Artículo publicado en periódico chino en Toronto y Nueva York apoya ley de seguridad de Hong Kong

Por Xinyu Chen
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

El Sing Tao Daily, un periódico en chino que circula en América del Norte y Europa, ha publicado un comentario de página entera en Toronto y Nueva York por el presidente del periódico en apoyo del plan de Beijing de aplicar la controvertida legislación de seguridad nacional en Hong Kong.

Titulado “Absolutamente necesario” y escrito por Ho Tsu-Kwok, el accionista mayoritario del periódico, el artículo repite las palabras del Partido Comunista Chino sobre la lucha del pueblo de Hong Kong por la democracia y la autonomía y apoya el impulso del régimen para promulgar la nueva ley de seguridad nacional.

“En el último año más o menos, algunas personas se han comprometido descaradamente con la independencia de Hong Kong … atacando ‘Un país, dos sistemas’ y desafiando el balance final del país. El gobierno central [de la República Popular China] ha llegado al final de su paciencia”, escribió Ho en el artículo, publicado el 22 de mayo.

También culpó a los países occidentales por incitar al pueblo de Hong Kong, incluso “los adolescentes menores de edad han sido engañados” y se han convertido en “matones” para subvertir al gobierno chino y participar en divisiones rebeldes, escribió.

“Si estos países no están conspirando para incitar a la subversión de la RPC, o a la rebelión, o a la división, ¿cuál es la razón para objetar la ley de seguridad de Hong Kong?” escribió, pasando a defender la aplicación de la legislación de seguridad.

El anuncio de Beijing el 21 de mayo de que aprobaría una ley de seguridad nacional para Hong Kong—pasando por alto la propia legislatura de la ciudad—ha atraído la condena internacional y ha reavivado las protestas masivas en la ciudad, con planes para más en las próximas semanas.

Apoyando los intereses de Beijing

El Sing Tao Daily, el segundo mayor periódico en lengua china de Hong Kong, es propiedad de Sing Tao News Corporation Limited, de la cual Ho Tsu Kwok es el presidente.

Ho es miembro del ala pro-Beijing de Hong Kong y mantiene buenas relaciones con el régimen chino.

Según un informe de la Institución Hoover de 2018 en el que se examina la influencia del Partido Comunista Chino (PCCh) en Estados Unidos, en 1998 Ho se convirtió en miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, que funciona como parte del Frente Unido, una organización encargada de difundir la influencia de Beijing en el extranjero.

“La cobertura de Sing Tao sobre China está claramente alineada ahora con la de los medios de comunicación estatales de Beijing. De hecho, en mayo de 2001, año en que compró Sing Tao, el propietario estableció una empresa conjunta con la Agencia de Noticias Xinhua para crear una empresa de servicios de información conocida como Xinhua online”, afirma el informe.

En 2003, junto con la empresa estatal Xinhua, que es la portavoz de del PCCh, y la Red de Información Económica de China, Ho lanzó la Beijing Xinhua Online Information Technology Co. Ltd. y comenzó a desarrollar empresas de medios de comunicación y de tecnología de la información en China continental.

A lo largo de los años, ha formado alianzas con Xinhua, People’s Daily (también de propiedad estatal), la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de China, el Grupo Fundador establecido por la Universidad de Pekín, el Grupo Sanlian y otros.

En 2003, cuando el PCCh trató de promulgar el artículo 23 en Hong Kong—lo que desencadenó protestas masivas por la preocupación de que limitara las libertades en la región autónoma— Sing Tao publicó comentarios durante dos días consecutivos en apoyo de la legislación.

Durante el Movimiento de los Paraguas de Hong Kong de 2014, Ho fingió desempeñar el papel de intermediario, por un lado elogiando a la policía por “ser muy comedida, su actuación profesional merece respeto”, y por otro lado persuadiendo a los estudiantes y a los ciudadanos para “luchar por la democracia de forma legal”.

Apple Daily informó el 30 de agosto de 2014 que Ho comentó en una entrevista sobre la propuesta de nominación civil exigida por los miembros del ala prodemocracia para la elección de jefe ejecutivo de Hong Kong en 2017, diciendo que no existe tal cosa como “nominación civil” en ningún sistema político del mundo y que temía que pudiera resultar en la nominación de un miembro del sindicato del crimen organizado de la Tríada para el puesto.

Su Gengzhe, un alto comentarista político de Hong Kong, dijo a The Epoch Times que en Toronto en 2014, un miembro del personal de Sing Tao le dijo que Ho una vez anunció a su equipo directivo que quien hiciera una declaración anticomunista estaría “tirando mi arroz” (es decir, “poniendo en peligro mi sustento”).

Durante las protestas contra la extradición en Hong Kong el año pasado, Ho publicó un artículo de página completa titulado “Espera y verás”, en el que criticaba a la jefa ejecutiva Carrie Lam por ser ineficaz para “detener la violencia y prevenir el caos”.

The Epoch Times contactó con Sing Tao por comentarios pero no recibió respuesta.

Comunidad canadiense de Hong Kong se preocupa

La ciudadana canadiense Wang Zhuoyan, que creció en Hong Kong, dijo que le preocupa que la autonomía de la ciudad sea dañada por la legislación de seguridad nacional porque el PCCh está pasando por alto el Consejo Legislativo de Hong Kong para establecer la ley, lo que es una violación directa de la “Declaración de la Unión Sino-Británica” y el principio de “Un país, dos sistemas”.

