Lo asfixiaban mientras dormía y descubrió al responsable cuando instaló una cámara de seguridad

Por Isabel Valencia - La Gran Época
28 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Julio de 2019

Cuando llega la noche, es el momento preciso para descansar y reponer las energías gastadas durante el día. Pero cuando no se puede dormir adecuadamente es algo que verdaderamente hace mella, entonces tratas de buscar por todas las formas el confort que tu cuerpo tanto necesita. Esto le sucedió a un joven que para investigar más a fondo la razón de su mal sueño todas las noches, encontró lo que no esperaba. 

Luis Navarro no podía dormir bien en las noches ya que por alguna razón tenía dificultades para respirar, así que decidió instalar una cámara de seguridad con visión nocturna en su habitación. Cuando vio las imágenes se quedó muy sorprendido al hallar al causante de todo su cansancio.

Para su sorpresa, era su gato quien cada noche se acostaba sobre su cara, imposibilitándole respirar. En las imágenes se puede observar a su propio felino quitándole toda posibilidad de capturar aire del ambiente, lo que por supuesto hacía que no pueda dormir adecuadamente.

El nativo de Texas publicó las imágenes en su cuenta de Twitter con el mensaje “No podía respirar cuando dormía e instalé una cámara oculta”. Inmediatamente el tuit tuvo muchas reacciones entre los usuarios de esta red virtual, algunos de ellos incluso compartieron historias similares. Actualmente su publicación tiene un millón y medio de “me gusta” y ha sido compartido más de 400 mil veces.

Entre los usuarios que compartieron sus historias, se encuentra la de Jamie que relató que su gato solía hacerle lo mismo. “Solo lo descubrí porque cuando me desperté de mi sueño recurrente de asfixiarme, el gordo bastardo estaba tendido en mi cara”.

Además de todos los comentarios sobre historias similares con gatos, los usuarios compartieron fotografías casi bajo las mismas circunstancias no solo con gatos, si no también con perros y hasta caballos.

Lo cierto es que hay animales que se vuelven tan apegados a las personas, que parecen literalmente inseparables. En especial los gatos son animales que aunque muy independientes, siempre tratan de buscar algún contacto físico con sus propietarios. Al ser nocturnos, sus amos frecuentemente están dormidos cuando precisamente ellos están más activos, así que ellos disfrutan acostarse encima de su dueño.

¿Pero por qué buscan la cara? El sitio Cuteness afirma que entre las posibles causas para este comportamiento incluyen la búsqueda de calidez, seguridad, marcas, ansiedad por separación y reafirmación del estatus de gato superior en un hogar con varios gatos.

Otro punto importante que señalan, es que probablemente tenga este comportamiento porque olvidaste hacer algo que el gato necesita. ¿Fallaste en dejarlo salir durante el día? ¿Dejaste su cuenco de agua casi vacío u olvidaste dejar algunos bocadillos de medianoche? ¿La caja más pequeña necesita limpieza? En estos casos, el gato estaría buscando llamar tu atención porque necesita que te ocupes de algo y a veces la cama es el único lugar donde no pareces estar tan ocupado.

Así que ya sabes, si pasan cosas raras por las noches, tu gato puede estar haciendo de las suyas.

¿Tienes alguna experiencia similar?

¡Mira qué graciosos son estos gatos!

TE RECOMENDAMOS