Sólo un muro, o una barrera de acero, mantendrá a nuestro país a salvo! Dejen de jugar con la política y pongan fin al cierre”, dijo.

“Las encuestas ahora muestran que la gente está empezando a entender la Crisis Humanitaria y el Crimen en la Frontera. Los números están subiendo rápidamente, más del 50%. Los demócratas pronto serán conocidos como el Partido del Crimen. Es ridículo que no quieran seguridad fronteriza”, agregó poco después.

Trump y los demócratas están en un punto muerto en cuanto a la financiación de una muralla o muro de seguridad en la frontera sur de Estados Unidos; el presidente se niega a firmar los créditos que no incluyen los fondos para el muro fronterizo. Ha pedido 5700 millones de dólares. Los demócratas se han negado a aprobar cualquier financiación de este tipo, lo que ha llevado a un callejón sin salida que resultó en el cierre parcial del gobierno de mayor duración de la historia.

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kristjen Nielsen, también anunció que los funcionarios de Estados Unidos vigilarán de cerca la caravana.

 

“El DHS está siguiendo de cerca la nueva caravana que se dirige al norte. Para ser claros, la participación en una caravana no otorga a nadie un estatus especial ni asegura tratos especiales”, dijo.

Los miembros de las caravanas anteriores regresan a sus casas

El activista Bartolo Fuentes, abiertamente socialista, se atribuyó el mérito de las últimas caravanas, y acompañaba a la nueva. Afirmó que la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala incitó a la gente a partir hacia Estados Unidos.

Las últimas caravanas, cuatro en total, que en algunos casos estuvieron separadas por semanas, se unieron en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, con cerca de 6000 personas en su mejor momento. Las olas de migrantes devastaron el presupuesto de la ciudad, enfurecieron a algunos lugareños y, en última instancia, obligaron a los funcionarios a trasladar al grupo fuera de la frontera a un lugar más remoto.

Al final, muchos de los miembros se volvieron a casa después de encontrar que llegar a Estados Unidos era más difícil de lo que pensaban. En entrevistas con medios de comunicación, la mayoría de los integrantes de la caravana describieron situaciones en las que no reunían los requisitos para recibir asilo, como por ejemplo, salir de sus países debido a la pobreza. En las etapas finales del proceso de asilo, la mayoría de las solicitudes no son aprobadas.

 

Mira a continuación:

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS