Asesino de un agente de la Patrulla Fronteriza es condenado en EE.UU. a cadena perpetua

Por Anastasia Gubin
09 de Enero de 2020 Actualizado: 09 de Enero de 2020

Uno de los culpables del asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Brian Terry, de 40 años de edad, fue condenado el 8 de enero por un tribunal federal a cadena perpetua.

Mientras formaba parte de una banda armada, Heraclio Osorio-Arellanes, de 41 años, y su pandilla asesinaron al agente Terry mientras intentaban robar a unos contrabandistas que transportaban drogas desde México a Estados Unidos, de acuerdo a lo determinado por un jurado federal el 12 de febrero de 2019.

Ayer la corte emitió la sentencia de por vida en prisión a Osorio, de acuerdo al informe de los fiscales publicado por la Oficina del Fiscal General de EE.UU. en el Distrito Sur de California.

El fiscal del Distrito Sur de California, Robert Brewer, recordó a Brian Terry como un agente de la policía “desinteresado que estaba comprometido a proteger al pueblo de Estados Unidos”, destaca el documento.

“Estados Unidos ha buscado vigorosamente la justicia para la familia del agente Terry y para los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Una sentencia de cadena perpetua por el asesinato del agente Terry no puede eliminar el sufrimiento de su familia. Pero esperamos que esta sentencia le dé cierto grado de consuelo a la familia del agente Terry, sabiendo que los individuos responsables de su asesinato tendrán que rendir cuentas”, añadió.

Agentes de la Patrulla Fronteriza patrullan la frontera en Nogales, Arizona, el 29 de julio de 2019. La ciudad de Nogales, México, colinda con el muro fronterizo a la derecha. (CBP)

Según las pruebas presentadas en el juicio, la unidad de élite de la Patrulla Fronteriza del agente Terry, BORTAC, se encontraba en una zona rural al norte de Nogales, Arizona, con la información de interceptar a un “equipo de estafadores” armados que estaban robando a los narcotraficantes.

“El equipo de BORTAC observó a un grupo de cinco bandidos armados con rifles de asalto caminando por un lavadero. Los agentes del BORTAC anunciaron su presencia y los bandidos dispararon contra los agentes. Los agentes devolvieron el fuego·, señala el informe.

Terry murió por una bala disparada por uno de los bandidos que lo impactó en la parte baja de la espalda.

Fue golpeado en la pelvis por una bala de un AK-47 por lo que fue trasladado a un hospital donde sucumbió a la mañana siguiente, dice una página oficial creada en su memoria.

“Sus compañeros agentes proporcionaron primeros auxilios, pero el agente Terry fue herido de muerte”, dice el documento de justicia.

Osorio-Arellanes, quien también usaba el nombre de Jesús Lionel Sánchez Meza y Lionel Portillo-Meza, es uno de los siete acusados en el Distrito de Arizona por este asesinato. Fue detenido en 2017 por las autoridades mexicanas en Chihuahua, México, con base en una orden de arresto provisional de Estados Unidos y luego fue extraditado el 1 de agosto de 2018.

“La condena y la cadena perpetua de Heraclio Osorio-Arellanes es el resultado de los dedicados esfuerzos de la Oficina Federal de Investigación, incluyendo a la Agente Especial Michelle Terwilliger, quien ha manejado este caso desde diciembre de 2010”, dijo el fiscal Brewer.

También elogió a los fiscales del Distrito Sur de California, los abogados especiales Todd W. Robinson y David D. Leshner, por su dedicación para lograr la justicia en este caso.

Un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. detiene a extranjeros ilegales que acaban de cruzar el Río Grande desde México hasta Penitas, Texas, el 21 de marzo de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Otros acusados pertenecientes a la banda, Iván Soto-Barraza y Jesús Lionel Sánchez-Meza fueron arrestados en México y extraditados a Estados Unidos en 2014. Fueron declarados culpables por un jurado de asesinato en primer grado y otros delitos en diciembre de 2015 tras un juicio con jurado y fueron condenados a cadena perpetua.

A su vez están Manuel Osorio-Arellanes y Rosario Rafael Burboa-Alvarez, quienes se declararon culpables de asesinato en primer grado. Osorio-Arellanes fue condenado a 360 meses de prisión (40 años) y Burboa-Alvarez a 324 meses de prisión (27 años).

En cambio el acusado Rito Osorio-Arellanes se declaró culpable de conspiración y fue sentenciado a 96 meses de prisión.

Otro miembro de la banda, Jesús Favela-Astorga, fue arrestado por las autoridades mexicanas en noviembre de 2017 por una solicitud de arresto provisional de Estados Unidos pero está pendiente su extradición. También será juzgado por el asesinato del agente Terry .

***

Descubra

Agentes de la frontera dicen que ‘niños están siendo alquilados’ para cruzar

TE RECOMENDAMOS