“Una vez que la ley sea implementada, la libertad de expresión, la libertad de publicación y la libertad de reunión estarán en peligro” dijo Wang a The Epoch Times. “Hemos visto gente con diferentes puntos de vista políticos que fueron castigados y perseguidos en China continental. Creo que eso sucederá en Hong Kong”.

Wang, que es la directora ejecutiva de Alliance Canada Hong Kong, dijo que el año pasado vio cómo muchos manifestantes de Hong Kong eran maltratados y atacados cuando eran detenidos por la policía. “Estamos sorprendidos”, dijo, que la fuerza policial de Hong Kong, una vez aclamada como una de las mejores fuerzas policiales de Asia, se haya hundido a tal nivel”.

“Cuando se aplique esta ley, tendremos que enfrentarnos no solo a la policía corrupta de Hong Kong, sino también a las personas enviadas por el PCCh”, dijo.

“Observando la tendencia de la violencia policial en Hong Kong en el último año, ha sido muy preocupante. Y no puedo imaginar lo mucho peor en que esta situación se convertirá”.

Los críticos temen que la ley de seguridad nacional, que prohíbe los actos de “secesión, subversión y actividades terroristas”, sea utilizada por Beijing para suprimir y perseguir las voces disidentes. Los activistas y legisladores locales en pro de la democracia señalan que las leyes de seguridad nacional se utilizan con frecuencia para perseguir y encarcelar a los disidentes en el continente.

La ley también abre la posibilidad de que los organismos de seguridad de Beijing establezcan operaciones en Hong Kong.

El exabogado chino Lai Jianping cree que el PCCh quiere reforzar su control de Hong Kong como parte de su esfuerzo por fortalecer su control de todo el mundo chino.

El régimen también teme que el espíritu de protesta de Hong Kong se extienda a China continental y que el pueblo de China continental aprenda de la ola de lucha de Hong Kong por la democracia y la libertad.

“Por lo tanto, debe conquistar Hong Kong lo antes posible”, dijo Lai.

El PCCh y los medios de comunicación chinos en el extranjero

Según un informe de 2001 de la Fundación Jamestown, Beijing utiliza cuatro tácticas principales para controlar los medios de comunicación chinos en Estados Unidos.

La primera es el intento de controlar directamente los medios de comunicación mediante la compra de la propiedad de periódicos, estaciones de televisión y estaciones de radio. La segunda es utilizar los vínculos económicos para influir en los medios de comunicación independientes que tienen relaciones comerciales con China. Sing Tao es un buen ejemplo. Esta influencia asegura que se evite el contenido “desfavorable”.

Tercero es la compra de tiempo de emisión y espacio publicitario por parte de Beijing, así como programación y contenidos gratuitos y listos para usar proporcionados por el régimen. Y el cuarto es el despliegue de personal del régimen para trabajar en medios independientes y lograr influencia desde dentro.

“Estas tácticas se han aplicado con mucho efecto en los medios de comunicación chinos tanto a nivel nacional como local en todo Estados Unidos”.

El informe también describió cómo los cuatro principales periódicos chinos en Estados Unidos estaban directa o indirectamente controlados por el PCCh. Se dice que el subdirector de la sede de Sing Tao en Norteamérica, en San Francisco, Larry Lee (Li Ge), es a su vez exeditor del People’s Daily, el portavoz del PCCh.

El año pasado, el intento del gobierno de Hong Kong de promulgar una legislación que permitiera la extradición a China continental dio lugar a varios meses de protestas en la ciudad. Ho publicó en Sing Tao 12 “crímenes” de la jefa ejecutiva Lam por su ineficacia para “detener la violencia” e instó a Lam a actuar de acuerdo con las instrucciones de Beijing.

“Aunque estemos en Canadá o en Australia o Europa, la mayoría de los medios de comunicación chinos están bajo la influencia del régimen comunista chino. Esta es una realidad muy triste”, dijo Sheng Xue, presidente de la Federación para una China Democrática.

El régimen de Beijing se ha infiltrado en las comunidades y redes chinas en Canadá, dijo Sheng, y los propietarios de negocios y otras personas temen represalias y la exclusión de la comunidad si se oponen al régimen.

“Si no estás siguiendo al régimen, entonces no estás con ellos”, dijo. “Para los medios de comunicación chinos, es muy difícil mantenerse neutral”.

En un documento de Anne-Marie Brady, becaria mundial del Wilson Center y profesora de la Universidad de Canterbury, se afirma que “las actividades de influencia extranjera de la República Popular China forman parte de una estrategia mundial”.

Brady dijo que la “estrategia de comunicación estratégica de China, global, multiplataforma, nacional e internacional, tiene como objetivo influir en las percepciones internacionales sobre China, dar forma a los debates internacionales sobre el gobierno chino, y fortalecer la gestión de la esfera pública en idioma chino en China, así como a nivel mundial”.

También señaló que los medios de comunicación extranjeros de China, como China Global Television Network, están “empleando más extranjeros para que las caras extranjeras expliquen las políticas del PCCh”.

El suplemento publicitario de los medios de comunicación estatales chinos “China Watch” se publica regularmente en los principales periódicos de América del Norte, y la Televisión Central de China, de propiedad estatal, domina los programas de cable en chino en Canadá y Estados Unidos.

El informe de la Institución Hoover declaró que junto con Sing Tao, el World Journal, Ming Pao, las redes sociales de comunicación como WeChat, y las escuelas de lengua china, así como las organizaciones respaldadas por los chinos, forman parte del Frente Unido.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:
The Epoch Times es atacado en Hong Kong

TE RECOMENDAMOS