Asteroide Bennu podría chocar con la Tierra: la NASA explica por qué envió su sonda espacial

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
22 de Agosto de 2018 Actualizado: 22 de Agosto de 2018

Existe el riego que el asteroide Bennu, también conocido como 1999 RQ36, pueda caer a la Tierra, dijo la agencia espacial de Estados Unidos.

Bennu podría pasar más cerca de la Tierra que la Luna en 2135, y posiblemente aún más cerca entre 2175 y 2195”, comunicó la NASA el 20 de agosto.

La probabilidad de que choque con la Tierra es pequeña, pero es posible.

La NASA dice que por esta causa y otras nueve razones más, lanzó el 8 de septiembre de 2016 la nave espacial OSIRIS-REx para investigarlo de cerca. Ahora la sonda se prepara para su máximo acercamiento.

Ilustración de la nave espacial Origins, Interpretación espectral, Identificación de recursos, Explorador de seguridad-Regolith (OSIRIS-REx) de la NASA en el asteroide Bennu. (NASA)

“Aunque es poco probable que Bennu llegue a la Tierra en ese momento, nuestros descendientes podrán usar los datos de OSIRIS-REx para determinar la mejor manera de desviar cualquier asteroide amenazador que se encuentre”.

Existe el riego que el asteroide Bennu, también conocido como 1999 RQ36, pueda caer a la Tierra. (NASA)

OSIRIS-REx comenzó a estudiar Bennu la semana pasada por primera vez y ahora se está preparando para realizar las maniobras de aproximación necesarias para reunirse con el asteroide el 3 de diciembre y embarcarse a una investigación que durará 2 años.

Deberá mapear su terreno y encontrar un sitio seguro con minerales interesantes desde el cual recolectar una muestra en julio de 2020.

Ilustración de la nave espacial Origins, Interpretación espectral, Identificación de recursos, Explorador de seguridad-Regolith (OSIRIS-REx) de la NASA en el asteroide Bennu. (NASA)

La NASA anunció una teleconferencia de medios a las 2 p.m. Hora EDT, del viernes 24 de agosto, para informar sobre el asteroide y la misión.

Recogerá al menos 60 gramos (equivalentes a unos 30 bolsitas de azúcar) de tierra y rocas, hasta un máximo de 2.000 gramos.

“Sería la muestra más grande reunida por mucho tiempo de un objeto espacial desde los aterrizajes del Apollo Moon. La nave espacial empacará la muestra en una cápsula y viajará de regreso a la Tierra, dejando caer la cápsula al desierto del oeste de Utah en 2023, donde los científicos estarán esperando para recogerla”.

Cápsula con las muestras de Bennu. (Ilustración de NASA)

Bennu es solo uno de los 780.000 asteroides conocidos en nuestro Sistema Solar que representa interés, y no es solo porque pueden causar daño a la Tierra, sino por sus valiosos recursos para los futuros viajes espaciales.

Estas son las 10 razones que da la NASA para su estudio.

Está muy cerca de la Tierra

A diferencia de la mayoría de los otros asteroides que rodean al Sol en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, la órbita de Bennu está muy próxima a la de la Tierra, incluso cruzando la misma cada 6 años.

Existe el riego que el asteroide Bennu, también conocido como 1999 RQ36, pueda caer a la Tierra. (NASA)

Tamaño

El tamaño de Bennu de 492 metros lo hace accesible pues gira más lento que otros asteroides más pequeños. Además es rico en regolito, un material químico de interés comercial. Gira una vez cada 4.3 horas, mientras que otros lo hacen a menudo muy rápido, hasta algunas revoluciones por minuto.

Fragmento de Hypatía, la misteriosa piedra interestelar que resultó ser más antigua del Sistema Solar. (Karmaka.de)

Viejo

Algunos de los fragmentos minerales dentro de Bennu podrían ser más antiguos que el Sistema Solar, arrojando información valiosa de nuestros orígenes.

Está bien conservado

Bennu, por otro lado, es una cápsula del tiempo del Sistema Solar primitivo, que se ha conservado en el vacío del espacio, aunque es posible que sea el resultado del rompimiento de un asteroide más grande que se fragmentó en el cinturón de asteroides hace unos 1 o 2 mil millones de años, y de ahí se acercó a la Tierra.

Puede contener pistas sobre el origen de la vida

Se cree que Bennu es rico en moléculas orgánicas, que están hechas de cadenas de carbono unidas con átomos de oxígeno e hidrógeno.

Contiene materiales valiosos comercialmnete

“Los asteroides son ricos en recursos naturales, como hierro y aluminio, y metales preciosos como el platino. Por esta razón algunas compañías e incluso países, están construyendo tecnologías que algún día nos permitirán extraer esos materiales”, dice la NASA.

Composición de asteroides. (NASA)

“Si los humanos pueden aprender cómo extraer el hidrógeno y el oxígeno abundantes del agua encerrada en los minerales de un asteroide, podrían generar combustible para cohetes. Por lo tanto, los asteroides podrían servir algún día como estaciones de combustible para misiones robóticas o humanas a Marte y más allá. Aprender a maniobrar alrededor de un objeto como Bennu, y sobre sus propiedades químicas y físicas, ayudará a los futuros prospectores”.

Muestras para los descendientes

Las muestras de Bennu regresarán a la Tierra el 24 de septiembre de 2023. Los científicos de OSIRIS-REX estudiarán una cuarta parte del regolito.

“El resto estará disponible para científicos de todo el mundo, y también se guardará para aquellos que aún no nacieron, utilizando técnicas aún no inventadas para responder preguntas aún no formuladas”.

Conocer otros asteroides y misteriosa fuerza

La NASA advierte que Bennu ayudará a comprender mejor a otros asteroides y una peculiar fuerza solar que los atrae. Comprender esa fuerza puede ayudar a encontrar un método para desviarlos.

“Los astrónomos han calculado que la órbita de Bennu se ha desplazado unos 280 metros (0.18 millas) por año hacia el Sol desde que fue descubierto”.

Imagen de un artista muestra el primer asteroide interestelar Oumuamua. Este objeto único fue descubierto el 19 de octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS 1 en Hawaii. (Observatorio Europeo Austral/M. Kornmesser)

Mantener los asteroides a raya

Los científicos de la NASA dicen que quieren asegurarse que pueden predecir si este y otros asteroides son un peligro y si es necesario “desviarlos”.

Comprendiendo la razón de su acercamiento quizás puedan usar esta información en beneficio y con ello “ desviar cualquier asteroide amenazador que se encuentre”.

(NASA)

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS