Asombrosa lluvia de meteoros Eta Acuáridas surcará intensamente los cielos del planeta esta semana 

Por Sebastian Puerta
05 de Mayo de 2020
Actualizado: 05 de Mayo de 2020

La lluvia de eta acuáridas, uno de los cúmulos de meteoritos que dejó el cometa Halley por su paso cerca de la tierra, se podrá ver nuevamente durante esta semana en la cúpula celeste; no obstante, la luna llena creará algunos retos para divisar la lluvia de estrellas que produce tal cúmulo con claridad. 

Entre el 19 de abril y el 28 de mayo de cada año los meteoros de Eta Acuáridas se convierten en un espectacular tramo de estrellas fugaces, según el portal space.com.

El pico máximo de la lluvia se verá esta semana, entre el 6 y 7 de mayo, aunque el año anterior las condiciones del ciclo lunar permitieron poca luminosidad en la atmósfera y una buena vista de la lluvia estelar, este año, el 7 de mayo precisamente, será luna llena lo cual limita las posibilidades de ver el espectáculo en el cielo nocturno, pero si ella todavía está por debajo del horizonte en la madrugada podrá ver los centelleos de los meteoritos con mayor esplendor.

La lluvia de las Eta Acuáridas tiene una actividad de entre 40 y 85 meteoritos por hora y los meteoritos que rozan la atmósfera alcanzan una increíble velocidad de 66 kilómetros por segundo (41 millas por segundo) aproximadamente, de acuerdo al portal de astronomía del Instituto Geográfico Nacional de España (IGN).

Las eta acuáridas en esencia son partículas del tamaño de un grano de arena que proceden de los desechos del famoso cometa Halley, según la Asociación Astronómica de España (AAE).

Aunque las fugaces apariciones de los meteoritos pueden cubrir casi todo el cielo, la lluvia aparece especialmente en un punto en el espacio que se ubica en la constelación de acuario. A este punto se le denomina “radiante” y la constelación de donde aparentan surgir las estrellas fugaces ha sido usada para dar nombre al fenómeno anual, acuáridas, informa el IGN.

Un meteorito Perseida atraviesa el cielo sobre el Radio Telescopio, Lovell, en el Banco Jodrell, el 13 de agosto de 2013 en Holmes Chapel, Reino Unido. (Christopher Furlong/Getty Images)

La fuente de origen real de las Eta acuáridas, el cometa Halley, pasó por última vez cerca de nuestro planeta en el año 1986, según la AAE y gracias a las previsiones de astrónomos y de otros expertos la sonda europea “Giotto” y la sonda soviética “Vega” pudieron tomar fotografías del cometa en el espacio. 

Una experiencia no tan agradable con respecto al paso de Halley se produjo 76 años antes, en 1910. En ese año el cometa pasó tan cerca a la tierra que su cola rozó la atmósfera de nuestro planeta. 

El cometa Halley fotografiado por la sonda soviética “Vega” en 1986. (Liaison)

El evento causó pánico entre los espectadores, algunas personas pensando que era el fin del mundo se suicidaron. Otras personas que sabían la composición de la cola, en donde hay un gas venenoso llamado cianógeno, aprovecharon la situación para vender máscaras ‘anticometa’, sin embargo, el peligroso gas se desintegró al tocar la atmósfera y no causó ningún daño en la población. 

Si bien las eta acuáridas son una maravilla que dejó el paso del cometa, no fue la única lluvia de estrellas que surgió por su recorrido cercano a la Tierra. Las Oriónidas, que se pueden ver en fechas cercanas al 21 de octubre, son otra lluvia de estrellas que provino del cometa descubierto en 1705 por Edmund Halley. 

Para ver la lluvia de las acuáridas necesita encontrar un lugar apartado de la ciudad, donde no haya mucha luz artificial, cuando esté en el sitio los ojos pueden tardar entre 15 y 20 minutos en adaptarse a la oscuridad, pero después notará como su perspectiva del cielo nocturno es mucho mejor. Un mapa interactivo también puede ser de gran ayuda y lo puede encontrar en timeanddate.com.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La falsa felicidad del comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS