Así es como los probióticos pueden mejorar su salud intestinal

Por LISA RICHARDS, LA DIETA DE CANDIDA
23 de Enero de 2020 10:12 PM Actualizado: 23 de Enero de 2020 10:13 PM

Para entender los probióticos, es importante entender primero lo que hay en tu intestino.

Su tracto gastrointestinal está revestido con una vasta comunidad de microorganismos conocidos como “flora intestinal”, “microbioma” o simplemente “bacteria intestinal”. En los humanos, hay una mayor cantidad de bacterias en el microbioma intestinal que en cualquier otro lugar del cuerpo.

La flora intestinal se establece poco después de que nacemos y cambia a medida que crecemos y nos desarrollamos. La salud de nuestra flora intestinal depende en gran medida de nuestra dieta, así como de una serie de otros factores, como el estilo de vida, la genética, los medicamentos, las condiciones de salud e incluso factores psicológicos.

El cuerpo humano promedio contiene alrededor de 3.5 libras de estas bacterias probióticas.

¿Qué son los probióticos?

A menudo pensamos que las bacterias son malas, pero ese no es el caso con los probióticos. La palabra ‘probiótico’ proviene de la palabra griega pro, que significa “promover”, mientras que biótico significa “vida”. La definición científica de probiótico es “microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del huésped”. En pocas palabras, eso solo significa que los probióticos son buenos para usted.

Su intestino está lleno de cientos de billones de bacterias “buenas” que trabajan para mantenerlo a usted y a su cuerpo saludables. Por supuesto, con lo bueno siempre hay algo malo, lo que significa que las bacterias malas también viven en el intestino. El trabajo de las bacterias buenas es mantener las bacterias malas bajo control. Ahí es donde entran los probióticos.

Los probióticos son tipos especiales de bacterias y levaduras que apoyan a las otras bacterias buenas. Lo hacen de varias maneras.

¿Qué hacen los probióticos?

Mantiene un equilibrio saludable

Nuestra salud se reduce al equilibrio de bacterias buenas y malas en nuestro intestino. Disbiosis es el término utilizado para referirse a un desequilibrio de esta bacteria, es decir, más bacterias malas que buenas. La disbiosis puede ocurrir debido a una enfermedad, una dieta pobre, ciertas condiciones de salud o incluso la edad y la genética.

Se ha demostrado que suplementar con probióticos o comer alimentos fermentados reduce la cantidad de bacterias malas en el intestino. No solo eso, los probióticos apoyan el crecimiento y la proliferación de bacterias beneficiosas, ayudando a devolver el intestino a un equilibrio saludable.

Los probióticos son tipos especiales de bacterias y levaduras que apoyan a las otras bacterias buenas. (silviarita/Pixabay)

Ayuda a la digestión

Los probióticos ayudan al cuerpo a descomponer los alimentos que consume. Hacen esto usando un proceso especial llamado fermentación. Cuando la comida pasa a través del intestino delgado hacia el colon, los probióticos trabajan con enzimas digestivas en el intestino para ayudar a su cuerpo a descomponer la materia alimenticia y absorber los nutrientes que contiene. Sin esta ayuda, la digestión puede ralentizarse o deteriorarse, lo que da como resultado que los alimentos pasen por el cuerpo sin proporcionarle los beneficios que su cuerpo requiere de ellos.

Apoya el sistema inmune

¿Sabía que alrededor del 70 por ciento de su tejido inmune está en el intestino? Son las bacterias buenas en el intestino las que luchan contra los patógenos invasores y otros invasores dañinos y luego permiten que sean eliminados. Las infecciones, las enfermedades e incluso las enfermedades autoinmunes están relacionadas con la incapacidad de las bacterias intestinales para hacer su trabajo correctamente.

Mantiene la integridad del intestino

El revestimiento del intestino es naturalmente permeable, ya que así es como los nutrientes pasan de los alimentos al torrente sanguíneo. Las bacterias que recubren la pared del intestino actúan como barrera para evitar que sustancias nocivas como antígenos, toxinas y otros invasores ingresen al torrente sanguíneo. También actúan como un filtro para ayudar a la absorción de nutrientes, electrolitos, agua y otras sustancias beneficiosas de los intestinos.

¿Cuándo debe tomar probióticos?

Cuando las bacterias intestinales están desequilibradas, experimentará una serie de síntomas desagradables de disbiosis, como:

  • Gas, distensión abdominal, indigestión.
  • Diarrea o estreñimiento
  • Síndrome del intestino irritable
  • Infecciones frecuentes
  • Sentirse cansado o letárgico
  • Articulaciones adoloridas
  • Dolores de cabeza
  • Alergias o intolerancias alimentarias
  • Bajo estado de ánimo, irritabilidad o depresión.
  • Antojos constantes de comida

¿Dónde se pueden obtener los probióticos?

La mejor manera de incorporar los probióticos a su dieta es a través de alimentos o suplementos.

Puedes usar yogurt natural en la mezcla, pero si tienes la piel grasa, lo mejor es que lo sustituyas con un poco de leche. (Pixabay)
Apoye sus bacterias intestinales con probióticos y obtendrá los beneficios de una mejor digestión, un sistema inmunitario más fuerte y una mente más clara. (Pixabay)

Comidas fermentadas

Cuando las bacterias lactobacillus fermentan, las verduras se convierten en una fuente de bacterias y enzimas beneficiosas. El proceso de cultivo produce microbios beneficiosos que ayudan a equilibrar la flora intestinal y, por lo tanto, la inmunidad general. Esto ayuda con la producción de serotonina, que es esencial para un estado de ánimo saludable. Chucrut, kéfir, yogur y kombucha son alimentos que han sido cultivados o fermentados para permitir que crezcan dentro de ellos ricas bacterias probióticas.

Suplementos Probióticos

Estas son a menudo la forma más fácil de obtener una cantidad alta de probióticos. Los suplementos incluyen bacterias liofilizadas en polvo, cápsulas o tabletas. Elija un probiótico con una gran cantidad de bacterias “vivas” garantizadas para tener un efecto terapéutico. Sus mejores opciones son las que contienen al menos 10 millones de bacterias y tienen múltiples cepas de especies de bacterias. Además, busque una marca que use tabletas de liberación prolongada para que esas bacterias pasen de manera segura el ácido de su estómago.

Equilibrio con probióticos, mantenimiento con prebióticos

Todo su cuerpo depende de la salud de su intestino, por lo que tiene sentido mantenerlo en equilibrio. Apoye sus bacterias intestinales con probióticos y obtendrá los beneficios de una mejor digestión, un sistema inmunitario más fuerte y una mente más clara.

Mantener esas bacterias probióticas prosperando requiere algo de comida. Los prebióticos son compuestos en los alimentos que alimentan estos microorganismos beneficiosos. La raíz de achicoria, las hojas de diente de león, la alcachofa de Jerusalén, el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, los plátanos, la cebada, la avena y las manzanas son alimentos ricos en prebióticos, así que cómalos.

Lisa Richards es una nutricionista y la creadora de la dieta Candida. Ha aparecido en Today, la revista Women’s Health, Reader’s Digest y Shape, entre otros. A través de su sitio web, theCandidaDiet.com, explica los beneficios de una dieta antiinflamatoria baja en azúcar.

*****

Puede interesarle:

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.